Corazones cautivos

Compartir

Eduardo Miragaya fue uno de los partícipes activos de los «sótanos de la democracia». Ingresó a la AFI con licencia en el Ministerio Público y fue acusado de las peores tropelías. Murió de Covid el fin de semana, pero dejó su huella en el espionaje ilegal de la AFI de Mauricio Macri, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani en el ancho submundo de la provincia de Buenos Aires.

El Día del Padre murieron por diferentes causas el escritor Juan Forn y el fiscal general adjunto de la Procuración y ex funcionario de la AFI macrista, Eduardo Miragaya.

Forn nos dejó los más bellos e inquietantes secretos revelados del riesgoso oficio de escribir. Murió de un infarto. Apenas tenía 61 años.

Miragaya fue un actor importante del engranaje de espionaje ilegal que desparramó la AFI con Mauricio Macri, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani en el ancho submundo de la provincia de Buenos Aires, con bases repletas de fisgones políticos, escuchas telefónicas, transcripciones, topos, informes en contra de los movimientos sociales. Edificando una estructura ilegal que realizó un plan sistemático de persecución en contra de Cristina Fernández de Kirchner y sus principales funcionarios, muchos de los cuales la mesa judicial llevó a prisión con la complicidad de jueces, fiscales, y medios de comunicación.

Las horas

El ex espía Miragaya estuvo dos semanas internado en un importante sanatorio de CABA –la ciudad que impuso la normalidad letal a tres millones de habitantes con escuelas, teatros, cines, y bares abiertos en plena pandemia- y murió enfermo de Covid el fin de semana.

En marzo de 2020 renunció a su cargo  como fiscal y se jubiló. Durante el macrismo ingresó a la AFI con licencia en el Ministerio Público y fue acusado de las peores tropelías. Fue defendido por el procurador interino eterno, Eduardo Casal y sus adláteres Juan Pablo Ugarte y Juan Manuel Casanovas, regentes de “la caja” e inquisidores jurídicos de las fiscalas Gabriela Boquin (causa Correo) y Mónica Cuñarro, entre otras valientes mujeres acosadas por el machirulismo de las togas.

Se sabe que algo del terreno de lo tenebroso acompañó el final de Miragaya. Y como sucedió con el juez Claudio Bonadío se llevó sus peores secretos a su tumba. Osciló todo un año entre las tinieblas de la pandemia hasta que se enfermó e ingresó en terapia intensiva en una clínica privada.

Ahora el macrismo y los socios fundadores de los sótanos de la democracia –según la descripción del Presidente Alberto Fernández que definió la ligazón de Comodoro Py, con los servicios de Inteligencia, y ciertos sectores mafiosos del Poder Judicial- están evaluando estrategias de defensas penales, con el fin de licuar las mayores responsabilidades judiciales y enlodar todavía más la memoria de Miragaya.

No dejan en paz ni a los muertos.

Sin embargo, el difunto abrigó amigos, amigas y familiares directos con cargos de relevancia en juzgados federales donde se tejen los expedientes a pesar de la incertidumbre y la angustia de la pérdida.

Por eso, en unos días empezarán las campañas de distracción masiva con escenas teatrales en los medios comerciales dominantes. Veamos.

Novela paraguaya

El policial negro cuenta con dos protagonistas: Macri y al alcalde Horacio Rodríguez Larreta como parte de una interna (¿feroz?) de desamores perdidos que sería parte de la trama del circo del porvenir. Macri mandó a espiar con la AFI la vida privada del jefe de gobierno porteño, hecho que ayudó a su último divorcio vincular. Sin códigos.

Para mal de males, con Larreta operan ex agentes de la AFI macrista reciclados en Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado –que depende del gobierno porteño- y la Fiscalía General de CABA, encabezada por Juan Bautista Mahiques, nacido en 1980 en la ciudad de Mercedes, donde operaron los represores Raúl Guglielminetti y Julio César Caserotto, entre otros seres del averno de la dictadura militar.

En la oficina de Mahiques (h) hay al menos dos ex jefes que trabajaron en la AFI en los peores momentos del macrismo, pero en la actualidad cuidan el valor (Justicia) en representación del pueblo porteño. Qué cosa rara el amor, medio pariente del dolor, pareció quejarse Macri la semana que pasó. La edición de portales de medios cercanos a la soldadesca de la derecha fue antológica.

El 18 de junio, Román Lejtman –quien parece periodista deportivo por su constante oficialismo de turno desde Julio Grondona para acá- publicó una curiosa nota en Infobae. Allí dijo que Rodríguez Larreta planea irse de gira en pandemia rumbo a Estados Unidos y Europa. En una segunda etapa, quizá en 2022, ¿quién lo sabe? Porque estamos transitando la época del reino de la incertidumbre, Larreta quiere visitar China vestido de esfinge dialoguista de la derecha sudamericana, con nexos con la extrema derecha franquista de Madrid y los gusanos anticastristas de Miami. La ecuación cognitiva del cronista contrasta con la realidad nada virtual de la situación epidemiológica de CABA, la tierra de los negociados inmobiliarios de Larreta y sus secuaces de la AFI y los sótanos de la democracia.

En la otra esquina del mismo ring, el portal La Politica Online ingresó a la mente afiebrada de Macri. Inspirado en su propio comportamiento de Judas con su propio padre, Franco, habría dicho: “Me tengo que ir del país”, si Larreta gatilla el “parricidio” electoralista sin él en la comanda.

¿Y quiénes serían los asesores principales de estos dos sujetos espectrales de la derecha argenta, que añoró por estos días las bombas asesinas del 16 de junio de 1955?

Marcos Peña Braun y Enrique Nosiglia por el lado de Larreta. Y nada menos que Nicolás “Nicki” Caputo por la esquina blanca de Macri. Se desconoce si Caputo atiende desde el más allá del exilio judicial símil Pepín Rodríguez Simón en Punta del Este, o  es siempre Made in USA.

Epílogo

En mayo pasado, la Casación Penal anuló un fallo de 2020 que redactó la Cámara Federal y benefició al abogado Santiago Viola y al fiscal Eduardo Miragaya -denunciados por instaurar una operación judicial y mediática-, con testigos falsos para separar al juez Sebastián Casanello de la causa contra Lázaro Báez por presunto lavado de dinero. ¿Resultados? Los testigos fueron procesados por falso testimonio luego de múltiples apariciones rutilantes en el Grupo Clarín, herederos de José Alfredo Martínez de Hoz y AEA (Asociación Empresaria Argentina), con Héctor Magnetto como líder.

A la muerte del fiscal y espía de la AFI Miragaya se sumó la ampliación del procesamiento del periodista Daniel Pedro Santoro –miembro activo del grupo de Elisa Carrió y Magnetto, además de amigo íntimo del supuesto agente norteamericano, Marcelo Sebastián D’Alessio- en la causa que instruyó el juez Alejo Ramos Padilla y ahora tramita como subrogante el magistrado Martin Bava en Dolores.

Santoro es sospechoso de extorsión en grado de tentativa en perjuicio del empresario Mario Cifuentes. Algo que contamos en Nuestras Voces el 26 de marzo de 2019.

El fiscal Carlos Stornelli sigue procesado y continúa en su cargo como si nada hubiese pasado.

El procurador Casal que apañó a Miragaya prosigue en su interinato histórico. Sus lacayos Ugarte y Casonavas andan de cacería abriendo sumarios sin derecho a la defensa.

Milagro Sala cumplirá 2000 días presa injustamente por indígena, rebelde, peronista y fiel a CFK.

Milagro sigue detenida, porque hizo felices a los pobres, construyó casas, piletas, y amores con su cañón de futuro.

Macri está libre luego de endeudar al país en 100 mil millones de dólares y deberle al Estado 5 mil millones de pesos con la estafa del Correo.

Las actuales autoridades del Banco Nación parecen olvidarse de que Macri también adeuda 11 millones de dólares por el Correo y cifras extraordinarias ante la AFIP,, más juicios por 50 millones de pesos.

Cuentan que durante la II Guerra algunos parroquianos de los bodegones de París comían sus platos tradicionales y más de un propietario relativizaba la inminente ocupación de los nazis en Francia.

Después fue demasiado tarde.

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso, periodista, escritor y docente de la Facultad de Peridismo de La Plata. Jefe del área de Investigación periodística de Radio Nacional.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 29/07/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto