Efecto Cristina: por qué los medios hegemónicos no pueden dejar de odiar

Compartir

El ministro de Economía Martín Guzmán se reunió con Magnetto -titular de Clarín- y la cúpula de la Asociación Empresaria Argentina luego de la carta de Cristina. La Vicepresidenta incluyó a los medios en su llamado a un nuevo pacto nacional para salir de la crisis. Pero las primeras reacciones y 12 años de odio hacen difícil imaginar un cambio. El ataque a la vacuna rusa con argumentos de la Guerra Fría.

El deber de ser optimista

En un recordado intercambio de opiniones en el año 2000, el intelectual David Viñas le reprochaba a Cristina Kirchner que su visión sobre la política y el compromiso ciudadano era de “un optimismo que me desborda”, a lo que la por entonces senadora le respondió “yo tengo la obligación de ser optimista porque soy una militante política”.

Quizás ese optimismo la motivó a escribir en su reciente carta que para salir de una economía bimonetaria hay que hacer un acuerdo que abarque “al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina”. Con mayor o menor cautela algunos dirigentes de la oposición como Miguel Angel Pichetto y Ernesto Sanz se mostraron de acuerdo con la idea, también lo hizo Roberto Lavagna.

Sin embargo, los medios hegemónicos continúan imperturbables con su negocio del odio, demostrando una vez más que están en un nivel muy inferior al de la política, ese arte que tanto atacan. La diferencia se vio muy clara la semana pasada en un segmento televisivo, cuando en TN entrevistaban a Pichetto luego de que Cristina publicara su carta. Como es habitual, los columnistas de Todo Negativo esperaban severas críticas del dirigente de JxC para con Cristina. Pero el ex Senador los sorprendió elogiando el llamado al diálogo, ante los reproches de los clarinistas, Pichetto les dijo: “ustedes tienen que volar un poquito más alto, como las águilas, no como los gorriones que se comen los alambrados”.

Razones para ser pesimista

Que Magnetto se haya reunido con Guzmán no significa que la línea editorial de Clarín y afines vaya a cambiar. De hecho basta con escuchar las advertencias de Magnetto a Guzmán que contó Pagni “tienen que poner en orden la política”, para la estrella de La Nación eso significa poner “en orden a Cristina”. Con solo entrar a cualquiera de los portales opositores, en cualquier momento del día, es suficiente para sentir que la gesta de un gran acuerdo con los medios es prácticamente imposible.

El ejemplo más reciente de la oposición a todo es el acuerdo con Rusia para importar sus vacunas contra el Coronavirus. Ningún empacho tienen los medios hegemónicos para aplicar un discurso prácticamente de la Guerra Fría para desacreditar la vacuna rusa. Hay que desconfiar porque viene de un país de los malos y punto. ¡Incluso el General Morales Solá llegó a decir que una productora suya le tiene miedo a la vacuna rusa! Toda una maravilla argumentativa que se puede escuchar en el minuto 39 del link. Otro ejemplo risueño se dio en la mesa de la heredera Viale del Carril. Los invitados eran los Leuco, Jorge Fernandez Díaz y Laura Di Marco. En la previa de la cena las redes sociales estallaron preguntándose cuántas veces se la iba a nombrar a Cristina, al otro día un tuitero dio la respuesta: 91. Yendo a las razones de porque hay que ser pesimista con respecto a un cambio de postura de los medios hegemónicos:

  • Sus principales estrellas basan sus discursos en el odio al peronismo y al país, la mayoría tiene una considerable audiencia y ganan mucho dinero por ello. ¿Por qué cambiarían? ¿Por amor a la unidad de un país que detestan?
  • Acostumbraron a su público a un discurso de intransigencia terraplanista y un cambio en el relato, aunque sea sutil, podría provocarles una merma en el rating.
  • Representan fielmente el discurso de algunos de los dueños del país. Como muestra basta ver las agresiones verbales que sufrieron tanto Alberto Fernandez como Martín Guzmán mientras exponían en el Coloquio de IDEA
  • Ya no saben hacer otra cosa: el estar permanentemente en guerra contra cualquier pensamiento político que no sea neoliberal y sumiso los desacostumbró del ejercicio de hacer periodismo, ni siquiera están informados de muchas cosas que pasan en el país y en el mundo. Ellos presentan sus propios prejuicios y falacias como noticias y luego las van replicando entre sí. 
  • ¿Por qué acordarían con un gobierno que no es “de ellos»? Eso podría fortalecer la imagen del Frente de Todos y los alejaría de volver a tener en el corto plazo la representación política de sus intereses.

Para cerrar con un poco de optimismo, a los principales accionistas del odio quizás les convenga dejar de intentar boicotear permanentemente al país ya que si esto estalla quizás ni ellos puedan zafar.

Antes de enviar esta nota veo que Radio Mitre publica cómo una noticia que Alexander Caniggia le pidió la renuncia al presidente.

Comentarios

Comentarios

Fernando Agejas

Fernando Arturo Agejas (Buenos Aires, 1983), es politólogo (UNTREF) y productor de Televisión. Fue productor y editor en el programa Televisión Registrada y productor ejecutivo de 678. Actualmente es productor de Sobredosis de TV en C5N.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 13/06/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto