Un Presupuesto Nacional para reducir las desigualdades de género

Compartir

Por primera vez en la historia del país el Presupuesto Nacional tendrá perspectiva de género. El proyecto presentado para el próximo año contempla más de 1.3 billones de pesos a políticas de género, lo que equivale al 15,2 por ciento del total y al 3,4 por ciento del Producto Bruto Interno. Gran parte de esta partida será destinada a moratorias previsionales de mujeres, las AUH, la AUE y la tarjeta Alimentar. Tendrá 55 políticas que apuntan a cerrar o disminuir las brechas o desigualdades de género.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó el pasado martes en el Congreso de la Nación, el proyecto de ley del Presupuesto 2021, cuya principal novedad es la inclusión de partidas presupuestarias destinadas a construir equidad entre los géneros. La iniciativa incrementa sustancialmente los fondos destinados al ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), encabezado por Elizabeth Gómez Alcorta, y los recursos de otros ministerios que apunten a disminuir la brecha de género.

La propuesta consta de asignar al organismo rector en políticas de género y diversidad $6.204.800.623, 13 veces más respecto al presupuesto del ex Instituto Nacional de las Mujeres (INAM). La inversión total, que incluye además a otras áreas del ejecutivo, será de $1,3 billones equivale al 15,2 por ciento del Presupuesto Total y a un 3,4% del PBI.

Gómez Alcorta destacó: “Este Presupuesto es una muestra más del compromiso de esta gestión en implementar de manera transversal políticas públicas que promuevan la igualdad de las mujeres y LGBTI+ y aporten a reducir las violencias por motivos de género”.

En la misma línea, desde la Dirección de Economía, Igualdad y Género (DNEIyG), dirigida por Mercedes D’Alessandro, comentaron que “el presupuesto con perspectiva de género (PPG), persigue el objetivo de visibilizar el esfuerzo presupuestario del Estado en cerrar brechas de género”.

El etiquetado de partidas con perspectiva de género

El proyecto cuenta con 55 partidas etiquetadas que figuran con la etiqueta “PPG”, que suman los $1.3 billones de pesos. En el ejercicio anterior sólo 29 partidas habían sido etiquetadas de tal modo.

Victoria Gallo Llorente, directora nacional de Planificación, Seguimiento y Gestión de la Información del Ministerio de las Mujeres explicó a Nuestras Voces que “se dio un salto cualitativo y cuantitativo en la cantidad de partidas etiquetadas y en el volumen del presupuesto asignado a estas políticas”.

La  partida a la que se le destinará más plata es a la de “Prestaciones Previsionales por Moratoria Previsional”, de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), que está dirigida en un 74 por ciento a mujeres. A través de ella pudieron acceder a un haber jubilatorio a 2.642.912 millones de quienes dedicaron gran parte de su vida a resolver las tareas de cuidado y trabajo doméstico no remunerado al interior de sus hogares. Se destacan también la “Asignación Universal por Hijo (AUH)”, que alcanza a 4,3 millones de beneficiarios,  y la “Asignación Universal por Embarazo (AUE)”, 170 mil beneficiarios y 303 mil pensiones para madres de 7 o más hijos.

Dentro de las partidas del Ministerio de Desarrollo Social que incluyen perspectiva de género están la asistencia alimentaria mediante la “Tarjeta AlimentAR”  –que hoy llega a 1,5 millones de beneficiarios de la AUH con hijos menores de 6 años– y  el “Programa Nacional de Inclusión Socio-Productiva y el Programa de Desarrollo Local – Potenciar Trabajo”. Para 2021 se incorporó una línea de “Acciones de Reparación de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes Hijos de Víctimas de Femicidio”.

Parte de la novedad en el presupuesto presentado es que se sumaron partidas etiquetadas “PG” en nuevos ministerios, como el de Economía, con una destinada a la evaluación de Políticas de Igualdad y Género y el enfoque presupuestario con perspectiva de género, y los de Obras Públicas; Ciencia, Tecnología e Innovación y Transporte.

“Es importante resaltar que en este presupuesto aparecen ministerios que antes no tenían partida. Algunos venían trabajando con políticas de género pero sus partidas no estaban etiquetadas”, apuntó la funcionaria.

El etiquetado de Partidas con Perspectiva de Género en el presupuesto nacional proviene de las recomendaciones internacionales de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Plataforma de Acción de Beijing y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada por los Estados Miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Gallo Llorente resaltó: “La herramienta de la etiqueta permite a la sociedad civil que haga un seguimiento de los esfuerzos del Estado en achicar la brecha y desigualdad de género. No es solo un ejercicio técnico sino que realmente abre una apuesta la visibilización de los fondos”.

Desde el MMGyD pretenden que con el correr del tiempo todos los ministerios puedan identificar políticas que tengan impacto en las brechas de género. “El desafío es ir acompañando a los ministerios que faltan para que gradualmente identifiquen las políticas que llevan adelante en materia de género, las etiqueten y también que desarrollen nuevas”, dijo la directora.

En tanto, entre las partidas asignadas para el Ministerio de las Mujeres, Generos y Diversidad se destaca la del “Programa Acompañar”, parte del plan nacional de acción contra la violencia de género 2020-2022. Se trata de la primera política pública destinada a asistir a personas en situación de riesgo por violencia de género y apunta a fortalecer la autonomía económica de las mujeres y LGBTI+.

La partida incluye: “Acciones de Protección contra la Violencia por Razones de Género”; “Acciones de Fortalecimiento de la Línea 144”; los Programas Generar, Articular; las acciones de “Fortalecimiento de Escuelas Populares en Temáticas de Género y Diversidad”, y la Asistencia para la “Re funcionalización de Hogares y Dispositivos de Protección Integral”, entre otros programas.

«Los feminismos populares son profundamente antineoliberales»

Disminuir la feminización de la pobreza

Una reciente investigación de la ONU Mujeres sobre el impacto del Covid 19 revela que 47 millones de nuevas mujeres y niñas pasarán a estar debajo de la línea de pobreza en el mundo a partir de las condiciones agravadas por la pandemia. Argentina no es la excepción, cerca del 40 por ciento de la población de menores ingresos está conformado mayoritariamente por mujeres. Incluir en el presupuesto nacional partidas que apunten a disminuir la inequidad de género incidirá en este fenómeno.

La brecha de ingresos entre hombres y mujeres en nuestro país es de 27,7 por ciento y aumenta cuando se trata de trabajos informales, alcanzando el 36,8 por ciento. Además, existe una distribución desigual de las tareas domésticas y de cuidados: las mujeres dedican 3 veces más de tiempo a estas labores que los varones y esta jornada de trabajo no pago se extiende, en promedio, 6,4 horas diarias.

“La feminización de la pobreza tiene muchas causas. Una es la sobrecarga de tareas de cuidado que hace que sea menor la tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral, que estén más subocupadas, tengan trabajos informales y cobren menos”, señaló  Gallo Llorente y subrayó la importancia de la autonomía económica para quienes además están en una situación de violencia.

Por su parte, la titular de la DNEIyG explicó que “en la Argentina hay brechas estructurales, ya que los varones y las mujeres tienen diferencias en cómo se insertan en el sistema productivo. En una estructura tan desigual, no entender que la pobreza está feminizada no te permite tener las herramientas suficientes para combatir la pobreza”.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/10/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto