El presidente machista, el policía infiltrado

Compartir

Mauricio Macri visitó ayer a un policía de la Ciudad herido en la represión contra las manifestaciones por la reforma previsional. Durante la visita, y luego de saber que su vista podría quedar comprometida, le dijo: “Tu mujer es muy linda para que la mires con un sólo ojo”. El oficial había sido enviado a la manifestación fuera de su horario y de civil, según declaró su madre en un programa de televisión.

“Lo que les quiero decir es que toda esa violencia que vimos, claramente orquestada, la vamos a enfrentar junto a la justicia para entender quiénes son y quienes han sido los responsables, porque no fue algo espontáneo. Realmente en la Argentina hoy se vive un clima de paz, hay una esperanza sobre el futuro y lo que pasó fue algo claramente premeditado”, afirmó ayer el presidente en conferencia de prensa. Luego de eso agradeció a la policía por el accionar durante la represión y dijo lamentarse porque «ochenta» de ellos fueron heridos durante los disturbios: «Todo es perfectible. No les pidamos a ellos una perfección que no tenemos nosotros. No les pidamos de accionar perfecto, lo cual no significa que vayamos a avalar abusos de poder”, aclaró.

Horas después Mauricio Macri visitó el Hospital Médico Policial Churruca (ubicado en el barrio porteño de Parque Patricios) donde se encuentran los efectivos que, como consecuencia de la represión ejercida el lunes pasado, resultaron heridos.

La madre de uno de ellos, en diálogo con el periodista Antonio Laje, confesó que su hijo había sido enviado fuera de su horario, de civil y sin protección, por lo que resultaba altamente probable que las heridas que comprometieron su ojo derecho sean resultado de los golpes brindados por sus propios compañeros quienes, en medio de la represión, no pudieron distinguir a uno de los suyos.

“Él estaba con su horario de trabajo y a la hora de salir los de arriba le dijeron hay que salir, quieras o no quieras tenés que salir igual. No tenía escudo él, no tenía casco, no tenía nada”, afirmó Laura sobre su hijo y agregó: “Al hacer de civil él, entonces yo supongo que se deben haber confundido”.

Laura estaba angustiada. “No voy a dar el nombre por respeto y porque después toman represalias”. Sin embargo, los datos de su hijo habían sido publicadas previamente por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en su cuenta oficial de Twitter.

El remate al relato de Laura lo dio el propio panelista del programa, quien agregó: «Hay una parte en la que lo hirieron con uno de los bastones de la Policía. Lo que no cuenta ella, y lo voy a decir con cuidado, es que estaba de civil, investigando y en el fuego cruzado lo confundieron. Vos habrás visto imágenes de gente encapuchada llevándose detenida a otra gente. Bueno, es su trabajo».

La maniobra publicada por América TV no hizo más que confirmar lo denunciado por los manifestantes: la existencia de infiltrados. Una modalidad que viene ocurriendo cada vez con más frecuencia en este gobierno y que había tenido su última aparición en la marcha por Santiago Maldonado, donde más de treinta personas resultaron detenidas ilegalmente por personal de civil que minutos antes se encontraba generando disturbios.

El chiste que no fue

Además de confirmar el operativo, las estrategias de marketing de Cambiemos lograron evidenciar nuevamente el machismo y la crueldad que esconden los comentarios del presidente: “Tu mujer es muy linda para que la mires con un sólo ojo”, le comentó a aquel oficial que se había enterado de que su vista podría quedar comprometida.

En una recorrida realizada por el hospital con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri volvió a mostrar la hilacha: defendió la represión, agradeció a los uniformados que se encargaron de llevarla adelante y luego de usarlos, casi sin querer, se burló de ellos.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 19/01/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto