Con Vidal no hay plata para las mujeres

Compartir

En todas las áreas vinculadas con políticas de género el gobierno de María Eugenia Vidal ejecutó sólo el 15 por ciento del presupuesto asignado. La trampa fue reasignar el resto de los recursos a otros programas y presentar una ejecución del 100 por ciento. La gobernadora aseguró en declaraciones a la prensa que donde está la plata, están puestas las prioridades del gobierno. Todo dicho.

Que al gobierno de María Eugenia Vidal no le interesan las políticas de género no es ninguna novedad. La gobernadora lo demostró con hechos concretos (impidiendo la adhesión al protocolo de Interrupción Legal del Embarazo), con silencios políticos (nunca la escuchamos hablar sobre qué piensa, por ejemplo, de la convocatoria #NiUnaMenos) y con la palabra pública (desmarcándose de la agenda feminista). Sin embargo, a la gobernadora no le alcanzó con esto y durante lo que fuera su primer año de gestión vació presupuestariamente todos los programas, espacios y políticas de género de la Provincia de Buenos Aires.

En octubre pasado denunciamos que durante el primer semestre de 2016 el gobierno de María Eugenia Vidal había ejecutado apenas el 2 por ciento del presupuesto asignado al Programa Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género, que depende del Ministerio de Salud provincial.

Recientemente se publicó la ejecución presupuestaria al cierre del año pasado 2016 y encontramos un dato sorprendente: la ejecución de este Programa había subido casi al 100 por ciento. Pero rápidamente descubrimos la trampa: Vidal no gastó lo que se había comprometido a gastar, sino que mediante reasignación de partidas vació el Programa. Al cierre del ejercicio 2016 se habían gastado unos 800 mil pesos, cuando lo presupuestado (y aprobado por Ley) habían sido más de 2 millones de pesos. De esa manera, recortando los fondos asignados al Programa pudieron mostrar que se había alcanzado una ejecución plena. Pero si se tomara el monto original, esos 800 mil no serían más que un 34 por ciento de lo que el Ejecutivo había comprometido a principio de año.

La gobernadora vacía las políticas de género para asignar ese presupuesto a otras áreas, demostrando (como ella misma dijo en una reciente entrevista) que donde está la plata están las prioridades del gobierno. Es decir, las políticas de género están bien lejos de ser una prioridad, más bien para la gobernadora son postergación constante.

Pensamos entonces que quizá esos fondos habrían sido destinados a algún otro de los programas u organismos que llevan adelante políticas vinculadas a esta temática. Por ejemplo, el Programa contra la Trata de Personas, dependiente del Ministerio de Justicia. Pero no, acá tampoco estaban los fondos. Es más: de este Programa también se llevaron el 85 por ciento del presupuesto original. Si el proyecto aprobado por los legisladores asignó más de 10 millones de pesos para luchar contra el flagelo de la trata, a fin de año se gastó en este rubro apenas 1.7 millones de pesos, es decir, el 16.4 por ciento del presupuesto original.

Fuimos a buscar el presupuesto del Consejo Provincial de las Mujeres. El Consejo, que depende de la Secretaria de Derechos Humanos (que, a su vez, responde directamente a Vidal), no tiene un presupuesto específico asignado. Tampoco hay fondos específicos asignados a la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual, o por lo menos no aparecen en el presupuesto ni en los informes de ejecución presupuestaria que elabora la Contaduría General de la provincia. Apenas si se encuentra, dentro de la Secretaría General de la Gobernación, el presupuesto de la “Dirección Ejecutiva Secretaria de Derechos Humanos”. El presupuesto que esta Dirección Ejecutiva tenía al inicio del ejercicio 2016 fue de 34 millones de pesos, pero al cierre sólo gastó 4 millones de pesos, es decir, un 14.15 por ciento de la asignación original.

Así son las increíbles aventuras de la Señora Tijeras. Recorta y vacía la políticas de género, obstruye la lucha de las mujeres y crea un Estado que se retira y abandona a las mujeres bonaerenses. Hoy, ante el avance del machismo cada vez más violento y más cruel, a gobernadora María Eugenia Vidal dejó a la provincia sin políticas activas de promoción de los derechos de las mujeres, de prevención de la violencia de género, de fomento de las condiciones de vida de las bonaerenses. Que gobierne una mujer no implica que tenga perspectiva de género, Vidal misma lo demuestra todos los días.

Comentarios

Comentarios

Mónica Macha

Directora de la Revista La Mancha y licenciada en Psicología. Senadora Provincial FPV-PJ y Diputada Nacional electa por Unidad Ciudadana.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/05/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto