A los tetazos

Compartir

Coni, 22 años, le estaba dando de amamantar a su hijo cuando dos oficiales de la policía de San Isidro la obligaron a dejar de hacerlo. Su posteo en Facebook contando lo sucedido se viralizó tanto que este sábado 23 de julio a las 15.00 horas se prepara un #Tetazo en el mismo mástil de San Isidro de donde fue echada. Su caso revela el abuso sobre los cuerpos de las mujeres y obliga a redoblar el debate sobre la importancia de la lactancia materna.

Esta es una historia de violencia y brutalidad sobre un acto de infinito amor: amamantar.

El escenario es el mástil de la plazoleta ubicada en el cruce de 9 de julio, Belgrano y Acassuso, pleno centro de San Isidro. Pero lamentablemente podría ser cualquier otro.

La historia la relata Coni. Ella puso el cuerpo: tiene 22 años y un bebé de nueve meses que toma leche materna.

Cuando días atrás lo amamantó la policía amenazó con llevarla detenida por resistencia a la autoridad.

“Veo a varios policías mirándome y cuando vuelvo a levantar la vista, venían dos de ellas. Se me vienen al humo y una me pide el documento mío y el del bebé. La otra me dice que estaba prohibido amamantar en lugares públicos. Le pregunté si me estaba cargando y cuál era esa ley y me agarraron del brazo para que me levantara y me fuera. Me tuve que ir con el gordo llorando”, contó Coni a El Argentino de Zona Norte

Poner el cuerpo, y las tetas

La violencia ejercida sobre Coni es reflejo de una sociedad que silencia los cuerpos de las mujeres.

Una sociedad que discursivamente no se hace cargo de querer taparnos, en este caso, las tetas.

Según un estudio realizado en 2015 por La Liga Internacional de la Leche sobre lactancia en la Argentina se desprenden los siguientes datos:

Para el 95% es importante la promoción de la lactancia materna.

El 40% reconoce que la lactancia evita enfermedades, el 20% que es saludable y el 15% que favorece el crecimiento.

El 90% reconoce la importancia para la salud del bebé lactante, el 91% para la salud futura del niño y el 91% para el vínculo madre e hijo.

Según estos datos, la relevancia que le da la sociedad al acto de amamantar permitiría hacerlo en cualquier mástil de cualquier plaza.

Sigamos:

El 76% se siente cómodo cuando una madre amamanta en un lugar público.

Pero el 39%, 4 de cada 10, cree que a “la gente” le parece inapropiado que se haga.

En el libro Manual introductorio a la ginecología natural Pabla Pérez dedica un capítulo a la alimentación. Ella dice: “Nosotras sabemos, por experiencia y costumbre, lo que somos: fuente nutritiva y creadora vital para el resto de los seres, no solo porque nos identifica el casi común potencial de gestar, parir, amamantar y criar, sino además porque, incluso siendo distintas nuestras experiencias de vida, formamos parte de un mismo tejido histórico, de mujeres luchadoras innatas contra el hambre en nuestros hogares y el mundo. Dar y nutrir son, desde tiempos remotos, acciones cotidianas en la práctica de haber nacido mujeres”.

Dar la teta es el comienzo de esa historia milenaria que habla de dar(nos) y nutrir. El posteo de Facebook donde Coni contaba lo sucedido se viralizó tanto que para el próximo sábado 23 de julio a las 15.00 horas se prepara una tetada masiva en el mismo mástil de San Isidro.

Ante la ley

En 2015, mediante el decreto 22/2015, el Poder Ejecutivo reglamentó y puso en vigencia la Ley Nacional N° 26.873, de Promoción y Concientización Pública sobre la Lactancia Materna,

Pero según los datos de La Liga Internacional de la Leche, solo el 50% se considera informado acerca de la lactancia y sus beneficios. La ley busca concientizar sobre la importancia de amamantar: promueve y apoya la creación de centros de lactancia y bancos de leche materna.

Argentina adhiere a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud: lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y complementada con otros alimentos hasta los dos años. Pese a esto, el último estudio de Situación de la Lactancia Materna en Argentina (2011) revela que el 60% de los bebés de 2 meses reciben lactancia materna exclusiva, proporción que se reduce al 45% al 4° mes y al 30% a los 6 meses de edad. Al año de vida, 1 de cada 2 niños es amamantado, mientras que a los 2 años la tasa es de 1 de cada 4.

Hoy las madres tienen por ley licencia de 90 días con sueldo pago y durante 1 año su horario laboral es de una hora menos para poder amamantar. ¿Alcanza? Los datos reflejan una realidad: queda mucho por hacer.

En 2013 UNICEF lanzó la campaña binacional “Amamantar es dar lo mejor de vos” junto a Natalia Oreiro, Embajadora de Buena Voluntad para Argentina y Uruguay. La actriz, que se fotografió dando la teta a su hijo, declaró: “Amamantar a un hijo no es solo ofrecerle nutrientes, sino también darle amor, vida y fortalecer la relación con él. El vínculo que se genera entre madre e hijo es fantástico. No solo le hace bien al bebé: también le hace bien a la madre”.

Muchas fueron las figuras públicas que pusieron su cuerpo para visibilizar la naturalidad que tiene el acto de dar teta, por ejemplo: la cantante Pink, las modelos Paula Chavez y Gisele Bundchen.

https://twitter.com/chavespauIita/status/624003695315914752

Nuestra leche es el mejor alimento para nuestros hijos. Amamantar, donde querramos, es un acto de soberanía sobre nuestro propio cuerpo. La lactancia no pertenece al ámbito privado: la maternidad es, ante todo, una construcción social.

Nos quieren encerradas pero nos tenemos en las plazas, juntas, solidarias, nutriendo de leche y amor a nuestros niños.

@aniarrascaeta

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/03/2020 - Todos los derechos reservados
Contacto