Con dictamen de mayoría el aborto se trata el 29 en el Senado

Compartir

A diferencia de 2018, esta vez el proyecto aprobado por Diputados para la interrupción voluntaria, segura y oportuna del embarazo obtuvo dictamente de mayoría entre los senadores. Después de cuatro días de discusión en el plenario de comisiones se consiguió que pase a votación antes de año nuevo. Cómo están los números para tener un fin de año verde. 

Foto Julieta Ferrario
Foto Luciano Ingaramo – Senado.gob.ar

Después de cuatro días de discusión en el plenario de comisiones en la Cámara alta, la iniciativa reunió las firmas necesarias para su debate en el recinto el próximo 29 de diciembre. A diferencia de 2018, esta vez el dictamen se aprobaría por mayoría.

Al finalizar la audiencia, el dictamen fue enviado a los senadores de las tres comisiones y como la firma fue de forma digital el trámite demoró varias horas y hasta hubo que enviarlo a algunos Senadores para que lo firmen de forma física. Obtuvo 23 firmas a favor, dos de ellas con disidencias, las de los senadores Ernesto Martínez (Cambiemos) y de Edgardo Kueider (Frente de Todos).

La propuesta de legalización del aborto había sido rechazada en el Senado en 2018, por 38 votos en contra a 31 a favor. En aquel momento no se habían logrado tener las adhesiones necesarias para emitir un dictamen de mayoría, de modo que quienes están a favor del proyecto consideraron que ahora obtenerlo es un importante respaldo para el debate en la Cámara alta.

Despenalizar para dejar de criminalizar a las mujeres

Último día de exposiciones

El proyecto de ley empezó a tratarse el lunes en Senadores, tres días después de la histórica media sanción en Diputados. Ese mismo día, cuando ingresó, la presidenta de la Cámara alta, Cristina Fernández de Kirchner, lo giró a las tres comisiones. A partir del martes los senadores escucharon a los 56 expositores, 28 a favor y 28 en contra de la legalización, entre los que había médicos, legistas, científicos, religiosos y activistas. Fueron jornadas similares a las ocurridas en Diputados, e inclusive se repitieron algunos de los 76 oradores que pasaron por allí a principio de este mes.

Una de las intervenciones que más repercusiones tuvo este jueves fue la de la periodista y abogada Ana Correa, quien escribió el libro “Somos Belén”, sobre la joven tucumana que estuvo presa tres años por un aborto espontáneo. Correa enumeró casos de mujeres muertas por abortos clandestinos y alertó sobre la criminalización de quienes se los efectúan.

“Vine a hablar de injusticia, de tortura, de violación de los derechos humanos.  Cuando se debatió un proyecto similar en el 2018, sentí, como tantas otras mujeres, mucha impotencia. Porque en el recinto del Senado se faltó a la verdad. Se dijo que no había mujeres presas por aborto, cuando todos sabían lo de Belén. Por eso decidí escribir un libro para contar esa historia. Sabemos que hay muchos otros casos como el de Belén. Ya no se va a poder usar ese argumento», afirmó.

También recordó la historia de Patricia Solorza, «que en agosto del año pasado murió después de sufrir un shock séptico, esposada a una cama de un hospital de la provincia de Buenos Aires». Minutos más tarde, reprodujo un un audio de Belén para que escuchen los senadores. Fue interrumpido por el senador del Frente de Todos José Mayans, en contra del proyecto, quien criticó a Durango por ser “imparcial” y dejar que Correa se extendiera en su tiempo para disertar.

Entre quienes hablaron a favor en el último día de exposiciones estuvo también Dorothy Estrada Tanck, profesora de Derecho Internacional Público y miembro del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Discriminación contra Mujeres y Niñas del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.  La académica rescató al proyecto por “favorecer los derechos de libertad y autonomía reproductiva de la mujer” y  apuntó que el acceso seguro y de forma legal al aborto  “es conforme a la propia convención de los derechos de los niños y niñas”.

Por su parte, Mario Sebastiani, médico obstetra que ya había expuesto en Diputados y en 2018, afirmó que los senadores son responsables de decidir “si la mujer va a la clandestinidad o si va a la salud pública y a la dignidad” y recordó que “a quien le ha ido peor es a aquella mujer que trató de tener un aborto, no lo logró y tuvo embarazo forzoso”. Sostuvo que el aborto “es 14 veces menos peligrosos que un embarazo”.

Los jefes de la AFI de Macri procesados por espionaje político ilegal

Entre  los oradores que rechazaron el proyecto estuvo el ex ministro de Justicia, Rodolfo Barra, armador menemista de la justicia adicta en los ´´ ´90. En su discurso consideró que legalizar el aborto es una «acción de mortandad serial» y aseguró que desde la concepción hay vida humana. «Técnicamente, la legalización del aborto no es un genocidio, pero sí es una acción de mortandad serial», sostuvo el ex juez de la Corte Suprema, donde comandaba la «mayoría automática» que validó los mayores negociados del gobierno de Carlos Menem.

En tanto, Pila Vazquez Calva, abogada penalista de México, opinó que «si se busca preservar la salud mental de la mujer el aborto no es el camino correcto», mientras que el ex senador Eduardo Menem consideró que el proyecto «es totalmente inconstitucional porque rompe la armonía que debe existir en un sistema jurídico y trata de establecer que la vida comienza en la semana 12 cuando el Código Civil mantiene que es a partir de la concepción».

¿Qué dice el proyecto de ley  IVE?

El proyecto, que llegó esta semana al Senado tras la media sanción en Diputados el pasado viernes, es la sintesis del presentado por el ejecutivo en noviembre, el de la Campaña Nacional por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, presentado por octava vez en 28 mayo de 2019, y el de la diputada Araceli Ferreyra, de 2019. Se incorporaron además algunas modificaciones de último momento en Diputados que surgieron para garantizar acuerdos en el Senado.

La iniciativa busca la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación excepto que se trate de un embarazo producto de una violación o corra peligro la vida  la persona como contempla el Código Penal desde 1921.Deberá garantizarse en un plazo de 10 días en el sistema de salud público y privado. Se incluirá el procedimiento y el cuidado postaborto en el Plan Médico Obligatorio de las Obras Sociales.

En los casos de las menores de 16 que decidan abortar, se solicitará su consentimiento y que estén acompañadas por un familiar o referente afectivo. 

La objeción de conciencia individual es permitida y en caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo, deberá derivar a la paciente a una que cuente con médicos que se lo practiquen. 

Otro punto fundamental es que considera responsabilidad de todos los niveles del Estado implementar la Ley de Educación Sexual Integral con el fin de promover y fortalecer  la salud sexual y reproductiva de toda la población, y la capacitación sobre perspectiva de género y diversidad sexual.

De cara a la votación

Terminadas las audiencias y pese a haber salido un dictamen de mayoría a favor del tratamiento de la ley, aún hoy hay varios senadores que no revelaron públicamente cuál será su voto el próximo 29. Una de ellas, la rionegrina Silvina Larraburu, quien hace dos años votó en contra y los “celestes” ya la consideran a favor de la ley. 

La senadora chubutenese del oficialismo Nancy González dijo que está convencida de que «esta vez» el proyecto «será ley» para evitar las muertes de mujeres por abortos clandestinos en Argentina.

En cambio, los senadores que se oponen a la iniciativa lamentaron hoy el tratamiento de la iniciativa por considerar que «había temas más importantes para debatir como la pobreza y la pandemia de coronavirus».

Por su parte, el presidente de la comisión de Justicia, el senador del Frente de Todos Oscar Parrilli, declaró que «no se trata de tener consenso en todo y de que no haya diferencias» ya que «la democracia significa que se resuelvan esas diferencias a través del voto”. El radical Mario Fiad, quien encabeza la comisión de Saludo, dijo que «más allá del tratamiento en sí, queda claro que no se agotó el debate» sobre el tema «en ningún rincón del país» porque se trata «del derecho humano primario y fundamental».

Horas después de que el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino, de quien se esperaba que revierta su posición respecto a 2018, ratificó que votará en contra, el senador del Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilnek, adelantó su respaldo al proyecto pero se mostró en en desacuerdo con artículos vinculados a la objeción de conciencia y a los plazos para someterse a la práctica.

A diferencia de hace dos años, se armó una mesa articulación feminista y transversal entre los senadores de distintos bloques que trabajan para conseguir que esta vez salga la ley. Forman parte de ésta, además Durango y González: Anabel Fernández Sagasti del la Frente de Todos de Mendoza; Martín Lousteau de Juntos Por el Cambio; y el jefe del interbloque, Luis Naidenoff, también de Cambiemos; la porteña Guadalupe Tagliaferri, de Juntos por el Cambio; Matías Rodríguez, del Frente de Todos de Tierra del Fuego y la mendocina Pamela Verasay.

Este año la relación entre quienes están a favor y quienes están en contra sería más pareja. Con el apoyo del Presidente Alberto Fernández, autor del proyecto, parece haber más chances de que el proyecto se convierta en ley. Dos años atrás, el ex presidente Mauricio Macri había habilitado el debate, pero con la convicción de que no sería aprobado e inclusive hubo versiones de que por estos días habría hecho algunos llamados a los representantes para intentar torcer su voto. 

Una nueva vigilia en las puertas del Congreso

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito organizó este jueves una nueva actividad de concientización para exigir la «urgente aprobación» de la ley para acompañar la emisión del dictamen en el Senado. 

Con  las consignas por #AbortoLegal2020 y #EsAhoraSenado, miles se reunieron en el Congreso,  en todas las plazas del país y se manifestaron en las redes sociales.

Se espera que el 29, día en que se vote la ley, haya una nueva convocatoria en las puertas del Congreso. Por la gran diferencia de número de Senadores, respecto a los Diputados,  ya se habla de un debate más corto que podría resolverse en la madrugada del 30.Habrá que esperar hasta el el jueves después de Navidad para saber si el 2021 inicia con aborto legal, seguro y gratuito en Argentina.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 20/04/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto