El “clan” Macri y Antelo reeditan guerra de los 90: hoy, con autos chinos

Compartir

Hace dos décadas peleaban por el mercado desde Sevel y Ciadea. El Grupo Socma comercializa ya las marcas Chery, DFSK y JAC. El exhombre fuerte de Renault lanzará en mayo los modelos Great Wall y Haval.

Publicado originalmente en Ámbito

El mundo es chico. Ni hablar del sector automotor. Un buen ejemplo es cómo las vueltas de la vida vuelven a enfrentar a dos peso pesados de esta industria que fueron las cabezas de dos empresas que, en los 90, se disputaron el mercado de los 0 km. Por un lado, Manuel Antelo, el exdueño de CIADEA que, dos décadas atrás, producía en el país los modelos de Renault. De otro, el apellido Macri que, también en esa época, manejaba las marcas Fiat y Peugeot a través del Grupo Socma.

Hay diferencias. Antelo ya no es aquel joven empresario que desde una autopartista familiar había sorprendido al mundo económico colocando a la marca francesa como líder del mercado por casi una década. Hoy es un mega empresario exitoso con negocios en el país y el exterior pero que sigue mostrando su debilidad por esta industria. Tampoco el grupo Macri de entonces es el de hoy. Franco, el hacedor del imperio, se retiró en 2009 y repartió las acción del holding entre sus hijos. Mauricio -el actual Presidente- hizo lo mismo y cedió su parte a los suyos. Técnicamente, ni uno ni el otro pertenece ya a la compañía pero Socma es sinónimo de Macri. De todas maneras, el apellido sigue estando en la mesa del directorio, por ejemplo, a través de Gianfranco, el hermano menor del Primer Mandatario. Además, el grupo es conducido por Leonardo Maffioli, un hombre de confianza del Presidente.

Chery, el negocio chino de Macri

Antelo se quedó con la representación de Renault en agosto del 92, cuando los franceses “huían” del la crisis argentina, y se las vendió otra vez a ellos por cientos de millones de dólares, en el 97. Un negocio brillante.

Franco Macri había creado SEVEL en los 80 y hasta el 94 fue su presidente. Su cargo lo ocupó Mauricio -de 33 años- y condujo a la automotriz hasta que Fiat y Peugeot decidieron tomar las riendas a partir del 1996.

Ahora, la “guerra de los 90” regresa de la mano del boom de marcas chinas. Franco fue un visionario cuando en 2008 comenzó a importar vehículos chinos Chery. Fueron los primeros en llegar al país ante la mirada desconfiada del consumidor argentino. Recientemente, sumó dos marcas más: DFSK y JAC. En tanto, Antelo lanzará oficialmente el 4 de mayo dos marcas de ese país: Great Wall y Haval. Hacia fin de año sumará Changan.

La pionera Chery es la marca líder en el segmento de las chinas. Este año espera vender unas 8.000 unidades. Su anticipación le permitió ir ganando la confianza del publico local. Antelo empieza desde cero y tendrá un desafío importante para posicionar sus modelos en un mercado que durante este año tendría casi 20 marcas chinas. Pero este empresario no está acostumbrado al papel de sparring. Las marcas que importará son importantes en el país asiático y buscará posicionarse como referente del segmento. En los 90, logró tomar Renault -que estaba tercera en el ranking de ventas – y consolidarla por años en el primer puesto. Ahora, lideran los Macri pero la competencia recién empieza.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones