Larreta hizo negocios en Plaza Houssay al ritmo de campaña

Compartir

Como parte de su propaganda electoral Horacio Rodríguez Larreta inaugura obras con traje de jefe de Gobierno. Pero en realidad, hace negocios: el conglomerado de locales de comida rápida de Plaza Houssay fue construido por Lamp Investment, una empresa alevosamente vinculada al subsecretario García Resta. Se constituyó apenas dos meses antes de la licitación, en el domicilio de otras empresas del funcionario y sin el capital requerido para ganar la adjudicación. Además, varios socios de la adjudicataria fueron aportantes de Cambiemos. Lousteau y Santilli recorrieron las obras felices de bendecir el negocio para la foto de campaña. 

El Gobierno de la Ciudad inauguró un centro de comidas rápida en la Plaza Houssay, en el barrio de Recoleta. El jefe de Gobierno y candidato a la re elección, Horacio Rodríguez Larreta hizo su foto de campaña en un recorrido junto a su aliado estrella, Martín Lousteu, y al vicejefe porteño, Diego Santilli.  Caminaron por el concreto construido por la empresa Lamp Investments S.A., ganadora de la licitación para la obra por un valor previsto en 76 millones de pesos.

Lamp Investment se constituyó apenas dos meses antes del llamado a concurso (leáse solo para el concurso y con la seguridad de que ganaría) con un capital social de 100 mil pesos. Para más evidencias, la compañía se radicó en un domicilio en el que funcionaban dos empresas pertenecientes a Álvaro García Resta, Subsecretario de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, y uno de los coordinadores e impulsores del llamado «polo gastronómico y cultural» en Plaza Houssay, según denunció Andrea Conde, legisladora del Frente Para la Victoria. “Está claro que el único interés de Rodríguez Larreta en la ciudad es hacer negocios”, sostuvo la parlamentaria.

La Plaza Houssay se encuentra rodeada por el Hospital de Clínicas y las facultades de Bioquímica y Farmacia; Medicina y Economía, entre otras, de la Universidad Nacional de Buenos Aires. El proyecto de Cambiemos para la zona se completa con la venta del hospital de Clínicas para un desarrollo inmobiliario, y la construcción de un nuevo hospital mucho más pequeño en reemplazo del actual. Un clásico de la política Cambiemos en sintonía con la UCR, que maneja la UBA: ajuste en la salud y desarrollo con fondos públicos de barrios para privilegiar inversiones privadas de amigos.

Mentiras Clínicas

Se estima que circulan por el lugar alrededor de 180 mil personas diariamente. La Plaza Houssay fue inaugurada en 1980 por la última dictadura cívico militar. Como jefe de Gabinete, en junio de 2015, después de cinco meses de obras, Horacio Rodríguez Larreta inauguró como Jefe de Gabinete un “Campus Urbano” en ese espacio que se propuso como un polo de innovación, talento y creatividad. Apenas tres meses después, el 3 de noviembre de 2015, ingresó a la legislatura porteña el expediente 2366-J-2015 que proponía autorizar al Poder Ejecutivo a realizar el llamado a Licitación Pública para el diseño, construcción, mantenimiento, administración y explotación del Centro Cultural, Gastronómico y Playa de Estacionamiento «Plaza Dr. Bernardo A. Houssay». El ganador de la licitación pagaría la obra y explotaría los espacios culturales y gastronómicos por 20 años, con posibilidad de prorrogarlos 10 más. El proyecto también incluía mejoras en el entorno y la concesión de la playa de estacionamiento que pasó de tener 1015 espacios de estacionamiento a 810. El 3 de diciembre de 2015 el proyecto fue aprobado con 53 votos a favor y 5 en contra. Luego de una audiencia pública que se realizó el 30 de marzo, finalmente el proyecto obtuvo su aprobación final el 19 de mayo de 2016. En octubre de ese año se publicaron los pliegos de bases y condiciones y las especificaciones técnicas y se convocó a la licitación. Se presentaron cuatro empresas.

Entre las postulantes se encontraban CIUCOR S.A, concesionario en ese momento de la Playa de Estacionamiento Subterránea ubicada debajo de la Plaza  Houssay, aunque con la licencia ya vencida desde hacía meses; RIVA S.A que poseía la concesión -vencida desde hacía tres años- del Estacionamiento Subterráneo ubicado en Corrientes 436, y que tuvo a su cargo la reconversión del Centro Cultural General San Martín, la construcción del edificio del SAME, del Polo Educativo Saavedra y las remodelaciones del Instituto Superior de Educación Física Romero Brest y del Hospital Tobar García; el Estudio SMUD-IR-BULLA, que construyó en 2014 el Parque del Centro de Convenciones de Buenos Aires, que consistió entre otras operaciones en reubicar el estacionamiento de Facultad de Derecho, la ampliación de la calle Joaquín V. González, la conservación de la Plaza Federativa de Brasil y el edificio bajo nivel y pradera verde sobre la cubierta y con experiencia en otras obras y, por último, Lamp Investments S.A, que se creó el 17 de agosto de 2016, apenas dos meses antes del llamado a licitación, sin antecedentes en obra pública.

Comedero de irregularidades en Plaza Houssay

Una de las primeras irregularidades en el proceso estuvo ligada al pago del pliego. Mientras en el informe elevado al Procurador General de la Ciudad, la Dirección General de Bienes y Concesiones establecía un valor de venta que oscilaba entre los 5 mil y 10 mil pesos y en el modelo de pliego remitido estipulaba un valor de 7 mil pesos, finalmente, la obtención del mismo resultó gratuita. “El precio de los pliegos guarda relación con la importancia o envergadura de la obra o de la compra a realizarse. En este caso, resulta extraño la gratuidad del Pliego ya que, en el caso del Centro de Convenciones se estableció un valor de 20.000 pesos”, explicó a este medio Conde.

Pero lo que llamó la atención fue la empresa a la que se le adjudicó la licitación. Lamp Investments S.A., al momento de realizar la oferta en la que debía dar cuenta del respaldo económico y financiero para llevar adelante el proyecto, sostuvo que contaba con el financiamiento de los socios accionistas Mariano Martí y Martín Kocourek y que en caso de adjudicarse la licitación se integrarían dos nuevos socios. En febrero de 2017, la Comisión de Evaluación de Ofertas solicitó a la empresa a que presentara las fuentes de financiación debidamente documentadas. En la documentación presentada, la sociedad incorporó nuevas fuentes de financiación, entre ellas un préstamo sindicado a través de Cohen S.A. y la oferta por parte de Madero Harbour S.A. de adquirir el 10% del capital social de la sociedad, ambas propuestas también sujetas a la previa adjudicación de la licitación. Sin embargo, el propio pliego de bases y condiciones establece que las fuentes de financiación son un requisito no subsanable, es decir, no se podrían haber agregado ante el pedido de la comisión fuentes de financiamiento no informadas inicialmente. Pero, además, las condiciones también establecen que no se aceptan condicionamiento de la financiación por parte de terceros, como ocurrió con los otros accionistas que pusieron como condición la adjudicación de la obra.

Animales sueltos

Conde también explicó que “la Comisión de Evaluación de Ofertas en el Informe realizado sostuvo respecto a la capacidad financiera de la empresa que consta ante la AFIP que tanto el patrimonio de sus actuales como futuros accionistas no llega a cubrir el 100 % del monto de inversión como así tampoco en lo que respecta a la solvencia patrimonial de los mismos. También consta en el Acta de Preadjudicación que Lamp Investments S.A. obtuvo el puntaje más bajo en lo referente a “Capacidad Financiera, Solvencia Patrimonial y Antecedentes Empresariales”, a diferencia de sus competidoras”, sostuvo. Otro dato llamativo, es que la empresa ESTUDIO SMUD-IR-BULLA, que inicialmente había presentado deficiencias similares a las de Lamp Investments S.A., fue descartada del proceso sin haber sido notificados sus titulares.

Lamp Investments S.A. fijó como domicilio una dirección en la que también figuran el Estudio 2AG Arquitectos y la empresa FTTR S.R.L. ambos pertenecientes a Álvaro García Resta, quien se desempeña como Subsecretario de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad y coordinó el Proyecto «Plaza Dr. Bernardo A. Houssay».

Entre las accionistas de la empresa que fue beneficiada con la adjudicación de la obra se encuentra Madero Harbour S.A, que posee un 10% de las acciones y que en 2015 aportó medio millón de pesos a la campaña del PRO. En la presentación de la oferta, a su vez, Lamp investments sostuvo que la empresa Bricons SAICFI sería la constructora encargada de ejecutar la totalidad de la obra. Mario Ángel Raspagliesi, dueño de esa empresa que es una de las proveedoras de la ciudad y que fue adjudicataria de obras por mas de 1300 millones de pesos, aportó 500 mil pesos a la campaña de Macri en 2015, aunque lo hizo en el marco de una cena realizada en La Rural. Agropecuaria El Mistol, de los hermanos de Mario Ángel, aportó otro medio millón.

La empresa debe abonar un canon de 400 mil pesos mensuales al Gobierno de la Ciudad. Si sólo se calcula una sola hora de ocupación de los 810 lugares que tiene el estacionamiento, al valor más bajo que es el del automovil, a 48 pesos la hora, la recaudación sería de alrededor de 38 mil pesos diarios, más de un millón mensuales y casi 14 millones anuales, esto sin considerar eventuales incrementos en el valor de las tarifas. Y este calculo es solo en base a la ocupación plena una sola de las 24 horas diarias. Además, hay que sumar los ingresos por el alquiler de los locales del Polo Gastronómico, entre los que se encuentran Freddo, Mc Donald´s, Antares y Hell´s Pizza. Por otra parte, también funcionarán allí cuatro salas del Village Recolleta.

“Venimos denunciando hace más de dos años que el Gobierno de la Ciudad le entregó con todas las facilidades un gran negocio a una empresa amiga que no tiene capital propio ni experiencia en el rubro. Plaza Houssay es un caso paradigmático de cómo el gobierno porteño les entrega en bandeja las obras a los empresarios amigos en perjuicio del dinero público, violando las normas de este tipo de licitaciones. Y con la Legislatura funcionando como la escribanía del gobierno porteño, el círculo cierra perfectamente para que los únicos beneficiados sean los amigos del poder. Está claro que el único interés de Rodríguez Larreta en la Ciudad es hacer negocios”, sostuvo Conde.

Comentarios

Comentarios

Sabrina Roth

Sabrina Roth

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA). Es corresponsal de Telesur en Argentina y escribe colaboraciones en Página/12 y #LaGarcia.

Hacé tu anotación Sin anotaciones