Larreta acelera la venta de Costa Salguero

Compartir

Los negocios inmobiliarios de Horacio Rodríguez Larreta no se suspenden ni en cuarentena. Ahora vuelve a la carga con la venta de Costa Salguero. El 20 de abril último, el gobierno de la Ciudad lanzó el “Concurso Nacional de Ideas Bs.As. y el Río Parque Salguero” para rediseñar la zona. Así habilitan la construcción de viviendas en un predio que estaba destinado al uso público. Frente a esto, solicitaron este viernes que la justicia resuelva la denuncia para declarar nula e inconstitucional la Ley que autoriza a vender los terrenos. #DefendamosElRío

Esta semana se conoció la noticia de la rezonificación de terrenos ferroviarios en las cercanías de la estación Villa Crespo, donde el gobierno de la Ciudad planea construir dos torres. La venta de espacios públicos en Capital Federal no es una nueva noticia. En todos estos años en que la Ciudad es gobernada por el Pro-Cambiemos-Juntos por el Cambio, permanentemente se encuentra en disputa el uso del suelo urbano, a raíz de diversos proyectos que coinciden en un único objetivo: la privatización de terrenos públicos.

El proyecto “Parque Salguero” es relativamente reciente. El 5 de diciembre de 2019 en una sesión maratónica de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires –durante la cual también fueron autorizadas la venta de otros 60 inmuebles de la Ciudad–, se sancionó la Ley N° 6.289, a través de la cual se autorizó la venta del terreno conocido como “Costa Salguero”. Al mismo tiempo, se ordenó al Gobierno de la Ciudad realizar un concurso público  para el desarrollo urbanístico del conjunto “Costa Salguero – Punta Carrasco”, es decir, para un conjunto de predios más grandes que el que se autoriza a enajenar.

El primer atropello del gobierno de Larreta fue la forma en la que presentó el proyecto de ley: fue ingresado a la Legislatura porteña la noche anterior a la sesión, sin brindar los tiempos necesarios para que los legisladores y las legisladoras se informen al respecto. La norma fue aprobada en lo que fue la última sesión ordinaria, antes de que el macrismo pierda la mayoría propia.

Como consecuencia, la diputada nacional del Frente de Todes Gabriela Cerruti, en conjunto con el Observatorio de la Ciudad con el patrocinio de Jonatan Baldiviezo y Alejandra Iriarte, presentó un amparo a fin de que se declare la inconstitucionalidad y nulidad de la totalidad de la ley. Los fundamentos de dicha presentación consisten en que la ley no cumplió con el procedimiento constitucional establecido para la disposición de los bienes públicos del Estado; a saber, el procedimiento de la doble lectura y la realización de una audiencia pública. La presentación resalta, además, que la norma incumple con el Plan Urbano Ambiental, que exige que estos predios se transformen en grandes parques públicos.

Avanza el amparo para evitar que Larreta venda Costa Salguero

En el marco de la presentación judicial el Juez Furchi solicitó informes a la Legislatura Porteña. Sin embargo, la causa quedó paralizada en virtud de las medidas de suspensión de plazos dispuestas por el Consejo de la Magistratura porteño, en sintonía con el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio dictado por el Gobierno Nacional.

El engaño del concurso

 Pero el aislamiento no frenó al Gobierno de la Ciudad en su intención privatizadora. El gobierno porteño, junto a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UBA y la Sociedad Central de Arquitectos, lanzó el pasado 20 de abril el “Concurso Nacional de Ideas Bs.As. y el Río Parque Salguero”. La convocatoria apunta a propuestas de arquitectos/as y paisajistas para avanzar en el desarrollo del conjunto urbano “Parque Salguero”, que comprende los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco.

Ante estas circunstancias, quienes iniciaron el amparo, solicitaron que se disponga el levantamiento de la suspensión de plazos procesales, para que se continúe tramitando la causa. El concurso demuestra que el proyecto está avanzando y que, aunque de forma no vinculante, las bases del concurso expone algunas de las verdaderas intenciones del GCBA para la zona.

En primer lugar, abre la posibilidad de proyectar usos residenciales, no previstos en la Ley de Distrito Joven. En el archivo de divulgación de las bases se puede leer: “Los altos valores inmobiliarios de las zonas consolidadas cercanas dan cuenta de un dinamismo de alto potencial, y si bien las distancias no son cortas, el desarrollo de los predios y su entorno representa una oportunidad para extender parte de esta dinámica a la ribera”. Las residencias no podrán superar los cuatro pisos de altura debido a la ubicación cercana al aeroparque Jorge Newbery”.

El segundo punto, es el engaño que se esconde bajo el nombre de “parque”. Todo el complejo se dividiría en un 65 por ciento destinado a espacio público y un 35 por ciento al privado, tal como establece la ley 6289. Sin embargo, ese es el porcentaje previsto para espacio público según dispone el Código de Planeamiento de la Ciudad y que obligatoriamente debe ser respetado. Si revisamos la zonificación del Distrito Joven, encontramos que un área de los predios, (identificada como 5.1) debe tener un noventa y ocho por ciento destinado a espacio público parquizado. Sin embargo, las bases del concurso no parecen contemplarlo, incluyendo a todo el terreno bajo la misma planificación.

Otro engaño que salta a la vista: el Gobierno de la Ciudad hace trampa al contar dentro del 65 por ciento la línea de la ribera, espacio que debe estar destinado al Camino de Sirga, con un ancho no menor a treinta metros desde el río. Según la normativa vigente, el acceso al río sólo podrá ser destinado a espacio verde público asegurando la conectividad y transitabilidad de todo el borde ribereño. De esta forma, del área total destinada a espacio público, el 22 por ciento ya está representado por el camino sirga. La misma ley de la venta de los predios lo dispone, no por su función de esparcimiento sino por su importancia ambiental en relación con el río.

El negocio joven de Larreta

Los terrenos en cuestión se encuentran incluidos dentro del denominado “Distrito Joven”, un proyecto sumamente polémico que lleva adelante el macrismo desde el año 2018.

El proyecto aclara que ese 65 por ciento del espacio público debe ser parquizado. Sin embargo, en las bases del concurso, el espacio público estipulado puede ser destinado también a construcciones de utilidad pública y vías públicas. Por ende sólo un 43 por ciento de lo disponible entre las arquitecturas quedará para espacio público. Si contamos la zona utilizada para calles, el porcentaje de arbolado disminuiría notablemente.

En una Ciudad con una cantidad de espacio verde por habitante ya por debajo de la establecido por la Organización Mundial de la Salud, el Gobierno de la Ciudad decide que lo mejor es seguir privatizando los posibles espacios verdes. El aislamiento, evidentemente, no aplica para los negociados de Larreta, que se beneficia con la imposibilidad de los porteños y las porteñas de movilizarse.

Es necesario que el proyecto se frene antes de generar consecuencias que no puedan retraerse.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/05/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto