Francotirador: la culpa es del nene

Compartir

(Especial de El Disenso)

Alejandro Fabián Sidero, instructor de tiro y aportante particular de la campaña presidencial de Macri, está procesado por tentativa de asesinato, acusado de haber disparado a una multitud y herido a Florencia Girotti y a Daiana Soto. Ya esta probado que los disparos fueron hechos desde su ventana y con su revólver Smith & Wesson calibre 32 el 5 de marzo pasado. Le molestaba la inauguración de un local político de Nuevo Encuentro. Ayer solicitó ampliar su indagatoria y «recordó» que en realidad fue su hijo -de 13 años- el autor de los disparos. Todo indica que lo hizo para no ir preso y empantanar la causa.

El abogado de francotirador Fabián Sidero presentó el miércoles un escrito que apunta a modificar totalmente la causa en la que está acusado de tentativa de asesinato: solicitó ampliar la declaratoria de y a la vez citar a declarar a 4 nuevos testigos: Gastón Kopinic, Laura Godoy (ex esposa de Sidero), Milagros Sidero (hija de Sidero) e Ignacio Sidero (hijo de Sidero).

El juez le concedió a la defensa la ampliación de la declaratoria. El acto procesal tuvo lugar ayer y de acuerdo a la nueva versión de Sidero, no habría sido él quien disparó el arma, sino que el francotirador habría sido su hijo Ignacio, de 13 años de edad al momento del atentado.

¯Sidero declaró que su hijo le confió que disparó el arma contra las militantes “para saber qué se sentía”.

A fin de probar esta nueva versión la defensa solicita la intervención de un Juez de Menores con objeto de tomarle declaración a Ignacio Sidero que actualmente tiene 14 años.

Detalles de la causa

Al realizarse la reconstrucción del hecho, los peritos determinaron que el disparo provino del departamento de Sidero en el piso 12 departamento 1 de la Torre Los Tilos, y consideraron que la trayectoria de la bala pudo provenir de su habitación, de la de sus hijos o del balcón de esa vivienda. Según la declaración de Sidero, tanto la ventana de su habitación como la de sus hijos se encontraban cerradas con las persianas bajas por el ruido del evento, lo que dejaría como única posibilidad para haber realizado los disparos el balcón de la vivienda.

También según las declaraciones de Sidero, el arma estaba guardada dentro de una cómoda en su habitación, donde él descansaba mientras su hijo de 13 años jugaba a la Play Station. Al secuestrarse el arma en el departamento de Sidero, se constató que el arma seguía allí. Así quedó asentado en el expediente:

El Disenso

Sidero, en su nueva versión, aduce que su hijo disparó y que él no escuchó los disparos. Para esto el hijo debería haber entrado a su habitación, sacado el arma del cajón de la cómoda, realizado tres disparos sin que nadie en la casa escuchara el ruido y luego guardado el arma nuevamente, todo esto sin despertar a su padre supuestamente que descansaba en la habitación. Sidero declaró sobre este tema:

El Disenso

Otra de las dudas surge a partir de la altura del menor, según las fotos de su Facebook, Ignacio Sidero de 13 años, al momento del atentado tenía una estatura menor a 1m 50cm. Considerando que debió efectuar el disparo desde el balcón, la pericia debería haber indicado si el disparo hubiese sido realizado desde una altura menor a la de Sidero.

El entorno del menor

La actual pareja de Laura Godoy, madre del menor, es el ingeniero Gabriel Balduzzi, ex presidente y tesorero del Club de caza San Huberto, quien al igual que Sidero, es amante de las armas y férreo anti-K.

El Disenso

El Disenso

Pasos a seguir

Según el auto de procesamiento, ya se vislumbraba la posibilidad de que el acusado intentara deslizar su responsabilidad hacia el menor de edad:

“En principio, y tal como se ha sostenido, desde la ventana del dormitorio del inmueble propiedad de Sidero -donde aquél admitió encontrarse ese día a esa hora- efectivamente existe visión directa o al menos comunicación directa al local donde se desarrollaba el evento, por lo que su descargo no habrá de prosperar y habrá de agravarse su situación procesal en los términos del procesamiento tal y como se adelantó. Sostener lo contrario, y pretender desvirtuar el resultado de una experticia, o bien deslizar una posible responsabilidad a los restantes ocupantes del inmueble en ese momento -al caso, el hijo menor o la hija mayor- de Sidero, no encuentra justificación alguna”.

La defensa de Sidero no logró destruir la pericia balística y la nueva estrategia busca deslindar la responsabilidad penal de Sidero en su hijo Ignacio que es menor de edad y por tanto inimputable. La nueva versión afirma que el niño buscó en Internet cómo cargar un arma como la de su padre y el amigo informático del acusado declarará que el menor acostumbraba a disparar en juegos de computadora.

Mañana el juez Ponce le tomará declaración testimonial a la ex mujer y madre del pequeño Laura Godoy, a su hija Milagros Sidero y a su amigo y socio Gastón Kopinic.

De ser hallado culpable, Sidero podría enfrentar una pena de hasta 8 años de prisión mientras que si se determina que fue el menor quien disparó el arma, por su edad el mismo es inimputable.

Comentarios

Comentarios

Mariana Escalada y Agustin Ronconi

Periodistas de investigación del Blog www.ElDisenso.com

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/10/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto