La obra pública, eje del plan de Alberto para la reactivación

Compartir

Los efectos económicos de la Pandemia requieren medidas urgentes y el presidente Alberto Fernández está decidido a reactivar la economía: destinó más de 5 puntos del PBI para mantener el consumo a flote durante el aislamiento obligatorio. Su estrategia incluye un paquete de 22.000 millones de pesos para obra pública en las provincias. Radiografía del impacto económico de la Pandemia.

Fotos Casarosada.gob.ar

“Si nosotros revisamos los primeros cinco meses de la Argentina de 2020 en términos laborales, producto del ATP y todas las medidas como prohibición de despidos y la doble indemnización, a la Argentina le fue mejor con el coronavirus que con el gobierno de Mauricio Macri.” La frase del presidente Alberto Fernández habla del descalabro heredado de la gestión Cambiemos, lo complejo del actual escenario pandémico, pero también es una clave de lectura para “el día después” de esta epidemia global llamada Covid 19. Como denominador común surge el rol del Estado. 

Según la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), que dirige Mercedes Marcó del Pont (actualmente de licencia por ocupar la titularidad de la AFIP), el Estado invirtió el 5,3 por ciento de su PBI en cubrir tres cuotas del Ingreso Familiar de Emergencia, cuatro etapas del ATP, distribución de recursos a las provincias, políticas alimentarias y de salud, sumado a un plan de obras públicas federal. 

Luego del acuerdo con los bonistas poseedores de títulos en dólares bajo legislación extranjera, el Gobierno nacional despejó el horizonte de vencimiento hasta 2025 y empezó a concentrar recursos hacia la obra pública. No debería pasar desapercibido, entonces, que el mismo día en que Martín Guzmán selló el acuerdo con los bonistas, Fernández lanzó una nueva etapa del Procrear; mientras que a los pocos días ocurrió otro anuncio para desarrollar distintas obras públicas en cinco provincias con una inversión estimada de 22.000 millones de pesos.

“Hemos logrado sacar una mochila muy pesada que alguien irresponsablemente puso sobre las espaldas de los argentinos”, sostuvo el Presidente durante el anuncio formalizado los primeros días del mes. A su vez, el pasado 14 de agosto se formalizó otro plan de obra pública con perspectiva de género con iniciativas a ser desarrolladas en todo el país. 

El plan de Alberto para construir paridad de géneros

El puntapié

El sector de la construcción dinamiza un conjunto de actividades que hacen del ciclo económico algo virtuoso. En este sentido, la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) ya detectó el incremento exponencial en el consumo a granel de este insumo, destinado principalmente para obra pública.

“El sector de la construcción es uno de los primeros que comenzó a dinamizarse luego de la caída abrupta de toda actividad producto de la llegada de la pandemia del Covid-19 y el aislamiento obligatorio inicial. Los primeros signos de recuperación se pueden observar a partir de mayo, lo que marca sin dudas que abril fue el peor mes de la historia económica moderna, tanto en Argentina como en varios países del mundo”, puede leerse en el último trabajo del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav). 

Según la AFCP, en la Ciudad de Buenos Aires se registró en junio un incremento del consumo de cemento a granel del 3.430 por ciento en comparación con el dato de abril; en la provincia de Buenos Aires, este indicador aumentó un 393 por ciento seguido por San Luis (334 por ciento), Neuquén (271%), Chaco (248%), Santa Cruz (106%), entre otras. 

“El plan federal Argentina Hace, con pequeñas obras en todo el país, los hospitales modulares de emergencia y las obras en la infraestructura de salud, el programa Nacional de Infraestructura Universitaria (con 63 proyectos para universidades nacionales), la paulatina marcha de 270 obras en todo el territorio, que incluyen la construcción de autovías y de obras paralizadas hace más de un año, el PROCREAR recientemente relanzado (con la intención de construir 14 mil nuevas viviendas además de los múltiples créditos baratos para refacciones y ampliaciones para el hogar), las obras de agua potable y cloacas de AYSA, entre otros programas, comenzaron a expandirse en mayo en sucesivas provincias, dando pie a la recuperación de la construcción que se generalizó en junio, ya retomando los niveles de enero”, agregó el último trabajo de la Undav. 

Otro dato surge del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) que mide el INDEC, el cual se construye a partir de los consumos de insumos requeridos para la actividad de la construcción (asfalto, cemento portland, hormigón elaborado, ladrillos huecos, entre otros insumos), además de medir la evolución de los permisos de edificación y los puestos de trabajo registrados en el sector privado.

En marzo, la actividad de la construcción cayó un 47 por ciento y en abril, otro 76 por ciento. En mayo hubo una primera desaceleración de la caída y en junio sería del 14 por ciento. Es decir, se estaría llegando a los niveles pre pandemia; que en un contexto convulsionado globalmente, no es poca cosa.

Argentina en el mundo

“La economía argentina ingresó en la segunda mitad de 2020 con signos de recuperación mayores a los esperados”. Así arranca el último trabajo del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo a cargo de Matías Kulfas. En este paper se analizan las actividades económicas del país, su evolución mensual e interanual, tanto en facturación como en los niveles de actividad; como así también el impacto global de la pandemia, donde la Organización Mundial del Comercio (OMC) acaba de modificar sus estimaciones; según un reciente informe, se espera que el intercambio comercial en el mundo caiga un 13 por ciento, es decir 20 puntos porcentuales menos que el oscuro panorama trazado en abril. 

La estrategia de Alberto en la pulseada con Trump por el BID

Por más que a esta altura parezca una verdad de Perogrullo, el contexto global está marcado por la pandemia y no la cuarentena, como algunos medios de comunicación hegemónicos pretenden instalar en el país. 

Por ejemplo, según el análisis realizado por el CEP XXI, las ventas globales hacia los Estados Unidos podrían caer un 32 por ciento y las intrarregionales, otro 28 por ciento. Las exportaciones a China, en las que predominan las materias primas, serían afectadas en mucho menor medida (-4 por ciento) ya que el gigante asiático, a pesar del contexto, tendrá crecimiento económico (más moderado que otros años).

En el caso de Brasil, según estimaciones de su Banco Central, la contracción esperada sería del 5,7 por ciento, frente al 8 por ciento de caída vislumbrado por el Banco Mundial o el 9,1 por ciento que estimó el Fondo Monetario Internacional.

Según destacó el Ministerio de Desarrollo Productivo, la economía argentina ingresó en la segunda mitad de 2020 con signos de recuperación mayores a los esperados. El análisis del CEP XXI afirma que “la actividad industrial registró una mejora importante, pasando de caer un 26,2 por ciento interanual en mayo a un 6,6 por ciento en junio”. Todavía no hay registros positivos pero descendió el ritmo de caída a partir de las aperturas económicas que fueron dándose en todo el país. Y este escenario tiene varias explicaciones. 

Por un lado, el CEP XXI –cuyo director es Daniel Schteingart – afirma que parte de la recuperación se debió a la recomposición de stocks tras el freno de abril y parte de mayo. Las empresas y fábricas que pudieron reiniciar su actividad aprovecharon el tiempo para acumular mercadería. 

En segundo lugar, hubo un incremento en la demanda de bienes durables vinculados al hogar; más familias se quedaron en sus casas, por ende, los ahorros fueron canalizados a adquirir este tipo de productos. Para ello fue clave el Programa Ahora 12, donde se destacaron las ventas de muebles, colchones, materiales de construcción o línea blanca. Según el Indec, la producción de pinturas trepó un 29,1 por ciento interanual en junio. 

La producción de alimentos fue una de las actividades que no frenó nunca al igual que la exportación de materias primas vinculadas al sector agropecuario. La fabricación de maquinaria agrícola tuvo una expansión del 28,4 por ciento interanual, lo cual a su vez impactó en la industria metalúrgica. La producción de agroquímicos también creció en junio (+13,9 por ciento interanual), con un acumulado del 12,0 por ciento en todo lo que va del año. 

Durante el primer semestre de 2020, el complejo agroindustrial registró exportaciones por 13.631 millones de dólares, cuando en el mismo período del año pasado se habían registrado ventas por 13.476 millones (Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación).

Sin embargo, para el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), el rebote en la actividad de la construcción, la actividad industrial y los servicios públicos respecto a los meses de abril y mayo debe ser tomarse con cautela. “Son el efecto de la puesta en marcha de sectores de la economía que se encontraban prácticamente parados durante los meses de más estricta cuarentena”, indicó el informe del Centro dirigido por el economista Andrés Asiain. 

“El principal escollo para la reactivación son las restricciones a la política económica que pueden derivar de la renegociación de la deuda con el FMI, tras haber logrado cerrar un acuerdo con los acreedores privados. El pacto implícito de austeridad fiscal con un tipo de cambio elevado entre los funcionarios de economía y el organismo, pueden paralizar los principales motores de la demanda (consumo público y privado), manteniendo la economía en el letargo de la recesión”, advierte el CESO. 

El pasado 26 de agosto, el Presiente Fernández mantuvo un diálogo con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, para dar inicio a “las negociaciones destinadas a arribar a un nuevo entendimiento con el organismo». El Gobierno necesita renegociar la mochila de 44.000 millones de dólares solicitados durante la gestión Macri. 

Pasos a seguir

La pandemia también afectó los niveles de empleo, en Argentina y el mundo. Entre febrero y mayo, se perdieron en el país 154.000 empleos asalariados formales en el sector privado, una caída del 2,5 por ciento, la mayor desde 2002, según las estimaciones del Ministerio de Trabajo. Dicha caída es mucho menor a la registrada por Brasil (-7,5%), Chile (- 12,2%), Estados Unidos (-13,8%) y Canadá (-19,2%), por citar algunos ejemplos. 

El programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, que iniciará próximamente su quinta etapa, ya alcanzó a 328.000 empresas, con un total de 3,07 millones de trabajadores y trabajadoras beneficiades. Es decir, el 60 por ciento de las firmas del país.

Según la FIDE, los próximos pasos que deberían darse para alcanzar un crecimiento sostenido deberían incluir una “política de gasto público direccionada hacia sectores que maximicen el empleo y minimicen la demanda de dólares.”

De seguir esta línea de acción, aparecen un conjunto de actividades muy demandantes de empleo con poco nivel de importaciones, como la construcción, y en particular la obra pública en viviendas y restauración de edificios. 

“Suponiendo el caso de un impulso en la demanda final de 100.000 millones de pesos en cada uno de los sectores, la construcción generaría 55.600 empleos directos al año y solo 8 millones de dólares de requerimientos directos de importaciones. Dentro del sector de la construcción, la obra pública de reciclaje y restauración de edificios en particular, y con el mismo impulso a la demanda final de 100.000 millones de pesos, se generarían 160.000 puestos de trabajo directos al año y solo un millón de dólares de requerimiento directo de importaciones”, concluye el paper de la FIDE.

La reactivación de la economía argentina y el mercado laboral vendrá de la mano de la obra pública.

Comentarios

Comentarios

Sebastián Premici

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Autor del libro De patrones y peones. Los aliados esclavistas de Mauricio Macri. Colabora en Página/12 y formó parte de Radio Nacional.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto