El furcio machirulo de Clarín y La Nación: ignorar la escuela sindical de género

Compartir

El gobernador bonaerense Axel Kicillof participó del lanzamiento de la escuela Sindical de Género. La escuela busca incidir en la estructura sindical a través de la construcción de espacios laborales que fomenten la equidad y derechos, que protejan a las mujeres y a las personas LGTB contra las violencias. Pero los grandes medios solo repararon en una frase en la que Kicillof se refirió al dominio de los Barones del Conurbano. Aquí el otro lado de la noticia: cómo será la escuela, otra conquista de las trabajadoras en un espacio típicamente machista.

Fotos Paula Di Carlo

“La insólita confusión de Axel Kicillof con los barones del conurbano”, “El insólito error del gobernador”: así titularon algunos portales y diarios durante la última semana tras un acto que encabezó el gobernador de la Provincia de Buenos Aires en donde lanzó, junto a referentes sindicales, la Escuela Sindical de Género (ESIGen). En realidad, lo insólito fue que ninguno de los que reparó en esa supuesta “confusión” o “error” entendió realmente qué quiso decir el gobernador que tuvo que salir a aclararlo en las redes sociales: “Además de dedicarse a destilar odio, Clarín llama «´`´furcio» a su propia ceguera machista. Nadie habla de ´Baronesas del Conurbano y ese es precisamente el problema que señalé. Eso sí: felicito a la o el cronista por su agudeza auditiva o visual (¿o telepática?) que le permitió, al parecer, distinguir la «v» de la «b» mientras yo hablaba”.

Lo cierto es que la cultura machista a la que refiere Kicillof en los medios de comunicación está en todos lados. Y uno de esos lugares son los sindicatos en donde las mujeres vienen protagonizando una larguísima lucha para conquistar espacios y transformar los espacios de trabajo en lugares más igualitarios. Por eso, Nuestras Voces dialogó con Sol Calandria, Directora de Investigación, Planificación y Evaluación de Políticas de Género y Diversidad Sexual del MMPGyDS PBA, profesora de historia de la facultad de humanidades y ciencias de la educación (UNLP) y es una de las coordinadoras de la Escuela. Esa escuela que los medios ignoraron en la cobertura de la noticia, atacando al gobernador.

—¿Cómo comenzó a gestarse esta idea?

—La Escuela Sindical de Género comenzó a gestarse aproximadamente a principios de este año y es fruto de una articulación interinstitucional muy grande, impulsada principalmente por el Ministerio de las Mujeres Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, el Conicet, la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia y la Asociación Bancaria. La escuela nace al calor de los tiempos que corren y las urgencias de las demandas sociales y principalmente de las demandas del movimiento feminista, porque la situación de todas las militancias que desafían al orden patriarcal, si bien cobraron una significativa presencia en los últimos años, todavía siguen siendo como expresiones minoritarias en el entramado sindical. La propuesta de crear esta escuela en esa articulación tiene como objetivo incidir en la estructura sindical a través de la construcción de espacios laborales que fomenten la equidad, que protejan a las mujeres y a las personas LGTB contra las violencias y que principalmente promuevan los derechos. La escuela también apunta, para cumplir con ese propósito, al fortalecimiento de liderazgos de las mujeres sindicalistas y también hace una apuesta a la construcción de referencias masculinas que no sean machistas. Y de esta manera buscan tener un impacto positivo en las organizaciones sindicales que apunten a la promoción de derechos. La gestación de la escuela además, fue por iniciativa de la diputada nacional Claudia Ormaechea, que también es una militante histórica de La Bancaria.

—Concretamente ¿en qué consiste el plan de estudios?

—La escuela consiste en crear un espacio interdisciplinario para la formación, la investigación y la promoción artística y cultural orientada a la ampliación de derechos en materia de género y destinada a las trabajadoras de la provincia. Una de las iniciativas principales que tiene la escuela es el desarrollo de una diplomatura de Formación en Género para la acción sindical, que apunta, digamos, a potenciar el liderazgo de las mujeres en las organizaciones para alcanzar mayores niveles de representación y reconocimiento de sus trayectorias y sus militancias, y que permita dar ciertas disputas en materia de género, de derechos y en la creación de espacios laborales libres de violencias en el marco de esa diplomatura. Pero la diplomatura no va a ser la única iniciativa de formación que tenga la escuela, sino que también va a tener distintos seminarios, talleres para para fortalecer la acción sindical y que también van a contar con certificación de esos cursos. El equipo de formadoras y formadores es va a ser muy grande y va a contar con la presencia de reconocidas docente militante feministas como Dora Barrancos y Rita Segato. Además, va a haber un área de investigación para proyectos que vinculen al mundo del trabajo y a las violencias dentro de los espacios laborales. Este es un campo que hay mucho para indagar y que también va a servir de base para la construcción de diagnósticos y de información para para para poder seguir avanzando y que sean insumo también para la formación de la propia escuela. Y luego en el área de promoción cultural va a contar con distintas actividades, como por ejemplo la creación de un archivo de la voz de las mujeres trabajadoras y a impulsar distintas actividades como obras teatrales, exposiciones artísticas y además, la escuela va a propiciar la difusión editorial de sus investigaciones y sus experiencias de formación.  

—¿A quién está destinada la escuela? ¿Solo a las militantes sindicales?

—La escuela está destinada a las trabajadoras principalmente y los trabajadores de todos los gremios, va a estar abierto a la participación de todos los gremios y también en las dirigentas y dirigentes sindicales.  

—¿Dónde va a funcionar la escuela?

—La sede principal de la escuela va a ser la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, donde también va a funcionar su sede administrativa, pero también la escuela va a funcionar de manera descentralizada, en articulación con las distintas instituciones que formamos parte, como por ejemplo el Ministerio de las Mujeres y el Conicet. Y también va a tener un funcionamiento virtual. El objetivo es que la escuela tenga una fuerte impronta territorial y que llegue a cada rincón de la provincia de Buenos Aires. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/11/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto