¿Qué se esconde detrás de la batalla bancos vs MercadoLibre?

Compartir

El fundador del Banco Macro apuntó en los últimos días contra la fintech de Marcos Galperín, flamante billetera virtual que irrumpió en las intermediaciones financieras: “Mercado Pago es como Uber, es competencia desigual”.

Publicado en Agencia Paco Urondo

El sector financiero, gran ganador del gobierno de Mauricio Macri, se está acomodando a los nuevos tiempos políticos de la Argentina. Dentro de este sector, variado como todos, se podría dividir en bancas y fondos de inversión, exclusivamente vinculados a la actividad financiera, y los bancos comerciales  (que durante el gobierno de Macri fueron virando hacia la especulación financiera y no tantos al préstamo a sus clientes). La línea entre ambas se volvió más bien difusa. Con bancos comerciales achicando sus carteras y aumentando sus posiciones en letras y títulos públicos.

Los primeros, las entidades financieras vinculadas a la especulación, ya retiraron del país sus ganancias extraordinarias, con perjuicios de público conocimiento, y ahora presionan al sistema político para terminar de asegurar sus ingresos.

Los segundos, por otra parte, se encuentran reformulando sus negocios en el país, luego del cambio de política económica tendiente a desactivar la especulación y brindar financiamiento lógico del sector privado para el sector privado, reactivando un círculo virtuoso.

El representante de este sector es la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) que agrupa a bancos de capital nacional aunque, en muchos casos, con casas matrices extranjeras (BBVA, Galicia, Santander).

Uno de los referentes de este sector, Jorge Brito, vicepresidente primero de la asociación, parece estar tomando la iniciativa en cuanto al vuelco de la banca al negocio del “mercado interno”. El fundador del Banco Macro apuntó en los últimos días contra la fintech de Marcos Galperín, flamante billetera virtual que irrumpió en las intermediaciones financieras: “Mercado Pago es como Uber, es competencia desigual”. Allí Brito anticipaba la batalla que hoy comenzó a librarse en el ambiente ecónomico: Bancos vs MercadoLibre.

Los negocios del banquero

MercadoLibre, principal empresa argentina en la bolsa de Nueva York, goza en el país de las exenciones impositivas que corresponden por ley a las desarrolladoras de software. A esa desigualdad se refería Brito en sus declaraciones. Pero detrás de la polémica impositiva, se esconden los privilegios que gozó la empresa de Galperín durante los años de Macri en el poder. La cercanía personal manifestada por ambos y el apoyo explícito del empresario en la campaña de 2019 delatan el permiso implícito que se le había dado a la empresa de compra y venta online para actuar como intermediaria financiera. Luego del triunfo de Alberto Fernández, Galperín se reunió con el presidente. Eso no evitó que el Banco Central comenzara una auditoría sobre la empresa, trazando lo actuado en el último gobierno para decidir si debe someterse a las regulaciones del organismo a las intermediadoras financiera, y que la AFIP analizara si corresponde o no el beneficio impositivo.

Está claro que durante el macrismo los bancos gozaron de altas tasas de interés y negocios garantizados por el Estado a través de diversos instrumentos (LeBaCs, LeLiqs) que compensaron la irrupción de un actor tan desestabilizante en el mercado interno como la fintech de Galperín, protegida por sus relaciones políticas. Hoy, con un nuevo panorama y una opuesta política económica, los bancos se organizan para disputar ese terreno con una nueva billetera virtual que busca impactar en el sistema pero, a la vez, marcar la cancha a la política.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto