La marea verde llegó a la lucha contra el cambio climático

Compartir

La marea verde nos enseñó a ver las políticas públicas desde una perspectiva transversal. Unirse para resolver la cuestión ambiental, junto a las problemáticas sociales que la originan y se generan fue la clave de un día de debates sobre el tema entre referentes de los trabajadores, mujeres, activistas ecologistas, académicos y políticos. Les jóvenes, otra vez protagonistas. El drama de los vecinos del Riachulo, eje central para pensar la Ciudad.

El Primer Encuentro Multidisciplinario de Cambio Climático se iba a celebrar en una pequeña salón del Congreso de la Nación, pero la cantidad de asistentes lo trasladó al amplio salón de Pasos Perdidos, donde más de 400 académicos, científicos, miembros de organizaciones sociales, activistas ecologistas, dirigentes políticos y jóvenes divulgadores debatieron durante nueve horas sobre los problemas ambientales que hoy tienen al planeta en «estado de emergencia». 

Clima, feminismo y derechos humanos

Pasadas las diez de la mañana, la integrante de la Red de Abogadas Feministas (RAF) Alejandra Iriarte dio inicio al primer conversatorio del evento. “La marea verde nos enseñó una concepción del mundo: aprendimos a ver todas las políticas públicas desde una perspectiva de género. Lo mismo aspiramos a realizar con la cuestión ambiental, queremos analizarlo en forma transversal, por eso empezamos con este panel”. 

La integrante de la Mesa de Diálogo por el Cambio Climático agregó: “Queremos pensar un país sustentable, que permita acercarse a la definición de justicia social, desde un abordaje feminista”. Los conceptos planteados por Iriarte fueron sostenidos durante toda la jornada.

Luego fue el turno del abogado ambientalista Enrique Viale: “El movimiento ecologista tiene mucho que aprender del movimiento feminista: han logrado masificar la problemática y evitar que encapsulen sus reclamos”. Además, hizo mención a la relación entre las crisis económicas y los desarrollos productivos del país. “Tenemos una economía basada en un producto que produce gravísimas consecuencias socio sanitarias. El modelo que hoy prima es el sojero ¿Qué pasaría si el mundo dejara de demandar la soja transgénica en la que nosotros pusimos todo? Esto ya está sucediendo”.

Rosana Echarri, integrante de ACUMAR, hizo hincapié en la situación de la cuenca Matanza Riachuelo: “Hoy 17.771 familias están esperando en la vera del Riachuelo que llegue una relocalización o la reurbanización de sus barrios por insuficiencia en la prestación de servicios públicos. Hay carencias no sólo vinculadas con la situación de pobreza, sino también índices críticos por las condiciones del ambiente: agua potable, cloacas, acceso a la educación, a la salud, derecho a la ciudad. Todo eso se ve vulnerado”. Actualmente, el 30 por ciento de quienes habitan la zona viven en condiciones bajas de calidad de vida. 

La lucha ambiental es también defensa de la soberanía

El siguiente orador fue Santiago Fernández Galeano, coordinador del área ambiental de ATE Capital, quien aportó al análisis la perspectiva de los trabajadores: “Tenemos un movimiento obrero organizado al que tenemos que recurrir para visibilizar la temática ambiental», dijo y agregó: “Las consecuencias las padecen los sectores más postergados. Esto nos obliga a pensar un ambientalismo popular, con todos adentro».

Por su parte, la directora del Servicio Meteorológico Nacional, Celeste Saulo, visibilizó el trabajo que realiza el organismo en cuestiones de cambio climático: “¿Cuán severos fueron los últimos episodios que sufrimos? ¿Cuán distintos fueron entre ellos? ¿Cómo se comparan con otros que suceden en otros lugares del mundo? La ciencia se apalanca en datos y, por lo tanto, somos responsables de asegurarle esos datos a los argentinos”.

Luego de Saulo, el ex secretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Homero Bibiloni, subrayó: “La cuestión ambiental le compete a las tres funciones del poder: Necesitamos políticas públicas, mejorar leyes vigentes y una justicia que entienda cómo se aplican las sentencias ambientales”.

A su turno, la economista Delfina Rossi retomó la cuestión central del conversatorio: “Las mujeres hemos tenido que lidiar con que nuestros reclamos eran de segunda. Creo que con la cuestión medio ambiental pasa lo mismo y es nuestro deber romper con eso. Es imposible hablar de eliminar la pobreza si no hablamos del clima, de modelos productivos y de impacto ambiental”. Además, la referente de Buenos Aires 3D recordó que el próximo fin de semana se realizará la reunión del Grupo Puebla: “Ese es un foro progresista que debe tomar la agenda de medio ambiente. Debemos reconocerlo: es un fracaso que América Latina no pueda celebrar la cumbre de la #COP25”.

El conversatorio continuó con Leonel Mingo, representante de Greenpeace, quien se enfocó en una perspectiva feminista y de justicia social: “El 70% de la población en situación de pobreza son mujeres y niños. Resolver la cuestión ambiental es también trabajar sobre los sectores más vulnerables».

El cierre lo realizó Gabriela Massuh, ensayista y novelista que trabaja la cuestión ambiental desde hace décadas: “Estamos asistiendo a la violencia contra los territorios: el cuerpo femenino y la naturaleza. Esta es la situación desde hace 500 años. Esto es hoy capitalismo, neoliberalismo, postneoliberalismo y mandato de masculinidad. Un progreso que nos han impuesto a costa de la destrucción”. 

Cambio climático, Ciencia y Juventud

Pasadas las dos de la tarde, la Directora e Investigadora Principal en el “Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA)/CONICET-UBA” Carolina Vera disparó: “El tema del cambio climático no puede ser separado de la cuestión de desigualdad social. El 10% de las personas de este planeta tienen el 50 por ciento de los ingresos y emiten el 50 por ciento. La meta es lograr el bienestar social y ambiental y el desarrollo económico es el camino”. Acciones de mitigación, de acción y resoluciones para la crisis que hoy nos atraviesa fueron los ejes que la académica premiada a nivel mundial desarrolló durante la jornada. 

Siguió el integrante de la Fundación Vida Silvestre Adriel Magnetti. «Estamos sobrepasando el punto de no retorno. Los procesos ecológicos que nos proveen de agua potable y aire para respirar, están en crisis absoluta. Para trabajar sobre esta cuestión es fundamental avanzar hacia un ordenamiento ambiental del territorio. Tenemos que escuchar a los vecinos y vecinas que padecen de las consecuencias».

Sandra Díaz, investigadora superior del CONICET en el Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal, continuó con una fuerte denuncia: «El sistema económico actúa como si la materia prima pudiera crearse indefinidamente de la nada y los desechos pudieran desaparecer mágicamente». La académica, de nacionalidad argentina y reconocida a nivel internacional, rompió con la premisa de que debemos elegir entre productividad y desarrollo por un lado y naturaleza y clima por el otro. “Les aseguro que hay otros modelos”, dijo y agregó: “El ambiente sano no es un lujo, sino un derecho de todas las personas que estamos obligados a garantizar».

De la Jornada participaron también integrantes de Jóvenes por el Clima, actores clave en los avances legislativos que se obtuvieron en la temática durante este año: «Necesitamos que la cuestión ambiental deje de ser sólo de ciertos sectores sociales y pueda ser una bandera del campo nacional y popular. Tenemos que reconstruir el desastre que dejó el capitalismo en la región. Y, como nos enseñó el feminismo, debemos hacerlo desde las bases», subrayó Mercedes Pombo. Bruno Rodríguez, por su parte, arengó: “Salgamos a las calles, eso es lo que realmente nos va a permitir cambiar las cosas”. 

También la agrupación de jóvenes Aclimatando hizo su aporte: “Tenemos pendiente una Ley Nacional de Cambio Climático. La necesitamos para que todo lo que acá decimos que nos importa, se garantice», aclaró Stephanie Cavobianco, integrante de la misma.

La otra marea verde

El diputado Nacional Roberto Salvarezza, doctor en bioquímica y ex presidente del CONICET (2012-2015), fue el anteúltimo orador: «Durante mucho tiempo sostuvimos que el cambio dependía de las acciones individuales. Hoy, entre todos, demostramos que para hacerlo se necesitan políticas públicas, instrumentos legales y la entera participación ciudadana”.

El segundo conversatorio lo cerró Elsa Yanaje, integrante del MTE Rural, quien logró llevar al Congreso la problemática de los pequeños productores: «Las inundaciones son cada vez más fuertes. Nuestras producciones se vienen abajo. El Estado nos ningunea. Algunos pueden salir adelante, otros no. Las carencias que tenemos son estructurales: vivimos en lugares armados con metal y madera sin agua potable», denunció.

#UnPaisSustentable | Sumate al segundo conversatorio!

#UnPaisSustentable | Sumate al segundo conversatorio sobre cambio climático, ciencia y juventud.

Posted by Gabriela Cerruti on Wednesday, November 6, 2019

Cambio climático y agenda de Gobierno

El tercer y último conversatorio fue moderado por Hugo Bay, subsecretario de Recursos Naturales y Ordenamiento y Calidad Ambiental de la Provincia de Formosa, quien le dio la palabra en primer lugar a Florencia Sayago. 

Florencia es la Directora de Medioambiente de la provincia de Tucumán, y fue quien brindó al encuentro una primera perspectiva federal: “El cambio climático, en las provincias, no es el futuro. Es el presente. Somos la trinchera», declaró y ahondó en las cuestiones principales que aquejan a la provincia. 

Mauro Pérez Toscani, Secretario de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático de Tierra del Fuego, continuó agradeciendo el accionar de los jóvenes: “Nos interpelan, nos obligan a ser mejores”. Además, el funcionario rechazó la nueva sede de la #COP25 y resaltó la importancia de construir una mirada federal y regional. “El gobierno nacional debe garantizar que los presupuestos terminen de llegar a los territorios. No podemos quedarnos en presentaciones de informes, debemos generar políticas públicas”.

Luego fue el turno de Jackie Flores, referente de la CTEP y del MTE. Su inicio fue disruptivo: “Me voy a permitir, y no desde la soberbia, no agradecer como todos la invitación a este evento. Porque estamos donde siempre deberíamos haber estado”. Los aplausos fueron unánimes. La dirigente ambiental agregó: “Sería bueno que acepten que no muchos se animan a vivir y trabajar en un basural a cielo abierto. Resulta que los trabajadores nunca fuimos parte del problema, sino que somos parte de la solución. El servicio de reciclado con inclusión social que necesita esta Patria es con nosotros».

El diputado nacional Daniel Filmus, por su parte, aprovechó su exposición para poner luz sobre las medidas tomadas durante su gestión como Ministro de Educación: “La nueva Ley de Educación Nacional discutió este tema. Los contenidos no debieran estar en este tipo de leyes, porque es algo federal, sin embargo todos acordamos agregar un artículo específico para que todos los niveles (inicial, superior y NAP) reciban educación ambiental”. Además, sobre su actual labor legislativa, destacó: “»Debemos reconocer que trabajar sobre una ley ambiental implica tocar intereses concretos de quienes defienden sus privilegios por sobre la salud y el calentamiento global».

Naomi Klein: «Estamos ante los albores de una era de barbarie climática»

La diputada nacional Fernanda Vallejos retomó la cuestión productiva: «Cuando discutimos sobre la problemática medioambiental es ineludible pensar en los patrones de funcionamiento de nuestra economía». La legisladora resaltó también la importancia de analizar esta problemática en un contexto internacional: «Hay responsabilidades a nivel local y nacional, pero también debemos asumir que esta temática trasciende nuestras fronteras. Debemos dialogar con el resto del mundo».

El conversatorio continuó con los aportes de Mariano Bertinat, El secretario de Ambiente de la provincia de Santa Cruz retomó lo mencionado por la investigadora Díaz: «La rivalidad entre producción, trabajo y ambiente es una rivalidad con la que tenemos que terminar». El funcionario celebró la perspectiva federal del encuentro y exigió a los futuros integrantes del Congreso que “tengan el coraje de enfrentarse a una Ley como la Ley de Envases”.

La integrante del Partido Verde, Silvia Vázquez, denunció que el 100 por ciento de la energía que necesita nuestro país podría ser producida en la Argentina con energías renovables: “No creemos que los cambios se pueden dar de un día para el otro, pero tienen que empezar en algún momento. Una transición hacia la ecología debe comenzar ahora, debemos ponernos un horizonte, aplicar la racionalidad y generar planes con compromiso”.

El diputado nacional Leonardo Grosso también formó parte del último panel del encuentro. Luego de agradecer a Jóvenes por el Clima por haberlo introducido en la temática, el parlamentario introdujo el concepto de justicia ambiental y llamó a continuar popularizando el debate sobre la cuestión climática: “»Tenemos que darle esta discusión al sector nacional y popular”.

Pasadas las cinco de la tarde, la ex subsecretaria de Planificación y Política Ambiental de la Nación Silvia Révora invitó al gobierno electo a “trabajar con las provincias para definir los ejes temáticos a los que se van a asignar recursos y buscar financiamiento externo».

Paula Etala, integrante del Servicio Meteorológico Nacional, hizo hincapié en la necesidad de trabajar sobre una agenda de mitigación y la ingeniera agrónoma Mónica Casanovas en la importancia de sentar las bases para entender a la cuestión climática como una construcción colectiva. 

El panel finalizó con la participación de Nicolás Caravana, quien celebró el encuentro: «Hoy pudimos pensar estas políticas en forma transversal. De alguna manera tenemos que encontrar diferentes formas de generar desarrollo en la Argentina sin dañar el planeta».

Camino a un país sustentable

La jornada cerró de la mano de la diputada nacional Gabriela Cerruti, organizadora del evento, Juan Carlos Reboreda, decano de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UBA, y el diputado nacional y presidente del bloque FpV-PJ, Agustín Rossi, 

“La marea feminista ya no tiene retorno, lo mismo está sucediendo con el tema ambiental: el futuro empezó ayer», celebró Cerruti y agregó: “Este encuentro nos permitió cruzar una cantidad enorme de saberes, tenemos que seguir ampliando. Esto es una nueva marea que está creciendo».

Por su parte, el decano de Exactas afirmó que nos encontramos «en una etapa depredatoria del capitalismo: asociado al aumento de la riqueza, aumenta la desigualdad y hay un enorme aumento de las consecuencias ambientales. El gran desafío del nuevo gobierno será aumentar la producción sin caer en la falsa antinomia de relajar los controles ambientales. Es posible un desarrollo económico que no tenga un gran impacto ambiental”.

Las últimas palabras fueron de Rossi, quien aportó su mirada geopolítica en cuanto a la correcta explotación de los recursos naturales de nuestro continente: “»El desafío de los líderes de América del Sur tendrá que contemplar necesariamente la mirada que tiene el mundo sobre nuestras riquezas».

El Primer Encuentro sobre cambio Climático permitió potenciar las alianzas, tejer nuevas redes y tomar una posición activa en pos de impulsar una transición hacia un desarrollo sustentable. Las conclusiones del evento serán enviadas a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) que, luego de ser suspendida en Santiago de Chile, tendrá lugar en la ciudad española de Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre.

#UnPaisSustentable | Participá del tercer conversatorio sobre Cambio Climático, políticas públicas y agenda de gobierno! No te pierdas el cierre con Juan Carlos Reboreda y Agustin Rossi!

Posted by Gabriela Cerruti on Wednesday, November 6, 2019

 

Comentarios

Comentarios

Hacé tu anotación Sin anotaciones
Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/11/2019 - Todos los derechos reservados
Contacto