No hay pandemia que detenga a la inmobiliaria Larreta

Compartir

Desde finales de mayo, el predio de Costa Salguero funciona como centro de aislamiento para pacientes de Covid-19. Es el más grande de la ciudad con casi 800 camas. Sin embargo, el terreno ya tiene otro destino. En diciembre pasado fue puesto a la venta irregularmente por Horacio Rodríguez Larreta en una sesión express. Aunque se presentó una amparo en la justicia, semanas atrás se conocieron los resultados de un concurso para desarrollar la zona sin criterios ambientales ni respeto por la Ley de Distrito Joven.

El predio de Costa Salguero, en conjunto con Punta Carrasco, sigue siendo parte de las especulaciones inmobiliarias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La situación tiene, en plena crisis sanitaria, un serio agravante: los inmuebles en disputa están siendo desde el 27 de mayo utilizados como centro de aislamiento para pacientes con Covid-19. Se trata del más grande de la Ciudad, con 798 camas divididas en 5 pabellones. Sin embargo, este terreno fue dispuesto para la venta mediante la Ley 6.289, votada en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires en una sesión maratónica el 5 de diciembre de 2019, junto con otros 60 inmuebles. La disposición de poner a la venta el predio de Costa Salguero –con el objetivo de ser utilizado para otros fines– podría suponer no sólo una crisis ambiental sino el colapso del propio sistema sanitario de la Ciudad.


Foto de Zahira Rivera

A principio de año la diputada nacional del Frente de Todes, Gabriela Cerruti, en conjunto con el Observatorio de la Ciudad, presentaron un amparo por las irregularidades en el momento de la votación del permiso de la venta. También la Legislatura Porteña, de la mano de Claudia Neira y María Rosa Muiños, tiene un proyecto de ley para dejar sin efecto la norma que autoriza a la Ciudad a disponer del terreno. A pesar de ello, se registran avances del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre la zona.

El amparo se basa en que la Ley 6.289 no cumplió con el procedimiento constitucional establecido para la disposición de los bienes públicos del Estado; a saber, el procedimiento de la doble lectura y la realización de una audiencia pública. La presentación resalta, además, que la norma incumple con el Plan Urbano Ambiental, que exige que estos predios se transformen en grandes parques públicos.

Avanza el amparo para evitar que Larreta venda Costa Salguero

El concurso como excusa

El 20 de abril de este año, en conjunto con la Sociedad Central de Arquitectos, realizaron la presentación del “Concurso Nacional de Ideas Bs.As. y el Río Parque Salguero”. El mismo concluyó con una entrega de premios, de forma virtual, el pasado miércoles 8 de julio, donde tres proyectos fueron seleccionados y algunos fueron elegidos como menciones especiales.

Aunque el concurso no es vinculante, la selección de trabajos realizada, revela algunas de las intenciones que tiene el GCBA sobre la zona. En un primer lugar ninguno de los tres ganadores respetó la primera zonificación realizada para el proyecto Distrito Joven. En ella se pretendía un área destinada por completo a espacio verde. Asimismo, ninguno de los proyectos incorporó mayor proporción de espacio verde que el mínimo obligatorio.

Aunque el primer premio proyecta la mayor parte de espacio público como espacio verde, sigue reproduciendo la lógica de la trama urbana que aísla el río del resto de la ciudad. En este proyecto la disposición de los inmuebles no presenta una innovación ya que lo que propone es la continuidad de la traza urbana en forma de barrera entre la ciudad y el espacio público que desemboca en el río. Entonces nos preguntamos: ¿Para quiénes será el Parque? El mapa del primer premio evoca de alguna forma lo ya conocido en Puerto Madero, una hilera de edificios lujosos con vista al río que rodean una zona de esparcimiento que debería ser de fácil acceso para los porteños y las porteñas.

En el caso del segundo premio entregado, la disposición se modifica pero podemos encontrar que reemplaza un posible espacio verde con una “innovadora” plaza seca, por desgracia ya comunes en nuestra ciudad. Como último agregado, el tercer premio fue entregado al ex decano de la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo de la UBA, quien fue miembro del Consejo Asesor del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Es interesante rescatar cómo estos concursos no reemplazan las instancias de participación pública, obligatorias para este tipo de proyectos. Los mismos presentan una participación sesgada a profesionales, además de poner en relevancia sólo las  propuestas que se adecuan a las intenciones finales de los jurados. Seguramente, se presentaron al concurso muchas propuestas que priorizan el acceso de los y las habitantes de la ciudad al río y la biodiversidad que puede desarrollarse en la zona.

El negocio joven de Larreta

Un nuevo actor en el amparo: la Fundación Ciudad

Junto a los demandantes ya nombrados, esta semana el Juez Furchi aceptó a la Fundación Ciudad como parte actora en la causa, por lo que el amparo sigue avanzando en la Justicia. Se trata de una organización con larga trayectoria en la preservación y el desarrollo de la calidad de vida urbana en nuestro país, que desde sus inicios en el año 1995 trabaja en la recuperación del vínculo de la Ciudad con el río. La Fundación Ciudad afirma en el escrito presentado en la justicia que “tanto el Concurso de Costa Salguero como el proyecto ganador colisionan con los principios de un Proyecto de Ley consensuado por un organismo en el que están representadas más de 200 organizaciones de la CABA, profesionales, sindicales, empresarias, culturales, religiosas y de la sociedad civil.”

El Proyecto de Ley “Gestión Costera Integrada de la Ribera del Río de la Plata” fue presentado en la Legislatura Porteña en marzo de 2020, tras ser aprobado por el Comité Ejecutivo del Consejo del Plan Estratégico, el cual tiene rango constitucional, y es presidido por el Jefe de Gobierno. La propuesta de la Gestión Costera Integrada comprende “el proceso de planificación participativa que tiene por objeto promover la protección ambiental, el acceso público y gratuito, el uso recreativo y sostenible, la adaptación al cambio climático, la conservación de la biodiversidad y de la calidad paisajística de la Ribera del Río de la Plata”.

Con esta incorporación se torna aún más urgente el dictado de una medida cautelar que suspenda la vigencia de la Ley sancionada que permite al Gobierno porteño disponer de las tierras, de modo de evitar cualquier tipo de avance que pueda cercenar de modo definitivo el acceso a la costanera y al Río de la Plata.

En un contexto como el actual, signado por la pandemia de COVID-19 y la crisis socio económica en la que nos encontramos, proteger nuestro espacio público de modo de garantizar el libre acceso de todos y todas, así como en pos de preservar el ambiente, se torna una obligación ineludible.

No podemos permitir más avances inmobiliarios signados por una lógica meramente especulativa que cercenen los derechos colectivos al espacio público y a un ambiente sano.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 13/08/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto