Larreta compró ropa para la policía a una empresa fantasma

Compartir

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adjudicó la compra de 17 mil camperas para la policía local por un monto de más de 240 millones de pesos a South Texh S.A. La empresa está radicada en la Zona Franca de General Pico, en la Pampa, no registra trabajadores y no tiene la capacidad productiva ni financiera para asumir la demanda, según aseguran las cámaras textiles y los sindicatos del sector. Denuncian que la mercadería será importada, lo que perjudica la industria nacional, o producida en condiciones de informalidad laboral.

Las cámaras patronales de la industria textil y el sindicato del sector advirtieron que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adjudicó la compra de 17.000 camperas para la policía local a la empresa South Tech S.A, radicada en la Zona Franca de General Pico, en La Pampa, que no tiene trabajadores y trabajadoras registradas en los gremios. “Esto nos lleva a inferir que la mercadería ofertada será importada o que se producirá en condiciones de mano de obra no registrada”, indicaron la Federación de Industrias Textiles Argentina (FITA), la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y la Federación Obrera de la Industria del Vestido y Afines (FONIVA) en una carta al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. Fue enviada el 16 de octubre y aún no tuvo  respuesta. Las organizaciones indicaron que la decisión que perjudica a la industria nacional, fuertemente afectada durante la pandemia de COVID-19.

A través de la Licitación Pública 2900-1925-LPU19, la administración de Horacio Rodríguez Larreta adjudicó la confección de 17.000 camperas para Equipamiento Invernal con destino a la Policía de la Ciudad a la empresa South Tech S.A. por 242.250.000,00, tal como se publicó este miércoles en el Boletín Oficial de la Ciudad.

Sin embargo, el resto de los oferentes denunciaron que se trata de una empresa que no tiene antecedentes ni capacidad financiera para realizar una producción de esa magnitud por lo que sospechan que podría importarla desde Asia. Pedro Contartese, representante de la firma Confecciones Jose Contartese, una de las participantes en la licitación, indicó que South Tech S.A. “no tiene antecedentes de provisiones de esta cantidad de camperas a ninguna entidad como un Gobierno o una fuerza armada”. “El pliego exigía que se presenten balances y antecedentes pero la firma no tiene ninguna capacidad técnica. Tiene tres personas en relación de dependencia y no tiene provisiones de esta cantidad de camperas a ningún ente. En los balances te das cuenta que factura 3 millones de pesos mensuales contra una licitación de 400 millones. Nadie sabe bien cómo van a traer las camperas a la Argentina porque ellos no pueden fabricar, no tienen el personal para hacerlo, no tienen un proveedor de materia prima en la Argentina. Nosotros estimamos que como mínimo van traerla de afuera y van a buscar algún lugar donde se las puedan hacer porque en la zona Franca de General Pico ellos no tienen el personal para hacerlo. Creemos que se van a traer directamente de China, las van a llevar al depósito fiscal y van a salir con una factura E de exportación. Nadie va a pagar ningún impuesto, ni el proveedor, ni el Gobierno”, le dijo el empresario a Nuestras Voces.

Por su parte, desde la CIAI, que nuclea a las empresas de confección, le pidieron al gobierno porteño que verifique la trazabilidad productiva y laboral de la empresa. La gerenta general de la institución, Alicia Hernández, se mostró preocupada porque “el producto sea importado” en detrimento de las empresas nacionales. “El Estado de la Ciudad tiene que verificar que estas cosas no pasen. No es  simplemente fijarse que la empresa que cotiza sea un IVA Responsable o esté registrada en la AFIP sino que también tiene que fijarse hacia atrás, ver la trazabilidad laboral del producto. No deberían gastar dólares sino reactivar la industria nacional. El Gobierno Nacional está fomentando que todo lo que sea compras públicas sean dirigidas a nuestro sector para reactivar la demanda. El poder adquisitivo ha caído muchísimo y están muy bajas las ventas de indumentaria”, afirmó Hernández a este medio.

“Queremos que la compra pública tenga valor agregado nacional y que no venga de China o de Bangladesh o de otra parte del mundo y estemos utilizando las pocas divisas que tenemos para traer mercadería del exterior. A las tres patas nos interesa que el Estado licite por trabajo nacional y empleo registrado: nosotros estamos porque nucleamos  a las empresas de confección, la FITA porque representa al sector de los  tejidos y el sindicato por los trabajadores. A ellos les interesa que sus trabajadores registrados se sostengan. Lo otro que podría pasar es que se haga en el país pero en un circuito informal. Talleres no registrados, donde las producciones no estén tributando impuestos y demás. Entonces eso también es importante que lo verifiquemos, son compras del Estado”, agregó la dirigenta de la cámara del sector de indumentaria.

La Policía de Larreta: sin chapa ni gorra

Industria textil: un sector en crisis

Según las cifras del INDEC, en septiembre el sector de prendas de vestir, cuero y calzado padeció una caída interanual del 21,3 por ciento. La cifra es más grave cuando se compara el acumulado del 2020 respecto al mismo período del 2019, donde el porcentaje de descenso de actividad es de 38,6 por ciento. Por su parte,  la industria textil (hilados y tejidos),  sufrió una caída interanual del 19, 2 por ciento. Mientras que en el acumulado del 2020 respecto al del 2019 la retracción es de 23,4 por ciento.

Contartese descartó el argumento de que la oferta de South Tech sea la de menor costo. “En realidad no es la más barata porque está cotizando desde una zona Franca y, cómo el oferente mismo dice en su cotización, el hecho de estar en una zona Franca se eximen del pago de IVA y nuestra oferta contiene IVA entonces ya no es la oferta más barata porque por el precio que nosotros estamos cotizando el Estado cobra un 21 por ciento de IVA y  un 4 por ciento de Ingresos Brutos.  En la oferta de South Tech el estado no cobra nada. No es la oferta más barata, en realidad es más cara. No sólo nosotros que tenemos a 60 personas en relación de dependencia, sino las otras tres oferentes.  Además, tenemos la certificación INTI de cumplir con el compromiso social compartido de no tener gente en negro, de cumplir con las normas de seguridad e higiene”, detalló.

En segundo lugar, detrás de South Tech S.A quedó INDUMAX S.R.L, que fue contratada para cubrir el renglón 4 de la licitación por un monto 55.920.000,00 de pesos que corresponde a la adquisición de 16 mil buzos de frisa. El monto total de la compra asciende a 298.170.000,00 de pesos.

“Cualquier empresa cuando liquida los salarios llena el Formulario 931 y lo presenta en la AFIP, eso es lo que te da la cifra de los trabajadores que están registrados. En base a eso, los sindicatos reciben las contribuciones. Si el formulario tiene 3 empleados no pueden hacer 17.000 camperas. Tiene que tener una planta con una cantidad de maquinaria. Si no lo tiene  y  ¿terceriza en un taller clandestino? Tiene que estar registrado, no es un delito tercerizar.  Todas las áreas de Gobierno, sean compras que se tiren a la industria nacional para que sirvan como reactivadoras de la situación actual. Ese es el meollo de nuestro planteo. Si uno compra afuera lo que está haciendo es dándole trabajo a los chinos, a lo que sea”, afirmó Alicia Hernández.

“Estamos dejando sin trabajo a las empresas que nos trabajan a nosotros, a las textiles, acá intervienen un montón de empresas  que son proveedoras, la mano de obra.  Lo que dice South Tech es que cuando le den la orden de compra va a poner máquinas y va a tomar personal y va a hacer las camperas. Yo creo que es todo mentira. Van a traer la campera hecha de China, la van a llevarla zona Franca y las sacarán de ahí. Cuando sean  entregadas al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no van a pagar el 21 por ciento de IVA porque lo dice el mismo proveedor en su oferta, no van a pagar el 4 por ciento de Ingresos Brutos y nosotros pagamos ambas”, explicó Contartese. “La venimos pasando mal durante la pandemia. Nos están sacando el trabajo no solo a nosotros sino a todas las industrias nacionales. Esto no es perder una licitación, estamos perdiendo contra un galpón en una zona Franca, el gobierno porteño tiene muy claro lo que están haciendo y esto va en detrimento del país. Atentan contra las fuentes de trabajo y sin ningún beneficio para nadie. Nosotros lo único que queremos es trabajar, que a las empresas les vaya bien. No se entiende desde que lado lo están viendo y que van en contra del país”, agregó.

resolución boletín oficial by nuestrasvocesok on Scribd

 

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/11/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto