Aborto: qué dice el nuevo proyecto

Compartir

El pañuelazo de hoy será internacional y el año electoral se tiñe de verde. Un nuevo texto de ley de 20 artículos que plantea algunas modificaciones sobre el anterior se presenta en Diputados. Establece un sistema mixto de plazos y causales: más allá de las 14 semanas de gestación, el derecho a acceder a la Interrupción Legal del Embarazo se rige en caso de violación o riesgo de vida o salud integral (entendida como el estado de completo bienestar físico, mental). El nuevo texto, además, incorpora la definición de «persona gestante», las «aseorías», la garantía de respeto a la diversidad cultural y elimina el concepto de «graves malformaciones fetales».

Fotos: Joaquín Salguero

La primera vez que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo fue un 28 de mayo de 2007. Algunas fotos quedaron como registro de esa jornada que marcó la línea de tiempo de hitos feministas. En una de esas imágenes se la ve a Dora Coledesky, una de las pioneras históricas, con una boina azul, a Martha Rosenberg que sostiene el texto en sus manos, a las socialistas Silvia Augsburger y María Elena Barbagelata, a las referentes sindicales Estela Díaz y Cira Candia, a las integrantes de la Campaña Cecilia Lipszyc y Nina Brugo. Marta Alanis, de Católicas por el Derecho a Decidir, asoma por detrás de las que están paradas al frente, entre otras. Tres diputadas, por entonces oficialistas, estuvieron presentes: Graciela Rosso, Juliana Di Tullio y Juliana Marino. Llevaron cajas y cajas de cartón con las miles de firmas de apoyo. Algunas de ellas llevan pañuelos verdes. Todavía la marea no era la multitud que logró acumularse en las puertas del Congreso durante las épicas jornadas de 2018 cuando el debate logró llegar a las dos cámaras y que hoy regresa a tomar las calles.

En el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, el Congreso volverá a ser verde porque se presentará por octava vez la iniciativa de la Campaña para despenalizar y legalizar el aborto en un año marcado por las elecciones presidenciales. La presentación formal será con una conferencia de prensa a las 17.30 h en el Anexo de la Cámara de Diputados y Diputadas, acompañada de movilizaciones simultáneas en todo el país. No es una fecha casual: además del aniversario de aquella primera presentación y una fecha del calendario feminista, la Campaña cumple 14 años.

La acción federal que enmarcará esta jornada se llama “Las calles al Congreso y el Congreso a las calles” y comenzará a las 15.30 horas en los alrededores del palacio legislativo con conversatorios y actividades en tres carpas bautizadas Dora Coledesky, Ana María Acevedo y Lohana Berkins. A las 17.30 hs habrá pañuelazos  que se replicarán en todo el país y en distintos puntos del mundo.

Las primeras quince firmas de la iniciativa son de un amplio arco de diputadas y diputados: Victoria Donda, Brenda Austín, Mónica Macha, Romina del Pla, Cecilia Moreau, Carla Carrizo, Daniel Lipovetzki, Araceli Ferreyra, Monica Schlotthauer, Nicolás del Caño, Carolina Moises, Daniel Filmus, Mayra Mendoza, Silvia Lospennato y Hugo Yaski. Al cierre de esta nota desde la Campaña continuaban recolectando firmas de apoyo al proyecto.

El año pasado lograron un récord histórico: 71 avales. El Frente para la Victoria (FpV) fue el bloque que más rúbricas aportó: un total de 38. El oficialismo sumó 22 avales y el Frente de Izquierda (FIT) fue el único bloque que firmó de manera unánime

La iniciativa llega al Congreso después de un largo proceso de discusión que culminó entre el 16 y 17 de marzo de este año cuando la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se reunió en las instalaciones de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba para definir el articulado.

Desde distintos puntos del país, viajaron 190 activistas en representación de 19 regionales integrantes de la Campaña, junto con la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, la Red de Docentes por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, Socorristas en Red-Feministas que Abortamos y la Colectiva de Disidencias Sexogeneropolíticas con quienes se acordó el texto.

El proyecto

Se trata de un nuevo texto que, en 20 artículos, plantea algunas modificaciones en relación al anterior que consiguió media sanción. Establece un sistema mixto de plazos y causales. Más allá del plazo de las 14 semanas de gestación, las mujeres y personas con capacidad de gestar tendrán derecho a acceder a la interrupción legal del embarazo (ILE) en caso de violación o si corre riesgo su vida o su salud integral, esta última entendida como el estado de completo bienestar físico, mental y social (como la define la Organización Mundial de la Salud).

La iniciativa despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) hasta la semana 14 y más allá de ese plazo, cuando corre riesgo la vida o la salud de la mujer y en casos de violación. En estos casos, se debe garantizar en el sistema de salud, público, privado y de obras sociales. Las prestaciones deberán estar incluidas en el Plan Médico Obligatorio. La práctica debe garantizarse dentro de los cinco días de requerida.

La causal «graves malformaciones fetales», que estaba presente en la última propuesta presentada por la Campaña, fue eliminada a raíz de los cuestionamientos de organizaciones que trabajan sobre derechos de las personas con discapacidad.

El nuevo texto incorpora la definición de «persona gestante»“otras identidades con capacidad de gestar” . Y recoge una propuesta de la media sanción votada en 2018, en su artículo 7, suma la idea de «asesorías», para las personas que pidan al momento de reclamar un aborto un espacio de información objetiva y precisa sobre la práctica.

La propuesta hace foco en el acceso a la información y la dimensión intercultural. En el caso de que la mujer o persona gestante que quiere abortar hablara una lengua diferente, se deberá garantizar la presencia de intérprete con el fin de asegurar una comunicación efectiva en un marco de respeto por la interculturalidad.

La iniciativa no dice nada en relación a la objeción de conciencia ya que considera esta práctica de salud como un derecho, cuyo ejercicio no puede negarse ni vulnerarse por creencias religiosas, valores personales o morales. En relación a las personas menores de edad, si tiene menos de 13 años de edad, establece que se les deberá exigir su consentimiento informado con la asistencia de al menos uno o una de sus progenitores o representante legal, si necesita un aborto. En los casos, de adolescentes de entre 13 y 16, se presume que tiene la madurez suficiente para dar el consentimiento requerido. Pero la propuesta de la Campaña agrega que cuando esté en riesgo la integridad o la vida, por una condición preexistente, deberá acompañar el consentimiento al menos uno de sus progenitores.

También resalta, en uno de los artículos, la importancia de la Educación Sexual Integral, destacando la responsabilidad de los gobiernos nacional, provinciales y municipales, para aplicarla y fortalecerla.

Durante 2018 el país quedó al borde de la ley cuando por primera vez en la historia de la democracia consiguió debatir en las dos cámaras una propuesta legislativa construida desde la ciudadanía. En junio se logró la media sanción del proyecto pero en agosto no pasó el bloqueo del Senado. Los argumentos esgrimidos en defensa de esta iniciativa ciudadana durante el debate del año pasado evidenciaron que se trata de un tema de salud pública, de derechos humanos y de justicia social que se complejiza en un contexto de crisis económica. En 2014, la caja de 16 comprimidos de Oxaprost formaba parte de Precios Cuidados, con un precio sugerido de $452, el equivalente a 56 dólares. Hoy esa misma caja cuesta $5875,97.

Comentarios

Comentarios

María Florencia Alcaraz

María Florencia Alcaraz

Es integrante del colectivo Ni Una Menos. Aborda temas como violencia institucional y violencia de género. Además de escribir en este portal, publica en Anfibia, El Destape y es cofundadora de Latfem, un medio de comunicación feminista.

Hacé tu anotación Sin anotaciones