Una honesta declaración de principios

Compartir

El año pasado, mientras en diputados se discutía una nueva fórmula previsional, en medio del coro estable de funcionarios y periodistas serios que alababa el cálculo por ser beneficioso para los jubilados, hubo una voz disonante que se destacó por su franqueza: nuestra vice presidenta Comosedice Michetti reconoció que el objetivo buscado por el gobierno era pagar menos.

Foto: Joaquín Salguero

Hace un año, mientras los diputados discutían la nueva fórmula previsional propuesta por el oficialismo, éste argumentaba que el nuevo cálculo beneficiaría a los jubilados y les garantizaría un haber por encima de la inflación. Ese argumento reflejaba con honestidad el sesgo ideológico de quien lo sostenía: para Cambiemos, el nivel actual de los haberes, en particular el de la modesta jubilación mínima que percibe el 65% de los jubilados, es suficientemente alto como para no requerir de ningún aumento futuro otro que la indexación por inflación. Un objetivo módico que el proyecto finalmente votado en el Congreso ni siquiera logró asegurar.

En medio del coro estable de funcionarios y periodistas serios que alababa el nuevo cálculo por ser beneficioso para los jubilados, hubo una voz disonante que se destacó por su franqueza. Al contrario de lo que afirmaba el presidente, la Mentalista Carrió, el senador Esteban Bullrich o el propio titular de la ANSES, nuestra vice presidenta Comosedice Michetti reconoció que el objetivo buscado por el gobierno era pagar menos.

Con su habitual anarquía verbal, Michetti explicó que el gobierno “está ordenando algo que salió de cauce”. “Es obvio que la Argentina ha desarrollado en los últimos gobiernos, incluso no sólo en el anterior (…) demasiadas medidas de demagogia y de populismo”. Luego de definir el período kirchnerista como “el mejor momento económico de la historia del país”, lo criticó porque “se repartió, se distribuyó, se hicieron un montón de cosas que en realidad no son sostenibles en el tiempo”. Por último, concluyó que “la cantidad de recursos que se lleva ese sector, el sector de lo previsional, es lo más grande” y explicó que “no es sustentable” seguir con el cálculo anterior porque “no existe la plata”.

El ajuste que ajusticia

Como ocurre cada vez que la vicepresidenta se lanza en alguna explicación más o menos compleja, el resultado es una Rogel de asombros, con distintas capas de prodigios. Por un lado, asombra la idea de que aumentar la jubilación mínima sea una decisión relacionada con la demagogia más que con una elemental búsqueda de equidad en la distribución de ingresos.

La vicepresidenta, por otro lado, transita una de las más obstinadas letanías reaccionarias: considerar que una decisión política puede ser no sustentable de forma absoluta. Es decir, como si lo sustentable no dependiera de la política económica de cada gobierno sino de una especie de noción divina, inmune a las decisiones de los hombres. Asombra también que considere que los 12 años de gobiernos kirchneristas fueron “el mejor período económico de nuestra historia” pero denuncie las decisiones tomadas por dichos gobiernos como demagógicas y desacertadas.

Si las condiciones externas decidieran por sí solas el éxito de los gobiernos deberíamos abolirlos: con condiciones favorables serían superfluos mientras que frente a condiciones adversas serían inútiles.

El mayor asombro, sin embargo, es el de la denuncia de la distribución del ingreso. Al parecer, en una época de recesión como la actual no es aconsejable llevarlo a cabo pero tampoco lo es en el mejor período económico de nuestra historia. En otras palabras, distribuir el ingreso a través de un aumento de las jubilaciones mínimas es nefasto, independientemente de los recursos con los que cuente el Estado. Por supuesto, reducir impuestos a los más ricos o eliminar retenciones no son decisiones demagógicas que perjudiquen la sustentabilidad del Estado, sólo sanas iniciativas de buen gobierno.

No imagino una más honesta declaración de principios.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto