Larreta amenaza con desalojar un hogar para madres adolescentes

Compartir

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires insiste con su decisión de desalojar el Hogar Eva Duarte: el único centro de la Ciudad que aloja a madres jóvenes vinculadas a causas de violencia de género. Las autoridades alegan razones de “cuidado” pero sus trabajadoras denuncian que quieren mudarlas, sin decirles a dónde las trasladan, y desarmar el proyecto que impulsan. Alertan que el desalojo es parte de una política de vaciamiento de la Dirección General de la Mujer.

En medio de la pandemia y la cuarentena obligatoria, el Gobierno de la ciudad quiere “mudar” o mejor dicho desalojar al Hogar de Mujeres y Disidencias Eva Duarte, el único dispositivo de la Ciudad que alberga a madres adolescentes con sus hijos y embarazadas que atravesaron situaciones de violencia en contextos de extrema vulnerabilidad social.

Desde hace más de seis años, el hogar funciona en el barrio de La Paternal, en un ala del edificio del Hogar San Martín, el cual aloja población de adultos mayores. Pero las poblaciones de ambos hogares no tienen ningún espacio común aunque el motivo de la mudanza, según las autoridades, es el “cuidado” de las poblaciones que habitan en el predio. Dicen que quieren evitar que se crucen o compartan espacios.

“Nos hablan de mudanza y nosotros la entendemos como desalojo. En principio no hay cruce con los adultos mayores en ningún momento. El único lugar común que tenemos es la entrada. Y entendemos que es un desalojo porque no es que nos mudan a toda la población y todas las trabajadoras en un mismo lugar en donde podamos continuar con nuestro trabajo, sino que nos fragmentan, nos separan y no nos brindan la seguridad de otro espacio para poder continuar. Y además obtura la posibilidad de que las chicas que quedaron por fuera del hogar, que en muchos casos están en contextos violentos o de vulnerabilidad, puedan reingresar al hogar”, explica a Nuestras Voces Nora Céspedes psicóloga social y facilitadora del Eva Duarte en el área de salud desde hace diez años.

Incluso, las trabajadoras propusieron que se habilite una puerta externa que existe para no cruzarse siquiera en la entrada, pero tampoco fue aceptada por las autoridades del gobierno.

“Las chicas llegan al hogar por intervención de las distintas defensorías que actúan en los casos y nuestro trabajo consiste en alojarlas en todo el sentido de la palabra. Tratamos de hacer del hogar un hogar para ellas y sus hijos. Acompañamos los partos, les acompañamos en sus idas al médico, en su escolaridad, en la de sus hijos. También estamos ahí cuando dicen sus primeras palabras, cuando dan sus primeros pasos. Nuestro trabajo es maravilloso y lo tomamos con muchísima responsabilidad”, grafica Nora.

El hogar luego de muchas luchas y mucho trabajo de insistencia por parte de los trabajadores cuenta con instalaciones acorde a las necesidades de las chicas y de los bebés. “Se instalaron bañeras para bebés, inodoros pequeños, protección en todas las ventanas, calefacción por eso el desalojo de este lugar implicaría no solo asignarlas en dispositivos que actualmente están colapsados debido al crecimiento de la demanda por el recrudecimiento de la violencia en contexto de pandemia, sino discontinuar ese proyecto porque el abordaje en esos otros dispositivos es totalmente diferente porque aloja a adultas”.

Después de varias semanas de estar en alerta y visibilizar el conflicto, los trabajadores y trabajadoras lograron frenar el inminente mudanza aunque aún no hay nada concreto. Por ahora se están evaluando posibles lugares aunque aún no hay ninguno que reúna las condiciones necesarias. “Hasta que no nos garanticen las condiciones de habitabilidad de otro lugar y no nos garanticen que no van a fragmentar el equipo de trabajo, las trabajadoras nos encontramos en estado de alerta”.

Larreta y el negocio de los intermediarios con la comida de los chicos

Nada nuevo bajo el sol 

Lo que viene sucediendo desde el comienzo de la gestión macrista es que se produjo un vaciamiento de la Dirección General de la Mujer. De 600 trabajadoras pasamos a ser 300 y también a lo largo de estos años, que son muchos, ya se fueron reduciendo algunos programas”, explica Julieta Minervini, trabajadora de esa dirección y delegada de ATE. “La dirección es una dirección histórica en la ciudad. Tiene 30 años y fue una de las primeras políticas de atención a violencia de género en América Latina, fue punta de lanza de este tipo de políticas”. Pero desde hace ya varios años la dirección fue perdiendo presupuesto y programas. “Eliminaron un programa que había sobre mujer, trabajo y cooperativismo. Todo lo que es prevención y capacitación es muy pequeñito. Y después lo que pasa como en todo el gobierno de la Ciudad es la tercerización y la privatización de los servicios”. Por ejemplo, todos los CIM —Centros Integrales de la Mujer— que se crearon los últimos dos años que están en cada comuna y que la idea es que tengan una trabajadora social, una psicóloga y una abogada como mínimo para trabajar en la atención espontánea, se crearon a partir de gestiones asociadas con organizaciones de la sociedad civil. “Nosotros pensamos que las políticas tienen que ser cien por ciento estatales y sí buscar otra forma de que las organizaciones participen”, ejemplifica Minervini.

 

El Hogar Eva Duarte fue fundado en 1991 e intentó ser cerrado varias veces, lo mudaron muchísimas veces, a diferencia del resto de los hogares. “De hecho, ofrecen volver a mudarlo a uno de los espacios en los que ya funcionaba y fue en su momento desalojado. Entonces ya pasamos por una situación de este estilo donde a partir de una supuesta mudanza, el lugar intentó ser cerrado y hubo que pelear. Desde Cambiemos y el Gobierno de Larreta vienen haciendo un montón de prensa y de propaganda sobre las supuestas políticas de género. Pero después, cuando vamos a lo concreto, las políticas públicas están totalmente vaciadas”.

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 12/07/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto