Larreta recorta $785 millones a comedores barriales

Compartir

Publicada por El Grito del Sur

Ajustar por lo más fino, golpear al débil, sacarle de las manos el plato de comida a los sectores más vulnerados. En el día de ayer, el Gobierno de la Ciudad decidió recortar 785 millones de pesos destinados al programa Fortalecimiento de Grupos Comunitarios, orientado a la atención de comedores en barrios populares. La decisión fue comunicada en el Boletín Oficial y en su anexo se detalla la reasignación de la partida presupuestaria, que ahora estará destinada al subte.

El programa Fortalecimiento Comunitario brinda asistencia financiera a merenderos, comedores y centros sociales, así como apoyo a Centros de Primera Infancia. Con datos previos a la pandemia, el programa preveía la alimentación de más de 50 mil personas. Ahora, con el recorte de 785 millones, que implica la reducción del 16% del presupuesto asignado, su capacidad de asistencia corre serio peligro. Entre los objetivos del programa se encuentran «fortalecer a grupos comunitarios en la asistencia alimentaria y financiera», «mejorar la calidad de vida de la infancia y de familias en situación de pobreza» y «brindar soporte material y técnico a organizaciones sociales». Pareciera que, en el manual de gobierno del PRO, son las primeras áreas para recortar en plena pandemia.

Nueva bomba de humo del macrismo: cuestionar la app CUIDAR

La medida llama la atención, ya que se presenta al calor del debate por la Ley de Emergencia Económica, un paquete preparado por el Gobierno de la Ciudad en el marco de la pandemia de COVID-19 para disponer de recursos con mayor soltura, pero que al mismo tiempo implica recortes salariales, pagos escalonados y reasignaciones presupuestarias. De hecho, Larreta debió hacer una serie de concesiones a sus aliados de la UCR en su afán por aprobar la propuesta. La tropa de Lousteau exigía -al igual que el Frente de Todos y el resto de la oposición- una auditoría del uso de los recursos. En respuesta, Larreta decidió crear la Comisión Especial de Fiscalización y Seguimiento de la Emergencia Sanitaria que, casualmente, será presidida por dos oficialistas. El meme de Spiderman: Larreta auditando a Larreta.

Otro de los cambios introducidos en la versión original de la Ley de Emergencia consiste en la exclusión del pago escalonado o diferido de aquellos empleados públicos cuyos sueldos son inferiores a los tres salarios mínimos y del personal de salud. Asimismo, todo parece indicar que la Auditoría General de la Ciudad (AGC) controlará las ejecuciones presupuestarias, aunque no hay un acuerdo definitivo.

Sin embargo, ahora el foco vuelve a estar puesto en las reasignaciones presupuestarias, uno de los puntos que el GCBA no quiere resignar. Larreta comenzó pifiando: así como pasó con el programa de Fortalecimiento Comunitario, desde el Frente de Todos miran con preocupación las posibles reasignaciones de partidas para el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) o la Corporación Sur. «No vamos a firmar un cheque en blanco», declararon desde la bancada legislativa del Frente de Todos la semana pasada. Este jueves continúa el debate en la Legislatura, donde Juntos por el Cambio buscará aprobar su propio proyecto económico para capear el temporal.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 15/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto