Cepa Manaos: la mutación que colapsó a Brasil

Compartir

Un epidemiólogo brasilero dice que ya se comprobó que la cepa Manaos del COVID es más contagiosa, tiene 68% más de posibilidades de volver a contagiar y es más letal entre jóvenes. «Estamos teniendo que elegir qué paciente tiene más chances de sobrevivir», se lamenta una médica de Florianópolis por la mayor cantidad de internados jóvenes que reciben. «Las personas no comprenden todavía la velocidad con la que se disemina esta cepa», asegura un investigador.

La crisis sanitaria de Brasil marcó 300 mil muertos la semana pasada y puso en alerta a los gobiernos y a la población. Mientras se termina de determinar cómo actúan las nuevas cepas, el sistema de salud argentino se prepara para enfrentarlas. 

En diálogo con el epidemiólogo de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) de Manaos, Jesem Orellana, explicó a Nuestras Voces que «con relación específicamente a la cepa P1 – conocida como Cepa de Manos- presenta algunas mutaciones filogenéticas que son asociadas a una mayor transmisibilidad y al escape a la respuesta inmune». Este sería el principal factor para que Brasil haya visto el número de contagiados elevarse vertiginosamente hasta convertirse en el epicentro de la pandemia.  

«Entonces, son algunas mutaciones específicas en algunas posiciones de la estructura de esos virus que hacen que logren entrar con más facilidad en las células. Esto es lo que probablemente brinde esta capacidad mayor de infectar las personas», concluye Orellana sobre la cepa que es 2.2 veces más contagiosa y 61% más propicia a volver a infectar personas que ya se enfermaron. 

Otra de las novedades preocupantes del nuevo virus es su tendencia a ocultarse del sistema inmunológico, volviéndose más potente aun cuando el individuo goza de una salud perfecta. «Esta característica implica su capacidad de engañar el sistema inmune, y es muy efectiva en comparación a otras variantes que circulaban mayoritariamente», apunta el epidemiólogo que alertó la comunidad científica brasileña por el caos que vivió en estado de Amazonas en enero de este año. 

En tan solo 75 días Brasil saltó de 200 a 300 mil muertos por Covid19, con 3% de la población mundial, el país concentra hoy un tercio de los casos positivos. «Nosotros no sabemos todavía si esta nueva variante tiene una capacidad de causar más daños celulares. Si tiene alguna otra característica que provoque más lesión a nivel celular, lo que se llama patogenicidad. Eso volvería en teoría más letal», esclarece el experto.

«De ser así, nosotros hubiéramos tenido una elevación de la mortalidad en todas las franjas etarias, en especial, en los adultos mayores. Pero no es lo que estamos registrando. Estamos viendo una elevación de la letalidad entre los más jóvenes», apunta Orellana.

Un informe de la Fiocruz detectó que el crecimiento del Covid se dió  de la siguiente manera de acuerdo al rango de edad: del 565,08% (30 a 39 años), 626% (40 a 49 años) y 525,93% (50 a 59 años); el un monitoreo fue realizado desde principio de este año hasta marzo. Además, el 30% de los fallecidos por Coronavirus en Brasil actualmente tiene menos de 60 años. 

Estos datos confirman el relato de los profesionales de la salud. «Estamos recibiendo pacientes de 25, 29, 31 años. La mayoría con necesidad de intubación. La ventaja que tiene es que presenta una tasa menor de óbito», relata Ana Cristina de Freitas, técnica en enfermería trabajando en la línea de frente de dos de los principales hospitales públicos de Florianópolis. «Estamos teniendo que elegir qué paciente tiene más chances de sobrevivir» a la hora de intubar, dice, «los demás se quedan en el pasillo», describe. 

La velocidad de contaminación asociada a su capacidad de afectar severamente a una nueva parcela de la población, hace que más personas se enfermen al mismo tiempo. Los ingredientes necesarios para que colapsara el sistema sanitario brasileño, que hoy cuenta con pocas de las camas disponibles. “Hoy, más de 6 mil pacientes esperan una cama de UTI. Esto significa el colapso del sistema de salud, esto significa que hemos llegado al límite. Es de imaginar que no deberíamos tener más de 20 mil personas hospitalizadas. Eso significa que al menos un tercio de las personas, un tercio del total de camas disponibles en la actualidad, espera un lugar para la unidad de cuidados intensivos fuera de una cama ”, dijo Carlos Lula presidente del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) al portal G1. 

“Es dramático lo que estamos viviendo. Falta de sedantes y anestésicos, personas que luchan contra un tubo colocado en la tráquea. Estamos asfixiados. Corremos el riesgo de perder personas por falta de insumos”, exclamó Rossano Gonçalves, intendendente de la ciudad de São Gabriel, interior del estado de Río Grande del Sur, en comunicación con Rádio Gaúch. El Estado vecino a Argentina presenta 100% de ocupación en sus hospitales desde principios de mes.

«Los hospitales ya están con las camas clínicas y de tratamiento intenso ocupadas, y es ahí en donde observamos lo que pasó en Manaos y está ocurriendo ahora en San Pablo y en el sur. Las personas no comprenden todavía la velocidad con la que se disemina esta cepa», evalúa el investigador. Y asegura que las medidas tomadas por los gobiernos a nivel estadual terminan perdiendo la carrera para el virus. 

La situación Argentina

La situación en Brasil aumenta la preocupación con relación a una segunda ola de contagios en Argentina, tras la noticia de que personas de CABA, GBA y Córdoba fueron diagnosticadas con ambas variantes, la británica y la de Manaos, .

Si bien el gobierno decidió suspender los vuelos con países en donde estas cepas se originaron o tienen alta circulación, la medida puede ralentizar pero no frenar su ingreso al país. 

El empezó a regir el cierre de fronteras con México, Chile, Brasil, , Reino Unido e Irlanda del Norte, donde los vuelos ya estaban cancelados. Pero más casos positivos fueron registrados en Ezeiza. Según la Dirección Nacional de Migraciones, en el vuelo que llegó este lunes desde Miami se detectó un caso positivo de coronavirus. Ya en el fin de semana, iniciada la normativa de que todo el viajero tendrá que realizarse un test PCR al abordar en territorio nacional, se detectaron 13 casos positivos, 12 provenientes de México, mientras que el otro arribó desde San Pablo, Brasil.

Esto sumado al aumento exponencial de los números de contagio registrados en la tercera semana de marzo, podría poner un fin a la aparente tranquilidad y relajación en la DISPO que venía desde noviembre. En los últimos 14 días, los nuevos diagnósticos en el país aumentaron un 31,6% y las nuevas muertes, un 9,7%. En total, más de 2,3 millones de personas contrajeron Covid-19 en el país, con 55,4 mil muertos.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto