Hablan los voluntarios argentinos para testear la vacuna contra el Coronavirus

Compartir

“Mi abuelo murió por COVID y eso me impulsó a tomar la decisión”, cuenta Lula González. Más de 20.000 argentinos se anotaron y 3.000 voluntarios ya comenzaron el ensayo clínico para la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en el Hospital Militar Central. Dos de ellos revelan cómo es el proceso de selección, aplicación y controles. Sebastián De Toma dice que tuvo «que vencer el miedo» y que lo hizo para colaborar «a que pase todo esto».

Hoy la palabra “vacuna” tiene una nueva connotación en el mundo porque es sinónimo de esperanza, de horizonte en medio de la pandemia sin precedentes en este siglo.

El “Día del Vacunador y la Vacunadora” se celebró ayer 26 de agosto en Argentina. Fue establecido por la Ley 27491 de “Control de Enfermedades Prevenibles por Vacunación».

Para los casi tres mil voluntarios de los más de 20.000 que se inscribieron para el ensayo clínico de la la vacuna contra el COVID-19 BNT162b2 desarrollada por Pfizer y BioNTech que comanda el investigador Fernando Polack. Aquí las historias de algunos de los voluntarios.

Según explicó Polack a Télam, esta vacuna contempla dos dosis con un intervalo de 21 días entre una y otra. Y adicionalmente el estudio prevé el seguimiento de los pacientes durante dos años con visitas programadas al Hospital Militar Central, el centro médico donde se desarrolla la prueba en Argentina. El ensayo clínico tiene un diseño denominado «doble ciego», esto significa que la mitad de las personas recibe la vacuna y la otra mitad un placebo, sin que médicos ni pacientes conozcan qué administran o reciben para garantizar la objetividad de los resultados.

Nuestras Voces dialogó con dos de los voluntarios de esta vacuna. Sebastián De Toma es periodista de negocios y tecnología y tiene 40 años. A él ya le dieron su primera dosis este martes. Lula González también es periodista y tiene 36. Ya le confirmaron que será una de las voluntarias pero todavía aguarda a que la llamen a que le den la primera dosis.

“Vencer el miedo interno”

Sebastián De Toma: “Vi la convocatoria por las redes sociales, que habían varios anotándose y me demoré unos días en decidirme en vencer un poco el miedo interno. Charlé con mi esposa, con quien vivo y tiene que aceptar sí o sí. La verdad, no quería que ella se sintiera mal o en peligro Pero no hubo drama. Me anoté, pero al tiempito me llamaron para decirme que estaba cubierto y que me ponían en una lista de espera. Pasaron diez días y me llamaron para decirme que se abrió una posibilidad, que sí me interesaba y por supuesto les dije que si. Lo que me motivó fue un poco la curiosidad de saber cómo era todo el proceso, un poco de interés personal. Y también porque los que la están remando son los trabajadores de la salud y sé que lo están pasando espantosamente mal y cuanto antes se acabe esto, mejor. Esto no quiere decir que yo no tenga que hacer la misma vida que todos, de cuidarme porque primero que yo no sé si me dieron el placebo y segundo que la posibilidad de contagiarme está. Con respecto a los miedos no lo pensé demasiado”

El proceso 

“Después de los llamados y wahtsapp confirmándome que quedaba como voluntario arreglamos una fecha y me mandaron un Cabify a casa, me mandaron un ratito antes de la hora del turno. Llegamos al Hospital Militar y ahí arranca una serie de controles y un circuito en el que te toman los datos, te dan una bolsita que incluye un termómetro electrónico y colación. Después te llevan a otro lugar pasás al consultorio donde hay una médica que que te explica todo el proceso, estuve una hora larga en donde me fue contando cómo va a ser todo, cuáles son los peligros. Después me sacaron sangre, me hicieron el hisopado y después te ponen la vacuna. Son dos colocaciones de la vacuna, una la que pasó y una que será en tres semanas, el 15 de septiembre. Esperás media hora a ver si está todo bien y te vas a tu casa. Me dieron un celular con una aplicación para ir controlando. A 24 horas de la dosis me siento bastante cansado, me duele un poco el brazo, pero nada del otro mundo”.

“Mi abuelo murió por COVID y eso me impulsó a tomar la decisión”

Lula González: “Mi decisión surgio de una inquietud muy personal por el hecho de que mi abuelo murió de COVID el 22 de julio y me parecía que era necesario apelar a la colaboración y sobre todo apoyar a la ciencia. La verdad es que sin pensarlo mucho me anoté. Por mi trabajo como periodista seguía este tema y cuando apareció esta primera vacuna y me enteré que iban a convocar a personas, dije que lo tenía que hacer por él. Mi abuelo se llamaba Mario, era un abuelo del corazón que yo tuve acá en Buenos Aires porque soy de Salta. Fue un shock muy duro porque yo tuve que hacer los trámites de la cremación. Si ya los trámites en la normalidad para una muerte son súper difíciles y duros, en pandemias son totalmente dolorosos. Creo que yo nunca había vivido una situación así de contarle a mi abuela que su compañero de vida había fallecido, no poder despedirlo, ir a la morgue, hacer todos los trámites. Decidí a partir de ese momento que quería contribuir de esa manera. Sentía que tenía que hacer algo más. Sentía que no podía quedarse ahí. Además quiero retratarlo también desde mi inquietud periodística. Hace unos días me llamaron y la verdad es que me alegré mucho porque creo que hay que poner literalmente el cuerpo. Estoy un poco nerviosa, pero confío mucho en los científicos argentinos que están en esto. A mí me pone muy mal ver las marchas anti cuarentena y me parece que son de una irresponsabilidad y una falta de empatía. Por eso decidí a hacer esto”.

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto