Un laboratorio cooperativo ya produce el test rápido de coronavirus que reemplaza al importado

Compartir

El test rápido producido por Farmacoop permite detectar si una persona está o no infectada de Covid-19 en apenas cinco minutos. En principio, será distribuido en municipios y ministerios. Ya está listo el primer lote en tiempo récord. Bruno Di Mauro, presidente de la cooperativa, cuenta cómo le ganaron al desafío de producir contrarreloj en el primer laboratorio del mundo recuperado por sus trabajadores. Es el primer caso de éxito de un programa de empresas recuperadas llamado “Sustitución de Importaciones por Autogestión”.

Ya está listo el primer lote del test rápido de Covid-19 de fabricación nacional en manos del primer laboratorio recuperado en el mundo: Farmacoop. El test, aprobado semanas atrás por la ANMAT, fue desarrollado en los laboratorios de la Universidad Nacional de La Plata y permite detectar anticuerpos en 5 minutos. El objetivo será producir 500.000 unidades mensuales en un laboratorio que, si no fuera por sus trabajadores, no existiría más. 

Roux-Ocefa era un prestigioso laboratorio argentino inaugurado en la década del 30 que vivió, de 2016 a 2018, un vaciamiento que lo llevó a la quiebra. Fuero los trabajadores que se pusieron al hombro dos plantas clausuradas y destruidas para adecuar el espacio a ser un laboratorio recuperado. 

Farmacoop: el primer laboratorio recuperado del mundo es de Villa Luro

Bruno Di Mauro, ex trabajador de Roux-Ocefa y actual presidente de la cooperativa farmacéutica Farmacoop, dialogó con Nuestras Voces sobre la producción del test y la importancia que tiene para la cooperativa haber sido habilitados y aprobados por el ANMAT para avanzar con su fabricación. 

Los beneficios de este test rápido son numerosos y trascendentales: resuelve un posible problema de abastecimiento, asegura la calidad de la materia prima al ser testeado en sueros de infectados en la región y reduce los falsos positivos. Además, es una muestra más de la soberanía que aporta la inversión en ciencia y tecnología. Pero en este caso, vale doble: al tratarse de un laboratorio recuperado por sus trabajadores, el logro es todo de ellos. 

Nuestras Voces: ¿Qué significa para Farmacoop la aprobación para fabricar el test serológico?

Bruno Di Mauro: Para nosotrxs significa una alegría y un orgullo haber podido culminar el camino de la habilitación y la aprobación del registro de este producto. En primer lugar, porque cumplimos con uno de los objetivos que nos proponemos que es sumar productos a nuestra oferta. Por otro lado, porque demuestra que somos capaces de encarar proyectos y desarrollos que suponen una complejidad importante, y todo realizado bajo gestión de los mismos y mismas trabajadoras que hace años venimos luchando por recuperar nuestro empleo, cuando siempre se nos achacó que este tipo de rubro no era viable que lo llevemos adelante.

N.V.: ¿Cuáles son las ventajas de que se produzca de manera local y qué problemáticas resuelve?

B.D.M: La ventaja principal es que con esto somos capaces de sustituir un producto que antes se estaba importando. Nosotros enmarcamos el proyecto en un programa que venimos trabajando las empresas recuperadas llamado “Sustitución de Importaciones por Autogestión”, donde con este test damos el primer caso de éxito. Por otro lado, al ser un producto de casi la totalidad de sus componentes fabricados acá, genera puestos de trabajo en PyMEs y empresas nacionales. A la vez que suma en soberanía, teniendo en cuenta que la pandemia dejó al descubierto la importancia de este elemento ante situaciones de crisis. Debería resolver un posible problema de abastecimiento y de calidad incluso, ya que el desarrollo fue realizado con sueros de argentinos y argentinas y contrastado con enfermedades e infecciones de la región, a diferencia de los importados, reduciendo los falsos positivos.

Viviendas colaborativas: “Llegó el tiempo de concretar nuestros sueños”

N.V.: ¿Cuándo saldrá de producción la primera camada de test y a quién estarán dirigida?

B.D.M.: El día 26 de enero se culminó con la fabricación de un primer lote pequeño, e irá destinado a Ministerios y gobiernos municipales. Priorizamos la distribución en el sistema público, confiando en el criterio estatal para su mejor uso en el control epidemiológico. Esto no niega la posibilidad de venta a institutos de diagnósticos, obras sociales, etc.

N.V.: ¿Cuál es la situación actual del laboratorio y cuáles son los planes para este año?

B.D.M.: Actualmente nos encontramos trabajando en tres áreas habilitadas por ANMAT. Por un lado el sector de operación logística de medicamentos, por otro lado el sector de tecnología médica donde se fabrican los test y también el sector de cosméticos y productos de higiene personal, donde se fabrica alcohol en gel y alcohol 70° y donde estamos por lanzar una crema hidratante que fuera uno de los productos estrella del Laboratorio Roux Ocefa (Aqualane). Para este año proyectamos la consolidación de los sectores mencionados, la incorporación de asociados y fundamentalmente, por la habilitación por ANMAT, la línea de producción de medicamentos nos va a permitir retomar la oferta al mercado de los productos de nuestro laboratorio que no se volvieron a producir desde la quiebra de Roux.

El desarrollo del test estuvo a cargo los científicos del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales CINDEFI, ubicado en la Facultad de Ciencias Exactas, y dependiente de la UNLP y el CONICET. Allí está ubicada la empresa de base tecnológica BAMBÚ que desarrolló el producto, dejando la parte productiva en manos de Farmacoop. Todo, en tiempo récord y con final feliz. 

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 01/03/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto