Economía post pandemia: una moratoria para todos

Compartir

Personas y empresas con deudas impositivas y previsionales podrían acceder a planes de pago para regularizar su situación. Podrán entrar grandes empresas, pero los PyMEs tendrán mayor cantidad de cuotas. El objetivo es reactivar la economía, golpeada por el efecto de la Pandemia. También avanza el proyecto de impuesto extraordinario para las grandes fortunas con el apoyo del presidente Alberto Fernández.

“De aprobarse este proyecto, tendrá el doble efecto que comenzaremos a percibir por la regularización de las deudas impagas de los contribuyente, más el ingreso regular por el cumplimiento que tendrán que tener para el beneficio de esta ley. Está claro que uno de los cambios fundamentales es que acá no queda solo circunscripto a las pequeñas empresas, sino que entran todas. Se debe entender que la situación generada por la pandemia no distingue entre pequeñas y medianas, y es necesario hacer una apertura que permita el ingreso de personas y empresas, independientemente de su tamaño y actividad. La propuesta del Ejecutivo sigue teniendo diferenciaciones para las Pymes con mayores plazos”, explicó Carlos Heller, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados

La Comisión avanzó ayer con la ampliación de la moratoria establecida en la Ley 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. La iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo en el marco de la Emergencia Sanitaria por el COVID 19 incluye la moratoria impositiva, aduanera y previsional a todas las personas jurídicas y humanas y no sólo a las pequeñas y medianas empresas e instituciones sin fines de lucro como la anterior. Contempla la posibilidad de regularizar deudas fiscales acumuladas hasta el 30 de junio pasado con planes que varían entre 60 y 120 cuotas.

El oficialismo pospuso por una semana el dictamen de comisión para poder considerar los cambios planteados por diputados y diputadas de la oposición. Las propuestas que estudia la comisión presidida por Heller, del Frente de Todos, son diez. «Este es un buen proyecto, que viene a atender un reclamo generalizado. La cantidad y la diversidad de los firmantes marca la necesidad que nos aboquemos a este trabajo», afirmó Heller, referente del Partido Solidario y fundador del Banco Credicoop.

La moratoria se suma al proyecto de un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, otra ley para impulsar la economía post pandemia que impulsa Heller desde la Comisión. Justamente, el presidente Alberto Fernández afirmó: “es una idea que surgió en Diputados y a mí me parece buena”. Al ser consultado sobre la demora en el tratamiento, dijo «creo que lo tratarán ahora junto con la moratoria que hemos presentado porque se reúnen las mismas comisiones. El tema no está frenado. El proyecto lo hablé con Máximo (Kirchner), lo hablé con (Carlos) Heller, y estoy absolutamente de acuerdo con lo que están proponiendo. Tienen todo mi apoyo. El momento de la presentación no depende de mí”, agregó el mandatario en una entrevista con el diario Página 12 el domingo pasado.

Un impuesto a grandes fortunas y mayores ganancias de empresas podría recaudar $169 mil millones

 

Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda por la que debe pasar esta iniciativa, también se manifestó en ese sentido. ”Nosotros que elaboramos el proyecto, que lo presentamos, lo fuimos corrigiendo, puliendo, escuchando distintas opiniones, tenemos un proyecto excelente, equilibrado. ¿Mirá si esto hubiese avanzado como la iniciativa inicial que queríamos plantear? Hoy al proyecto nos lo hubiéramos puesto de sombrero. Esto va dirigido a un sector muy acotado de la sociedad, alrededor de 12 mil personas, que son muy ricas, es por única vez, tiene como objetivo concreto ir en ayuda de los sectores que más necesitan, no es un recurso que va a ir a renta general sino que va a tener un destino determinado con aplicación determinada. Eso ha generado consenso, y la demanda de la sociedad nos va a ayudar a que algunos legisladores que tengan dudas terminen acompañando este proyecto”, dijo en una entrevista con la Agencia Paco Urondo. Según las estimaciones del diputado, esto debería generar un ingreso entre 3 y 4 mil millones de dólares.

La discusión por las empresas quebradas

Si bien los legisladores de la oposición acordaron en la necesidad de ampliar la moratoria plantearon objeciones relacionadas a la inclusión de las empresas en quiebra y pidieron la ampliación del plazo para acceder al régimen y un premio a los contribuyentes cumplidores. Los legisladores de Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal y el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo plantearon sus disidencias con artículo 11 del proyecto firmado por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

«Es una ley en la cual todos coincidimos en particular para las PyMES, los autónomos y los profesionales que están sin poder trabajar y sin llegar a fin de mes. Pero este proyecto también tiene adentro una ley de amnistía, que es un traje a medida de las necesidades judiciales de Oil Combustibles. La incorporación a la moratoria de los quebrados sin continuidad de actividades está sentando un precedente que es muy negativo”, expresó el diputado de Cambiemos y vicepresidente de la comisión, Luciano Laspina. Junto su par de la UCR de Misiones Luis Pastore, pidió un informe técnico a la AFIP sobre las quebradas posibles de ser incluídas en la moratoria.

Desde el bloque de Consenso Federal también rechazaron la incorporación de empresas en quiebra aunque se distanciaron del PRO en lo que respecta a Oil Combustible. El diputado Jorge Sarghini, coautor de uno de los proyectos junto a la diputada Graciela Camaño, pidió no incluir “a los quebrados que son de existencia previa a este fenómeno sanitario”, porque sus causas “nada tienen que ver con la pandemia y en muchos casos son fraudulentas”.

Todas las moratorias son injustas, pero es necesaria. Lo que los legisladores tenemos que hacer es darle mucha equidad interna y tratar igual a los iguales. No hay que beneficiar a nadie en detrimento de otro. No lo digo para sumarme a la idea de que hay un traje a medida. yo diría que este es un traje de muchos talles, a las medidas de muchos», indicó Sarghini. El legislador explicó que su proyecto, además de la exclusión de las deudas de las obras sociales, incorpora “a aquellas deudas que corresponden a los impuestos indirectos en las apuestas online. “Hemos incorporado un artículo que entendemos en defensa del Estado por el cual los contribuyentes deberán desistir de toda acción contra el Estado Nacional por causas relacionadas a este régimen”, agregó. Otra de las modificaciones que pidió la oposición fue la de beneficiar a los contribuyentes “cumplidores”. “Agregamos un artículo que premia los buenos contribuyentes, a los cumplidores, pero que haga de incentivo para la continuidad del cumplimiento hasta fin de año”, indicó Sarghini.

Por su parte, Pastori habló sobre la necesidad de incorporar “las deudas con obras sociales”. “No nos parece que haya una justificación razonable que haga valer la ejecución de la misma. Tienen una morosidad elevada. Estamos de acuerdo en mantener la deuda con las aseguradoras de riesgo de trabajo”, detalló. En otro tramo de su exposición, resaltó la necesidad de ampliar la ventana temporal de acceso a la moratoria. “Nos parece que hasta que se apruebe, van a pasar muchas semanas y el 31 de octubre suena muy próximo. Se necesita darle más aire, proponemos ingresar hasta el 30 de noviembre. También pedimos que se establezca un plazo de tres meses para el pago de la primera cuota. Que no sea el 16 de noviembre como dice el proyecto original, sino que sea no antes del 28 de febrero próximo”, sostuvo. En relación a esto, el diputado del Frente de Concordia Misiones, Diego Sartori, propuso que se pueda ingresar hasta el 31 de diciembre con facultades al Poder Ejecutivo de prorrogarla 6 meses más. También sugirió que “las obras sociales y las ART que hagan una propuesta y propongan planes de pago similares a la que esta moratoria está en tratamiento”.

Por el lado del Frente de Todos, el entrerriano Marcelo Casaretto, autor de tres proyectos, aclaró que se están incluyendo siete meses más de obligaciones tributarias. “Estamos ampliando los beneficiarios posibles porque la ley vigente abarca a MiPyMES y ahora se contempla a las grandes empresas con beneficios menores y las personas humanas. El objetivo es que cada persona humana pueda ingresar dentro de los beneficios”, explicó el ex ministro de Economía de Entre Ríos. Su compañera de bloque, Fernanda Vallejos, sostuvo que es necesario agregar a las organizaciones comunitarias. “Han tenido un rol tan notable en el propio desarrollo y contención de diferentes acciones que han permitido mitigar el impacto de esta crisis, sobre todo en los sectores más vulnerables”, argumentó.
Desde el Frente de Izquierda, la diputada Romina Del Plá rechazó la moratoria. “Estamos hablando de un beneficio para las grandes empresas que han recaudado dinero de terceros”, expresó. Del Plá también planteó la necesidad de discutir el impuesto a las grandes fortunas.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 13/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto