De CFK para Vidal | “Tomá mate con chocolate”

Compartir

Alberto Fernández y Cristina Kirchner cerraron la campaña del FDT con todos los candidatos. “Estemos juntos para terminar con tanta desigualdad, decadencia y dolor que nos dejó la pandemia”, pidió el presidente. La vicepresidenta hilvanó ironía y crítica política al hablar del departamento en Recoleta de María Eugenia Vidal, del «principado de San Isidro» y el recuerdo de que «Pichetto les votó hasta el café con leche».

Cristina habló como telonera de lujo en el acto de cierre de campaña del Frente de Todos en Tecnópolis. De pantalón negro con botas, blusa blanca y poncho de media estación, CFK acuñó una serie de frases geniales que quedarán en la antología del verdadero arte de hacer Política en la  Argentina. 

Fotos www.cfkargentina.com

“Tomá mate con chocolate / el principado de San Isidro / Pichetto les votó hasta el café con leche / me enteré del departamento de Vidal en la Recoleta por una rubia, una rubia que si este país fuera una Monarquía ella sería no menos que duquesa”, dijo la Vicepresidenta. 

Un rato antes destacó el mérito de la terquedad en los funcionarios públicos. Porque para ella sería un sesgo que potencia la perseverancia en circunstancias difíciles. Por eso, narró la historia de Tecnópolis –un predio de 12 hectáreas que limita con CABA en el partido de Vicente López- luego de que Mauricio Macri rechazara la posibilidad de organizar un gran acto durante la gestión de CFK. Fue así que en solo cinco meses se creó Tecnópolis donde antes había un baldío lleno de piedras y deshechos. El mismo lugar que en 2020 fue utilizado como un hospital de campaña para los primeros contagiados de Covid en la provincia de Buenos Aires. 

Con  humor e ironía, sin rencores, pero con memoria, Cristina agradeció la presencia de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y un rato después el Presidente Alberto Fernández sumó el agradecimiento especial con aplausos incluidos para el Premio Nobel de La Paz, Adolfo Pérez Esquivel, otro de los presentes en el cierre de campaña. 

Tanto Cristina como Alberto hicieron eje en tres asuntos nodales para el país tras la pandemia macrista:

  • El problema de la deuda externa: quién, cómo y cuándo se pagará. Ya que la prioridad es vacunar a toda la población y generar empleo genuino con valor agregado en la Argentina.
  • Defender las pequeñas y medianas empresas, la industria y el trabajo con suba de salarios para generar la mejora del mercado interno. CFK propuso alentar las paritarias y cuestionó a la oposición de derecha y ultraderecha que pretende invalidar la Constitución Nacional promoviendo la clausura ilegal del derecho a la indemnización por despido, que tiene carácter constitucional.
  • Y de paso, propuso ver un vídeo sobre Juan Perón que le pasó Alberto un rato antes. Allí se puede escuchar cómo Perón les aclara a los periodistas en conferencia de prensa –entre ellos al enviado de Canal 13- lo que significa la libertad de empresa, y la libertad de prensa. Se trata de dos cuestiones bien distintas. Cristina no cuestionó a los trabajadores de prensa, todo lo contrario, apuntó a los intereses de los dueños de las compañías periodísticas comerciales. Ver el vídeo en cuestión desde la cuenta de Twitter de CFK y las respuestas divertidas de Perón.

La intervención de Cristina produjo tal conmoción mediática que logró una auténtica cadena nacional en todos los canales de la oposición. Incluso en La Nación+ donde el ex presidente Macri conchabó a sus plumíferos de lo efímero. 

Un dato nada menor: la hija y legítima heredera del fallecido Bartolomé Mitre, Esmeralda, agradeció a CFK por “sus cálidas palabras”. 

¿Qué frase dijo Cristina sobre Esmeralda Mitre? En referencia al departamento milagrosamente adquirido en Recoleta por parte de María Eugenia Vidal, CFK señaló: “Me enteré del departamento de Vidal en la Recoleta por una rubia, una rubia que si este país fuera una Monarquía ella sería no menos que duquesa. Así  que a la ex gobernadora compró un departamento en Recoleta y el comprador le prestó la plata. Tomá mate con chocolate”.  El 5 de septiembre, Horacio Verbitsky explicó esta curiosísima (¿operación inmobiliaria?) en El Cohete a La Luna

Vidal dejó tierra arrasada en la Provincia mientras fue gobernadora, pero le habría alcanzado para mudarse al barrio de la aristocracia porteña donde Esmeralda, ¿la duquesa?, advirtió sobre sus movimientos dinerarios inexplicables. 

Cristina, de paso, aclaró que vive en ese barrio desde mucho antes de haber sido diputada, senadora, y dos veces Presidenta de la Argentina. 

El progreso de Vidal es todo un ejemplo de movilidad ascendente: de pernoctar en una base militar de Morón a la riqueza fulgurante luego de abandonar un territorio deshecho por su impericia donde despreció la educación universitaria y pública, la salud de los pobres, con al menos cinco hospitales que nunca jamás terminó y tuvo que poner en funcionamiento el gobernador Axel Kicillof en plena pandemia arrasadora. 

Totalmente desconcertados, los editores de La Nación titularon de golpe: “El cierre del FDT volvió al viejo tono cristinista, con los discursos largos, la presencia militante y los hits contra Macri”. Y el copete: “La vicepresidenta habló casi una hora, descontracturada para chicanear y enardecer a las organizaciones kirchneristas, que por primera vez participaron masivamente de un actividad de campaña”. 

¿Quién escribió ese mamarracho? ¿Un Alfredo Leuco posterior al militante converso del Movimiento Todos por la Patria? Tremendo

Nótese el pánico textual: “Fuera del estadio se congregaron militantes del Movimiento Evita, Juventud Peronista, y Barrios de Pie, entre otras agrupaciones, que por primera vez aparecieron en forma masiva en una actividad de campaña. Marcharon sin distancia interpersonal, a respaldar el último mensaje previo a las elecciones primarias, pero no pudieron entrar y siguieron el acto desde uno de los ingresos al predio ubicado en Villa Martelli”.

El miedo escénico al 17 de octubre y a una potencial gran manifestación del Frente de Todos queda velado en la escritura de la crónica. Y se nota mucho.

Ante este escenario de conflictividad de intereses estructurales diversos, Alberto pidió a quienes votaron al Frente de Todos y a quienes no lo hicieron que a la vuelta de la normalidad después de la pandemia “estemos juntos para terminar con tanta desigualdad”, mientras la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó que “estamos construyendo un país diferente para todos y todas”, destacó la agencia oficial Télam.

“Ante tanto dolor, ante la oportunidad de empezar de cero, les pido que el día 100, a los que nos votaron y a los que no nos votaron, estemos juntos para terminar con tanta desigualdad, decadencia y dolor que tanto nos dejó la pandemia y para que no haya sido en vano”, dijo Alberto en Tecnópolis.

Las próximas elecciones legislativas serán claves para que en la Argentina nunca más se instale un proceso conservador como sucedió con Macri. 

La derecha y sus vertientes fanatizadas rumbo al abismo, con el dios fenicio del mercado, se visten como Pappo pero hablan como Göring. Ni el grupo de rock La Renga soportó el uso de sus letras y canciones. Fue una provocación más.

La “chirinada” de las camperas negras encierra una reacción de la clase dominante. En nombre de la libertad son capaces de convertirse en caníbales.  

Pero la Argentina no es Brasil con Bolsonaro. Acá existe algo llamado Peronismo. 

Esta película continuará en tiempo real. 

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso, periodista, escritor y docente de la Facultad de Periodismo de La Plata. Recibió el Premio Walsh por su trabajo periodístico en 2017.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 19/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto