Tiro Federal: con otra subasta avanza el plan de Larreta para hacer torres en Núñez

Compartir

La compañía Sancor Seguros pagó 11,9 millones de dólares por un lote de 45 metros por 40 en el ex Tiro Federal. Fue la única oferente y construirá hasta 16 mil metros cuadrados, avanzando con el proyecto de Horacio Rodríguez Larreta de fomentar los negocios inmobiliarios privados, invirtiendo parte de lo recaudado en valorizar el mismo predio con obra pública. Si bien anunció 65% de espacios públicos, denuncian que gran parte serán calles y veredas. Los Werthein ya habían sido favorecidos en la subasta anterior con una venta en cuotas.

Este lunes el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires subastó parte de las tierras en las que estaba el Club Tiro Federal, en el barrio de Nuñez. En medio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por la pandemia del coronavirus, el Banco Ciudad ofertó lotes en uno de los tres polígonos en los que fueron divididas esas tierras públicas. Es un terreno ubicado en la Manzana 146, que tiene 40 metros de frente por 45 de largo y una superficie de 1.800 m2. Se vendió al precio de base de 11.950.173,32 de dólares a Sancor Seguros, que planea construir allí dos torres. En ese área se prevé el desarrollo del Parque de la Innovación, un emprendimiento inmobiliario privado en el que “se instalarán universidades públicas y privadas, institutos terciarios orientados a la formación en nuevas tecnologías (…) instituciones de investigación en salud, empresas tecnológicas, oficinas y espacios de coworking”. Pero también torres de oficinas y viviendas.

Para poder avanzar con el proyecto, el gobierno de la Ciudad hizo un acuerdo con el Tiro Federal para relocalizar los polígonos en un terreno de 16 hectáreas junto al Río de la Plata, entre el Parque de los Niños y la desembocadura del arroyo Medrano. Fueron asignadas para “usufructo” por cien años de manera renovable. Una vez aceptado el acuerdo se establecieron tres lotes: A, B y C. El A fue el primero en subastarse, el  B es el área de la histórica sede social de la Asociación Civil Tiro Federal Argentino y el C es el predio donde se desarrollará el Parque de la Innovación y se subastará el 24 de agosto. Esta es la segunda venta relacionada con esas tierras. La primera fue en el año 2018, en donde el Fideicomiso Financiero Inmobiliario de Administración Buenos Aires LandMark , propiedad de la familia Werthein, se quedó con dos manzanas del Lote A ubicadas en Libertador y Udaondo por un valor final de $5.620.650.000 de pesos (alrededor de 151,5 millones de dólares). Según consignó Nuestras Voces, en ese espacio se construirán cinco edificios de hasta 100 metros (más de 30 pisos), por un total de 150.000 metros cuadrados.

El remate del Tiro

La venta fue muy criticada porque la administración de Horacio Rodríguez Larreta permitió el pago en cuotas de las tierras, algo inusual en estas operaciones donde el pago es total. A través de la Ley 6247, la Legislatura porteña con mayoría macrista sancionó el Régimen para la disposición de bienes inmuebles que en sus artículos 25 y 26 permite el pago en cuotas de las ventas de tierras públicas a privados. “La autoridad de aplicación podrá determinar la forma de pago del precio así como establecer pagos parciales y/o diferidos para la cancelación del precio, como también evaluar las ofertas de conformidad con el valor presente, entendiéndose por tal como el valor actual de un monto de dinero que será cancelado en el futuro, en uno o más pagos”, indica la norma.

Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad criticaron esa medida e indicaron que fue la primera vez que la Ciudad autorizó que un privado que compra tierras públicas la pague en cuotas. “Tenemos cuestionamientos severos al plan de urbanización de esta zona.Siempre cuando se subastan predios,  a los cinco días se tiene que pagar la totalidad del precio. Esta fue la primera vez que, con una ley de excepción, se  autorizó a pagar en cuotas. Todos los porteños y porteñas financiamos a la familia Werthein la compra de tierras públicas que nos pertenecían. En vez de que la familia Werthein vaya a conseguir financiamiento en bancos privados, lo financiamos los porteños y porteñas”, afirmó a Nuestras Voces el presidente del Observatorio, Jonatan Baldiviezo. 

En junio de 2016, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Ley 5558 por 42 votos positivos, 16 negativos y dos abstenciones. La norma creó la Agencia de Bienes del Estado para la administración de alrededor de 2400 inmuebles estatales. En esa misma ley, en los Títulos II y III, se estableció la división de los polígonos del Tiro Federal y la creación del Parque de Innovación “como centro urbano que impulse la ciencia y la tecnología, la generación, atracción y desarrollo de la innovación, del conocimiento y del talento”. Según el texto, el 20% del producido de la venta del Polígono A iría para la urbanización de las villas 31 y 31 bis mientras que el producido de la venta de 30.000 metros cuadrados del Polígono C, será destinado prioritariamente a Educación y Salud. “El 20% tenía que ir para el barrio Carlos Mugica en la villa 31 para que puedan comprar las tierras a Nación porque está terrenos nacionales. Pero como la ciudad vendió las tierras en cuotas no solamente no destinó esa plata a la Villa 31 sino que para comprar las tierras a Nación tuvo que tomar deuda. Entonces la deuda que no tomó la familia Werthein, que se la financiamos nosotros, la Ciudad tuvo que tomar deuda por no contar con ese dinero. Otra vez no solo no recibimos el monto sino que estamos pagando los intereses de una deuda que es de la familia Werthein”, detalló Baldiviezo.

En la ley también se estableció el “Concurso Nacional de Ideas Parque de Innovación”, organizado por la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad para determinar el Master Plan, que finalmente ganó el arquitecto Alberto Varas. La iniciativa del “Parque de la Innovación” abarca 12 hectáreas, de las cuales el 65% debe ser destinado a espacios públicos, a la apertura de calles, la instalación de servicios y plazas.  Sin embargo, distintas organizaciones denunciaron que el modelo urbanístico que se plantea es similar al que se hizo en Puerto Madero en los que el dinero de la venta se usó para financiar la infraestructura del barrio dándole más valor a los terrenos vendidos. “Lo que nos parece muy grave es que se está replicando el modelo de venta y urbanización aplicado en Puerto Madero: el dinero que se obtiene de la venta de tierras públicas, en vez de ir a otros sectores de la Ciudad que tienen indicadores de desarrollo más bajos, como puede ser la zona Sur, se destinan para la infraestructura de los propios terrenos que se están vendiendo. Cuando se urbanizó y se vendieron tierras de Puerto Madero se decía que era para construir viviendas sociales y hacer nuevos hospitales y escuelas. Ni un peso  de la venta de esos inmuebles fue a parar a otro lugar que no sea el barrio Puerto Madero. Es decir, la plata que pagaron los compradores la recuperaron con el aumento del valor del suelo generado por la infraestructura que el Estado hizo en ese terreno con la plata de la venta de las tierras. Aquí en el Parque de la innovación está sucediendo lo mismo. El 80% de la venta de estos primeros terrenos del polígono A van a ir para ser infraestructura de los predios del Parque de la Innovación. Entonces si yo soy un interesado en comprar terrenos en el Polígono C, que están en venta actualmente, tengo asegurado que mi plata me va a volver en el incremento del valor del suelo porque ahora la estoy comprando barata”, detalló Baldiviezo. 

Desde el Observatorio también denunciaron el perjuicio que implica para la sociedad el acuerdo alcanzado con las autoridades del Tiro Federal. “No solamente no nos beneficiamos de la venta sino que salimos perdiendo porque para avanzar con el proyecto, tuvimos que ceder al Tiro Federal, 13 hectáreas de tierras públicas en Costanera Norte. Es decir, perdimos 13 manzanas de parque público para lograr que el Tiro Federal abandonara estos terrenos. No solamente perdimos tierra sino que tuvimos que destinar como 500 millones de pesos de presupuesto para construirle un nuevo edificio y equiparlo. Además de autorizarle un polo gastronómico en la Costanera Norte. No solamente no vamos a recibir un peso de la venta de estas tierras, sino que terminamos perdiendo más tierra y más presupuesto de la Ciudad”, indicaron. En los últimos meses, en medio de la Emergencia Sanitaria, el gobierno porteño hizo diversas contrataciones para efectivizar la relocalización y equipamiento del Tiro Federal. Según publicó Nuestras Voces, el 2 de julio de este año, el subsecretario de Obras del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño aprobó la contratación directa de «Equipamiento deportivo para disciplinas de tiro» para el Centro Deportivo de Tiro por el monto de 1.207.096,77 de dólares. Fue publicado en el Boletín Oficial a través de la Resolución 21/2020. Allí se indica que “se realiza teniendo en cuenta la inminente relocalización de las instalaciones del Centro”.  Días después, el 16 de julio, el director General de Arquitectura e Ingeniería de la Ciudad, Claudio Cane, firmó la Resolución 11/2020 a través de la cual se contrata de manera directa «Equipamiento para Bowling» por 220.500 dólares.

Esta no es la primera vez que el gobierno hace movimientos relacionados con inmuebles durante la pandemia. A principios de agosto, un fallo de la justicia porteña ordenó suspender la construcción de un proyecto inmobiliario en Caballito desarrollado por las empresas IRSA y Portland. El titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario 24, Darío Reynoso, dio lugar a una  medida cautelar solicitada por distintas organizaciones del barrio y suspendió la obra llamada “Ciudad Palmera” que prevé la construcción de un shopping a cielo abierto, edificios de diez pisos con un total de 1188 departamentos y más de 200 cocheras subterráneas en los terrenos ubicados en la calle Avellaneda al 1300, en las cercanías del Club Ferrocarril Oeste. Según publicó este medio, el magistrado da cuenta de irregularidades administrativas en la presentación de los planos y sus correspondientes estudios de impacto ambiental y advierte sobre la posible creación de un “Master Plan” que excede los límites permitidos en la normativa de la Ciudad de Buenos Aires.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 28/09/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto