Espiando al doctor

Compartir

Desde el propio Ministerio de Salud de la Nación afirman que la designación de Pablo Bertoldi Hepburn como Director General del Hospital Posadas fue impulsada desde la Agencia Federal de Inteligencia. El objetivo: la persecución política, tal como viene sucediendo en diversos sectores públicos desde que asumió Cambiemos. Hoy, la senadora provincial Mónica Macha (Nuevo Encuentro – FpV) presentará una denuncia para que el nombramiento sea investigado bajo los cargos de “espionaje, abuso de autoridad e incumplimiento a los deberes de funcionario público” .

La denuncia penal para investigar de dónde proviene la designación de Pablo Bertoldi Hepburn como Director General del Hospital Nacional Posadas y cuáles son sus verdaderas funciones tiene un objetivo: “Debemos generar un nivel de alerta y de protección sobre los trabajadores del hospital”, dijo a Nuestras Voces la senadora provincial Mónica Macha, quien presentará la denuncia.

La denuncia es por “Espionaje, Abuso de autoridad e Incumplimiento a los deberes de funcionario público” y fue redactada por las abogadas Paula Feldman y Elizabeth Gómez Alcorta – representante de Milagro Sala – luego de las acusaciones que indican que Bertoldi fue designado a pedido de Silvia Majdalani, segunda de la AFI, para realizar tareas de persecución política a militantes del kirchnerismo que trabajan dentro de la institución.

El decreto que designa a Bertoldi en el Hospital Posadas, ubicado en la zona oeste de la Provincia de Buenos Aires y señalizado en 2011 como sitio de memoria, se publicó en el Boletín Oficial del 29 de diciembre pasado, pero tomó notoriedad pública durante los últimos días, a partir de un artículo publicado en el diario La Nación.

 Espionaje a los trabajadores del Posadas

“Entendemos que hay modificaciones que aparecen siempre que hay un cambio de gestión, es potestad del Poder Ejecutivo. Sin embargo, ayer el diario La Nación publicó información que nos despierta una alerta distinta, porque aparece esta vinculación con la AFI”, dijo a Nuestras Voces la senadora Macha.

Además, agregó: “Nuestra preocupación es que se genere una situación de espionaje dentro del hospital para marcar a trabajadores que tengan militancia kirchnerista y esto, por supuesto, termine con el despido de los compañeros. Si bien en el último tiempo muchos han podido regularizar su situación y pasar a planta, aún existen muchos trabajadores que deben renovar sus contratos año a año. Y, esto es importante, no se trata de cargos políticos. Los empleados que hoy posee el hospital cumplen funciones que tienen que ver con las tareas cotidianas de la institución. Los que eran cargos de gestión presentaron su renuncia al asumir el nuevo gobierno”.

Además, la senadora por la Provincia de Buenos Aires denuncia que el nuevo Director General “no tiene trayectoria en gestión sanitaria y eso es problemático teniendo en cuenta que el Hospital Posadas es uno de los pocos hospitales que está dentro de la órbita de Nación, que es uno de los de mayor complejidad y que cuenta con alrededor de 4500 empleados a cargo.”

El ministro de Salud Jorge Lemus, según aseguró el diario La Nación, también confesó a sus colaboradores que el nuevo Director General no posee la calificación necesaria para el puesto y que su designación se debe a un pedido expreso de Majdalani. Si a alguien le quedaba alguna duda que este es el año en el que el PRO intentará quebrar las estructuras sindicales y organizaciones de trabajadores por medios que van mucho más allá de baja de salarios y protocolos antipiquetes, ha llegado la hora de que pierda la candidez.

Espionaje: reincidencia PRO

La alerta es grave, y lamentablemente no sería una novedad dentro de la gestión de Cambiemos. “Es lo que hicieron durante todo su primer año de gobierno: revisar redes sociales, amenazar con despidos, controlar la participación en actividades políticas. Una vigilancia permanente sobre trabajadores que venían de nuestra gestión”, afirmó Macha.

El Hospital Posadas, como los distintos sectores de la administración pública, sufrió durante el 2016 más de 600 despidos y temen que la designación de Bertoldi encubra una segunda tanda de acoso.

Además, la senadora afirma que este modus operandi “se monta sobre recortes de nuestra identidad. Nuestro país ya vivió este tipo de amenazas respecto a la actividad política. Estas actitudes tocan esos recortes y pretenden generar un disciplinamiento social. Eso es lo que busca el macrismo. Que los pibes no tengan militancia ni realización política para desproteger y vulnerabilizar a la sociedad en su conjunto”.

Recordemos que el oficialismo también se enfrentó a denuncias por espionaje ilegal a organizaciones sociales y políticas a través de la Gendarmería Nacional y desató una ola de críticas con las escuchas ilegales que dieron a conocer las conversaciones telefónicas entre Oscar Parrilli y Cristina Fernández. Incluso Mauricio Macri asumió como presidente procesado por espionaje paraestatal.

Majdalani, la AFI, y su acumulación de denuncias

Silvia Majdalani, subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia – es decir, la número dos de la AFI – recibió constantes acusaciones por parte de diversos sectores. El legislador porteño Gustavo Vera fue quien la denunció por presunto lavado de dinero, vinculándola con por lo menos tres sociedades anónimas en paraísos fiscales. La diputada Elisa Carrió, por su parte, elevó un expediente para denunciar la realización de espionaje en su contra.

Su superior es Gustavo Arribas, titular de la AFI, quien continúa dilatando las explicaciones por las denuncias que lo rodean respecto a la causa Odebrecht y sus derivados. La socia de Cambiemos, Elisa Carrió, y el jefe del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Héctor Recalde fueron quienes efectivizaron las denuncias contra Arribas.

Según el diario La Nación, Lemus afirmó que la designación de Bertoldi se debe a un expreso pedido de Majdalani y Eduardo Munin – secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud, área de la que depende el funcionamiento del Hospital Posadas – dijo al mismo medio: “Bertoldi Hepburn me dijo en la primera entrevista que pertenecía al equipo de Majdalani. Y me preguntó quién iba a ser su «líder alfa», un término que en medicina no usamos. Decimos jefe o coordinador. Y en su currículum no tenía ningún antecedente para conducir un hospital».

Tanto Majdalani como los voceros de la AFI niegan haber mandado a uno de sus hombres a la Dirección del Hospital y afirman que el nombramiento proviene de la recomendación de Carlos Javier Regazzoni, Director del PAMI desde que asumió Cambiemos. Esta suposición se debe a que Bertoldi estaba, hasta su designación, a cargo de la sede de Lanús del Programa de Asistencia Médica Integral (PAMI). Sin embargo, el propio Regazzoni niega haberlo recomendado.

@malaumanfre

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/01/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto