Un mapa federal para crear políticas de cuidado

Compartir

La Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidades, Eli Gómez Alcorta, anunció que creará un Mapa Federal del Cuidado en Argentina con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Esta herramienta permitirá tener una perspectiva más eficiente para diseñar políticas públicas que garanticen una distribución más equitativa de las tareas de cuidado que recaen especialmente sobre las mujeres. Ya existen varios proyectos de ley en el Congreso que buscan hacer frente a esta desigualdad.

Sin dudas, este año será muy ajetreado en materia legislativa luego de un 2019 casi nulo en el Congreso de la Nación. Y en la agenda de temas, el eje de Cuidados será uno a los que se le ponga foco y atención. El propio Alberto Fernández lo dijo el día de su asunción en su discurso inaugural: “Hay que poner especial énfasis en todas las cuestiones vinculadas al cuidado, fuente de muchas desigualdades, ya que la mayor parte del trabajo doméstico recae sobre las mujeres en la Argentina”. También lo hizo la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Eli Gómez Alcorta. De viaje en Chile, la ministra confirmó que construirá un Mapa Federal del Cuidado en la Argentina con el apoyo de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL). El anuncio lo realizó al finalizar una reunión bilateral que mantuvo con Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de CEPAL, en el marco de la XIV Conferencia de las Mujeres que se llevó a cabo en ese país.

 

Tanto el ministerio que comanda Gómez Alcorta a nivel nacional como el de su par en la provincia de Buenos Aires tienen una dirección especial vinculada al tema cuidados. El ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo, también creó una dirección de cuidados a cargo de Carolina Brandariz, una especialista en el tema.

La última Encuesta sobre Trabajo no Remunerado y Uso del Tiempo para el total nacional urbano en el año 2013 según EPH-INDEC muestra que las mujeres se involucran en un 88,9 por ciento en las tareas no remuneradas mientras que los varones se involucran en un 57,9 por ciento. Ahora bien, estos porcentajes significan diferencias en el uso del tiempo: las mujeres destinan en promedio 6,4 horas a los trabajos domésticos y de cuidados no remunerados, mientras que los varones dedican casi la mitad, 3,4 horas.

«Los feminismos populares son profundamente antineoliberales»

Proyectos de Ley de Cuidado

En ese sentido hay varios proyectos de ley que ya están presentados tanto en Diputados como en Senado y se espera que en este 2020 otros legisladores presenten otros nuevos. En Diputados, Gabriela Cerruti propuso en 2018 el único proyecto integral denominado “Ley de Universalización del Cuidado” con el objetivo “garantizar la provisión universal de cuidado y la distribución equitativa de las responsabilidades de cuidado, constituyendo un modelo solidario y corresponsable entre familias, Estado, comunidad y mercado”. El proyecto perdió estado parlamentario pero Cerruti lo volverá a presentar en marzo.

Es el primer proyecto integral que se presentó basado en el Sistema Nacional de Cuidados de Uruguay que se implementa desde 2014, algo que en el país vecino se discute desde el 2004.  Para eso, la diputada propone la creación de un “Programa de Universalización del Cuidado” en la órbita del Poder Ejecutivo Nacional, en coordinación con los Estados provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que adopte las medidas necesarias para “garantizar la provisión universal y equitativa de cuidado dentro y fuera del hogar, a través del desarrollo y fortalecimiento de las políticas y servicios de cuidado tanto dentro como fuera del hogar”. Para las tareas de cuidado dentro del hogar, la ley estipula:

—Brindar atención domiciliaria de cuidado a las familias que acrediten insuficiencia económica, y que no cuenten con personas que puedan cuidar a los/as niños/as menores de doce (12) años, a los/as adultos mayores y/o a las personas con discapacidad, por medio de cuidadores/as domiciliarios capacitados

—Prestar servicios de teleasistencia a las personas adultas mayores y a las personas con discapacidad, a partir de dispositivos tecnológicos de pronta respuesta que permitan gestionar las llamadas a los servicios de emergencia

—Incorporar al sistema de la seguridad social a quienes realizan en forma exclusiva tareas de cuidado al interior del hogar.

En todos los casos las medidas deberán basarse en criterios de distribución equitativa de las responsabilidades de cuidado entre los géneros.

En cuanto a los cuidados fuera del hogar, el proyecto de ley estipula la siguiente infraestructura.

—Centros de cuidado infantil universales: guarderías, salas maternales y escuelas primarias de nivel inicial destinadas a la primera infancia que satisfagan la demanda de vacantes.

—Centros de cuidado infantil para hijos/as de trabajadores/as del sector público: guarderías y salas maternales destinadas a la primera infancia durante el horario laboral, en cada dependencia del sector público nacional.

—Centros privados de cuidado infantil: guarderías y salas maternales destinadas a la primera infancia en las empresas privadas para la atención de los hijos de los/as empleados/as y de los/as niños/as de la zona en que se encuentre la empresa. Se otorgarán incentivos a las empresas privadas a fin de fomentar la instalación de centros privados de cuidado infantil

—Centros de día para adultos mayores: centros que ofrezcan una atención integral durante el periodo diurno a las personas en situación de dependencia, con el objetivo de mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal y apoyar a las familias o cuidadores.

—Centros de referencia: espacios físicos de pronta respuesta, integrados por equipos interdisciplinarios que articulan diferentes estrategias de intervención y derivación en materia de cuidados.

Además, la ley propone que se realicen campañas de “difusión y sensibilización” a fin de hacer efectiva la distribución de las tareas de cuidado entre hombres y mujeres, que permitan avanzar en la corresponsabilidad.

Además del de Cerruti, en Diputados existen otros nueve proyectos vinculados al eje cuidados. Algunos, como el de Cerruti perdieron estado parlamentario, otros aún lo tienen. Mónica Macha, del Frente de Todes presentó el proyecto de creación de “cuidadores/as domiciliarios/as y/o polivalentes” y otro en el que el 10 de julio de cada año se instituya como el “Día Nacional del derecho al cuidado compartido”; la diputada del Pro Maria Carla Piccolomini presentó el proyecto de “creación de registro único público y obligatorio de cuidadores domiciliarios”; la diputada mandato cumplido del Frente de Todes, actual diputada provincial por Santa Fe, Lucila De Ponti presentó uno para que en el “Sistema estadístico Nacional se incorpore el uso del tiempo y trabajo no remunerado”; en sintonía, Cristina Álvarez Rodríguez del Frente de Todes propuso que se incorpore como módulo de la Encuesta Permanente de Hogares del sistema estadístico nacional el “uso del tiempo” y otro proyecto para la “creación de coordinación nacional de políticas de cuidado en los regímenes laborales públicos y privados”; la diputada de la UCR Estela Mercedes Regidor Belledone propuso la creación del “Programa Nacional de Contención al cuidador familiar”; la diputada mandato cumplido de la UCR Silvia Alejandra Martínez presentó un proyecto para “incluir la economía del cuidado en el sistema de cuentas nacionales”; María Gabriela Burgos de UCR Jujuy presentó un proyecto para crear un “marco regulatorio para modalidades de cuidado alternativo de tipo residencial para niños, niñas y adolescentes”.

No es amor, es trabajo

En el Senado de la Nación, en sintonía con el de Cerruti, el senador por Alianza Frente para la Victoria Daniel Lovera, presentó un proyecto de ley para la “Creación de un sistema integral federal de cuidados” y otro de “Formación y jerarquización de trabajadores del cuidado”. Además, en la Cámara Alta hay otros tres proyectos vinculados al tema. Uno presentado por Anabel Fernández Sagasti del mismo bloque de Lovera para la “creación del programa nacional integrado de cuidados y apoyos a personas en situación de dependencia”; otro por la senadora María Eugenia Catalfamo del Frente Unidad Justicialista San Luis en el que plantea la modificación del sistema integrado de jubilaciones y pensiones con la incorporación de un régimen previsional para el trabajo doméstico y tareas de cuidado”; y un último proyecto presentado por la senadora justicialista mandato cumplido Elizabeth Kunath para la creación de un “Plan nacional de cuidadoreas y cuidadores domiciliarios”.

Como dice la emblemática frase de la feminista italiana Silvia Federici: “Eso que llaman amor es trabajo no pago”.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/02/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto