Documental Linaje: Teatro en tierra danesa

Compartir

Ayer se presentó Linaje, un documental que refleja la experiencia de la Odin Week: diez días, sesenta jóvenes de distintas partes del mundo y una cámara que observa el laboratorio teatral danés desde cerca. El encuentro contó con la presencia del creador italiano Eugenio Barba y la actriz Julia Varley, además de Gustavo Laskier y Silvia Pritz, director y productora del trabajo audiovisual en estreno.

Los pasillos del Centro Cultural San Martín, ubicado en Sarmiento 1551, vivieron ayer una circulación mayor a la habitual. Es que la llegada de Eugenio Barba a la Argentina revolucionó a los fanáticos del teatro: ni el diluvio que azotó a la Ciudad impidió que la sala AB del espacio cultural desbordara durante el estreno de Linaje, un documental que muestra el trabajo que el Odin Teatret realiza con sus actores.

“No hagan esperar a la gente, déjenlos pasar”, había dicho el creador de la Antropología Teatral en un forzado español. Sus palabras permitieron la apertura de puertas y dieron pie a que Silvia Pritz, productora del documental, iniciara el evento: “En 1996 una uruguaya, que después terminó siendo mi amiga, me cuenta que estaba organizando la visita del Odin al Uruguay y me dice: ¿No querés traerlos a Buenos Aires y repartimos los gastos?. Yo había leído sobre ellos y había visto un espectáculo en el Teatro Cervantes en el ochenta y ocho, por eso acepté. Corridas, exigencias, desprolijidades, errores, pero algo me resultaba muy familiar, muy movilizante y muy conmovedor”.

Las miradas cómplices entre Silvia y Eugenio son evidentes para el público, su relación es antigua y es la que permitió que quede registro del trabajo realizado por uno de los exponentes de las artes escénicas más grande del siglo. “En 1999 me vuelven a proponer que vengan a Buenos Aires. Ya más asentadas, con mis amigas, y con una Asociación Civil conformada, nos metimos otra vez: la misma intensidad, las exigencias, los errores. Pero siempre teníamos una manera de superarlo. Pasaron muchos años, después vinieron mis viajes por fuera de la Argentina, encontrarlos por fuera, participar de la escuela de antropología teatral, escucharlos, ser escuchada también. Pasaron 18 años hasta que en enero de 2017 recibo un llamado: Podemos volver a la Argentina, me dicen. En marzo de 2017 ya estaban acá. Para esa ocasión les propuse crear unas jornadas intensivas, algo parecido a lo que vemos en este documental, a la Odin Week, o algo que se asemejara a lo que sucedía dentro de la antropología teatral en donde los estudiantes están compartiendo conferencias, workshops, demostraciones, charlas con ellos, una convivencia”.

Documental Linaje: capturar lo intangible

Silvia agradece haber contado con la lucidez suficiente como para convencer al director Gustavo Lasker de registrar la experiencia. “Ya habíamos trabajado con Gustavo, me interesaba su mirada, me sorprendía mucho su observación silenciosa”, recuerda. El material correspondiente a la visita de la compañía a Buenos Aires será parte del segundo documental que actualmente se desarrolla y formará parte de la trilogía que compone Linaje. “Ahí se armo algo que nos permitió pensar bueno, podemos seguir filmando pero en tierra danesa”.

De eso se trata Linaje. El trabajo colectivo entre jóvenes de todo el mundo reunidos en una de las compañías de teatro más importante dei siglo para aprender no solo de los trabajos pautados sino también de la propia convivencia. 

El origen

Eugenio Barba nació en 1936. Para 1954, ya había completado sus estudios en el Colegio Militar de Nápoles y había desistido a la idea de continuar con la carrera militar que había desarrollado su padre. Emigró a Noruega, fue marinero y soldador. Se licenció en Francés, en historia de las religiones y en literatura noruega. En 1961, mientras viajaba a Polonia para aprender a dirigir en la Escuela Estatal de Teatro de Varsovia, tuvo el placer de reunirse con Jerzy Grotowski, una de las figuras más importantes del teatro vanguardista del siglo XX. Tres años con él bastaron para que el director polaco lo definiera como su mejor discípulo.

“Ambos tenemos la misma perspectiva sobre lo que es la responsabilidad del teatro. Yo hice lo que debe hacer todo discípulo: caminar con mis propias piernas hacia mi mismo”, supo decir Barba. Es que luego de su paso por el laboratorio de Grotowski creó Odin Teatret, uno de los primeros grupos de teatro en Europa instalado en la localidad de Holstebro, Dinamarca, y fundó la primera Escuela Internacional de Antropología Teatral. De hecho, fue él quien creó la disciplina de la antropología teatral junto a otros conceptos como el de Tercer Teatro.

En poco tiempo, Odin Teatret se convirtió en uno de los laboratorios más reconocidos de toda Europa. Artistas en residencia, trabajos comunitarios, grupos de teatro y de danza. Publicaciones, producciones, festivales y ensambles. Cincuenta y cuatro años de historia y de trabajo vivo representado en actividades interdisciplinarias con colaboración internacional. Aldeas teatrales, actores y bailarines para indagar los fundamentos teóricos de la presencia escénica.

77 espectáculos representados en 66 países y una filosofía instalada sobre la diversidad cultural y la práctica del trueque. Arte a cambio de arte.

Odin Week: convivencia multicultural

Dentro de todas las actividades realizadas por Odin Teatret existe la Odin Week, un festival en el que jóvenes de todo el mundo pueden zambullirse en los métodos específicos de este laboratorio: Entrenamientos, demostraciones y particulares códigos de convivencia en el teatro se entremezclan con las charlas con Eugenio, los vínculos multiculturales entre los participantes y sus búsquedas personales y expectativas.

“Los encuentros desarrollan rutinas de entrenamiento diario desde muy temprano, asistencia a demostraciones de los actores y actrices de la compañía, a los espectáculos, charlas teóricas y prácticas con Eugenio Barba y además las tareas domésticas a dentro del teatro, la limpieza de los salones, baños, cocina, el mantenimiento de los espacios exteriores, todo repartido entre asistentes de todo el mundo: Un iraní y un israelí pintando un árbol, mientras se cuentan la odisea de su viaje, una taiwanesa y una argentina compartiendo los recuerdos de sus abuelas con Alzheimer, un chino y un chileno leyendo Otelo de Shakespeare, cada uno en su lengua…cubanos, alemanes, peruanos, argentinas y turco compartiendo una escena para la fiesta de despedida amplían indudablemente nuestra visión y comprensión del mundo. Crean lazos más allá de las fronteras políticas y económicas impuestas por una realidad a la que se le hace frente con otra propuesta”, explica la productora de Linaje. Silvia Pritz, directora, arquitecta y coreógrafa, fue quien le propuso a Eugenio Barba registrar la vivencia y quien convocó a Gustavo para su dirección. “Nos dimos cuenta de la importancia de registrar esa particular convivencia, de encontrar un modo de contar estos tejidos, de desentrañar las búsquedas en el aprendizaje de un oficio, de encontrar respuestas a los deseos artísticos, de la necesidad de tener referentes”.

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 19/10/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto