A media máquina

Compartir

Las pymes argentinas producen a la mitad de sus posibilidades. La caída de actividad potenció el cierre de empresas y el desempleo industrial. Vientos de resistencia frente a la «turbulencia» neoliberal.

Publicado originalmente en Revista Zoom

Los pequeños y medianos empresarios argentinos son expertos en meteorología. Pasaron tormentas, tempestades y huracanes. Ahora, según el presidente Mauricio Macri, es el turno de las “turbulencias”.

La palabra que eligió el presidente para describir la crisis económica que atraviesa la Argentina tiene varias acepciones, pero una encaja con la sensación general. “Turbulencia: Alboroto o confusión que altera la claridad, la paz y el orden de un estado o de una situación”, describe la RAE. Así, precisamente, se encuentran en los dos lados de la producción pyme nacional: tanto empresarios como trabajadores inician la etapa recesiva del modelo macrista en estado de alteración.

10 mil telegramas de despido en el Estado

Menos actividad

Según la encuesta de expectativas económicas que releva la Asociación de Empresarios Nacionales (Enac), 6 de cada 10 empresas nacionales industriales pymes se encuentran a un 50% o menos de su capacidad industrial utilizada.

La Encuesta de Expectativas Económicas tiene como objetivo determinar variables cualitativas y cuantitativas de las unidades productivas que dependen fundamentalmente del mercado interno (profesionales, cooperativas, empresas recuperadas, pequeñas, medianas y grandes empresas), además de conocer la expectativas de los empresarios nacionales respecto a la marcha de la economía real del país.

Sobre el nivel de actividad de las empresas industriales pymes consultadas -que emplean entre 5 y 500 trabajadores-, el promedio de la capacidad industrial utilizada está al 54% de su capacidad. O sea, casi 10 puntos menos que el promedio que el INDEC midió para el mismo trimestre (64,8%).

La retracción de actividad, claro, tiene efecto directo sobre el empleo. El 65% de las empresas industriales pymes redujo horas extras, un 29,2% despidieron trabajadores, un 20,2% suspendió y solo un 10% generó empleo.

Télam: Perón la fundó y Macri la quiere desmantelar

Golpe al trabajo

En línea con el relevamiento empresario, un informe del Centro de Economía Política (Cepa) reveló que en el mes de julio, los despidos y suspensiones ascienden a 6.588 casos, más que el doble que el mismo mes del año anterior. “El dinamismo se percibe en los dos sectores de actividad con más despidos y suspensiones: industria y servicios” detalla el trabajo.

El relevamiento de Cepa abarca el primer semestre de 2018, y concluye que:

* En Julio, los despidos y suspensiones fueron motorizados por el sector industrial, que representa el 77% de los casos.

* La evolución de los despidos y suspensiones en los primeros siete meses de 2018 asciende a 32.794 casos, correspondiendo 12.532 casos a empleo público y 20.262 a empleo privado. Estos datos implican un promedio de 4.684 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros siete meses de 2018.

* Si se consideran los datos de los primeros siete meses de 2017, los despidos y suspensiones en el mismo período de 2018 superan en 7.296 casos a los del año anterior. Esto representa un incremento de casi 30% en 2018 respecto de 2017.

* Los despidos y suspensiones de la construcción alcanzan los 292 casos, los correspondientes a las empresas de capital estatal alcanzan los 4.880, los despidos en el sector público dentro de la órbita del poder ejecutivo suman 7.652, la industria despidió y suspendió 14.967 trabajadores, el sector primario hizo lo propio en 366 casos y finalmente los servicios expulsaron a 4.637 trabajadores.

* Los despidos y suspensiones de la industria suman el 46% del total de casos. Le sigue el sector público, que entre los correspondientes al poder ejecutivo y a las empresas del sector público. representan el 38% de los casos.

Te puede interesar  Marino: “La fusión Cablevisión-Telecom afecta la libertad de expresión”

Según el relevamiento de Cepa, la industria protagoniza el proceso de despidos y suspensiones. “Se observa la continuidad en el proceso de expulsión laboral a lo largo de los primeros siete meses del año, promediando 2.138 casos mensuales. En julio, los despidos y suspensiones del sector industrial fueron quienes motorizaron el fenómeno, representando el 77% de los casos totales del mes” detalla el informe.

El Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) computa 82.445 trabajadores menos en el sector industrial entre noviembre de 2015 y mayo de 2018. Cepa computa para el período noviembre 2015 a julio de 2018 despidos que ascienden a 81.447.

El informe destaca que 1 de cada 8 despidos del segundo trimestre se relacionan con cierre de empresas o plantas. En el caso de la industria la proporción es aún mayor: 1 de cada 5 casos están vinculados a cierres.

Suben las importaciones y cae la industria

“Nada que festejar”

El Día del Empresario Nacional fue instituido el 16 de agosto en conmemoración de la conformación de la Confederación General Económica (CGE), en 1953. Presidida por José Ber Gelbard, la organización logró agrupar a una parte significativa de los empresarios nacionales de la ciudad y del campo. “El accionar de la CGE en pos de un genuino desarrollo local fue resistido por la vieja oligarquía, los terratenientes y la gran burguesía entrelazada con el capital extranjero” recordaron los empresarios pymes que convocaron a un Congreso del sector en Luján, bajo la consigna “Nada que festejar”.

La “unidad en la acción” entre empresarios y trabajadores fue uno de los tópicos de la convocatoria, que tuvo como finalidad trazar un camino de resistencia frente a la tormenta neoliberal que empieza a pegar -de nuevo- en toda su magnitud.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones