El Bolsón | Avanza un megaproyecto inmobiliario del magnate Lewis

Compartir

La empresa Laderas de Perito Moreno S.A, vinculada al magnate inglés Joe Lewis, tiene un mega proyecto de barrio privado al pie del Cerro Perito Moreno con 1072 lotes, canchas de golf, rugby, polo y una laguna artificial para pesca con mosca. La aprobación de un cambio de uso del manejo de suelo en la zona conocida como Pampa de Ludden, a 20 kilómetros de El Bolsón, viola la orden judicial de No Innovar vigente desde hace diez años. La justicia hará una inspección ocular para constatar si hubo otras violaciones, mientras los vecinos de la Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra convocaron a una nueva movilización. Piden a la gobernadora Arabela Carreras que frene los avances.

Foto Gustavo Marangoni para periodismodeizquierda.com

Agazapados pero latentes, los intereses sobre la Pampa de Ludden, como se conoce a una porción del Cerro Perito Moreno en las cercanías al paraje Mallín Ahogado a unos 20 kilómetros de El Bolsón, reaparecen de tiempo en tiempo buscando las fisuras para avanzar con un mega proyecto inmobiliario rechazado por la comunidad una y otra vez desde hace diez años por los graves perjuicios ambientales que traería al territorio y las fuertes irregularidades con las que se lleva adelante. Irregularidades que parten desde la forma espuria en que fueron obtenidas estas tierras fiscales a precios irrisorios, sin que se cumpliera siquiera el plazo que permitía su venta.   

Si bien existe el amparo de la justicia que dio la “Orden de No Innovar” sobre dicha zona tras las fuertes movilizaciones del 2011, cuando la empresa Laderas S.A. quiso aprobar un mega loteo de 1072 lotes con canchas de golf, rugby, polo, y una laguna artificial para pesca con mosca, los intentos de los privados –en connivencia con el poder político- siguen al acecho y la comunidad de la Comarca Andina se mantiene alerta esperando una resolución definitiva a un conflicto que empezó aun más atrás: ya en el 2005 se quiso instalar en esa zona un aeropuerto privado. Fue en aquel entonces cuando nació la Asamblea de Mallín Ahogado en defensa del Agua y la Tierra, movilizando a cientos de vecinos que con su lucha fueron capaces de enfrentar el fuerte entramado de poder que hoy empuja e insiste a pesar del rechazo del pueblo. 

El dato que ahora volvió a levantar la guardia fue la Resolución Nº16/21 emitida en agosto que aprueba el Plan de Uso de Suelo presentado por la empresa Laderas de Perito Moreno S.A que habilitaría a abrir caminos y hasta seguir ofreciendo lotes para un proyecto de 287 hectáreas de desarrollos inmobiliarios y turísticos. Sin embargo, hace pocos días, hasta la propia gobernadora rionegrina Arabela Carreras, abordada por la prensa, debió admitir que estaba vigente la Orden de No Innovar. 

“El 17 de agosto se aprobó un cambio en el uso del suelo por parte de la Unidad Ejecutora Provincial para la Protección de Bosques Nativos, permitiendo la realización de caminos para el acceso de técnicos, en una primera instancia y según lo que ellos dicen. Lo que nosotros planteamos es que la orden de No Innovar decretada en 2011 dice que no se puede aprobar nada de esto. Pero además, la provincia está incumpliendo, ya que todo principio de protección tiene que ser progresivo, nunca regresivo. Si hay un cambio sería a mayor conservación y protección”, explica Silvia Rojas, de la Asamblea de Mallín Ahogado en Defensa del Agua y la Tierra y adelanta que este 7 de octubre se realizará una inspección ocular en la zona, inspección que la asamblea viene demandando desde hace ya dos años para comprobar los avances sobre el territorio a pesar de las restricciones. Para ese día se espera otra fuerte movilización.  

Entre tanto es vox populi que lo que se tiene del otro lado es un entramado que difícilmente se ponga al servicio del pueblo: el Intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, era uno de los socios del Estudio Contable (Frabrizio-Pogliano) que trabajaba para Laderas de Perito Moreno S.A. El sub secretario de Bosques, Fernando Arbat, de la misma línea política, también fue representante de esta empresa y el presidente del Concejo Deliberante, Fabián Rudolph, es el padre del actual encargado del Cerro Perito Moreno para Laderas. En definitiva: todo queda en familia. De fondo, los vínculos de todo este entramado entre la empresa Laderas S.A. propietaria del complejo de esquí del cerro Perito Moreno y el magnate inglés Joe Lewis salen a la vista en cualquier análisis que una nombres y arme el mapa.  

Jueces puestos a dedo por Macri protegen al millonario Lewis

Fue justamente en el año 2005 que Nicolás Van Ditmar administrador de la estancia Lago Escondido -otra cuestionada adquisición de Lewis que se hizo dueño de 14 mil hectáreas incluyendo un lago al que es imposible acceder a pesar de los dictámenes de la justicia- comentó a los pobladores en medio de una feria que su “patrón” había comprado la Pampa de Ludden para hacer un aeropuerto. Fue el comienzo de la mecha. La comunidad se organizó y un plebiscito con el 76% de negativos dijo que no a este proyecto. 

“Esta misma tierra que Lewis habría comprado para hacer un aeropuerto, hoy es vendida para hacer este desarrollo. Entonces, cómo no pensar que él está detrás”, dice Rojas. Desde aquel entonces el tira y afloje sobre esa zona no ha cesado en el marco de una justicia que no termina de tomar una resolución definitiva. “Da la sensación que no quieren resolver porque quedan en medio de la cuestión. Es lo que pasa con Lago Escondido: hace treces años que la provincia tiene la orden de abrir el camino de acceso por parte de la justicia y no lo abren. Hay como una justicia tibia porque hay cosas que no se ejecutan”, agrega. 

Así, la asamblea no ha bajado la guardia en este tiempo y ahora se prepara para la inspección de octubre. “Va a ser un momento importante en el sentido de que va a haber una acción en la Pampa de Ludden que nunca hubo. Si bien vamos a poder entrar 8 o 9, los que somos parte de los expedientes, es probable que haya una movilización hasta la tranquera”. 

-¿Qué puede arrojar esta inspección? 

-Qué los jueces tengan una visión más clara del lugar, porque el estudio de impacto ambiental que ellos presentan es muy mentiroso (entre otras cosas, ignora los impactos del proyecto sobre este humedal de alta montaña que cumple un rol fundamental para la salud de la cuenca hídrica que proveen de agua a cerca de dos mil familias en la zona de Mallín Ahogado). Por otro lado, permitirá observar la violación de la Orden de no Innovar, porque en este momento siguen trabajando con este permiso de la provincia. Entendemos que si la medida sigue vigente se va a verificar la violación. Supongo que a partir de ahí se tomará alguna decisión. 

Toda la trama parece un lento juego de ajedrez que se va midiendo en el día a día. Pero los vecinos organizados no ceden al desgaste. “Este proyecto no le trae ningún beneficio a El Bolsón y Mallín Ahogado solo le trae despropósitos. La Pampa de Ludden es una suerte de esponja que retiene al agua, para luego drenarla a través de los arroyos y del canal. Si esto avanza dejaría de ser una esponja y empezaría a ser algo aplastado. Al mismo tiempo, la provincia declaró la emergencia hídrica, tenemos un 59% menos de lluvia que las medias anuales anteriores. Pensar en un desarrollo que desforesta, que pone casas, que trae gente, es en contra de la existencia del agua y acrecienta los riesgos de incendio. Entre Cuesta del Ternero y la zona de Lago Puelo se quemaron 30 mil hectáreas. Es tremendo pensar que la provincia puede con una mano escribir que hay emergencia hídrica y con la otra aprobar un cambio del uso del suelo en la zona rural”, reflexiona Sandra.   

Frente a esto es que la Asamblea tiene claro seguir caminando los tres ejes de trabajo que viene desarrollando: la comunicación y la difusión, la presencia en las calles y el seguimiento del administrativo y judicial que no puede abandonar. “Solo con la lucha esto no lo vamos a frenar. Hay que utilizar las instancias del Estado para poder acompañarse”. 

Relatos de poder 

Yo entiendo al privado, a las empresas Laderas y a quién está detrás: lo que quieren hacer es un negocio multimillonario. Lo que no entiendo es que los funcionarios de turno, quienes deberían protegernos de esto, no solo no nos protegen sino que toman partido y se ponen del lado de la empresa”, dice Marcelo Fernández, también integrante de la Asamblea. “No le podes pedir al zorro que no coma gallinas, pero el problemas es quién abre la puerta del gallinero”, grafica. Como tantos en la comarca no pude no hilar que los funcionarios obedecen a estos intereses. “Fueron puestos por esta gente para hacer lo que están haciendo, no es que estaban y llegó este privado sin conocer y los funcionarios aprobaron. Tienen todo el respaldo económico para seguir ganando elecciones y mantenerse en el poder y cumplir la función para la cual fueron puestos en ese sitio”, dice.  

Él también recuerda cuando Nicolás Van Ditmar se presentó en la feria para decir que habían adquirido hectáreas para hacer un aeropuerto. “Al no tener consenso y como recién estaba llegado a Lago Escondido eligieron bajar el perfil. Pero ya en el 2008 el entonces intendente de El Bolsón aparece con un proyecto de una refundación de la ciudad. ¿En qué consistía? En el traslado del aeropuerto de donde está ahora -en el ejido urbano- hacia la recta del Foyel, pegada a la Pampa de Ludden. Se hizo un plebiscito y le dijimos que no a la refundación de El Bolsón. Unos años después, en el 2010 aparecen estas empresas Laderas del Perito Moreno y Laderas del Paralelo 42, una gana la licitación del Perito Moreno y la otra presenta este mega proyecto de lotear la Pampa de Ludden, después de haber adquirido en forma fraudulenta las tierras, porque eran fiscales y Mirta Soria se las vendió a Maximiliano Mazza, cuñado de Nicolás Van Ditmar, apenas 6 meses después de titularizarlas, algo que no está permitido: tiene que pasar cinco años. En definitiva, esto está mal desde siempre”. 

Todo este trenzado de poderes y proyectos pone en juego bienes esenciales, como es el agua.  Así lo expresó, incluso, una carta dirigida por Greenpeace a la Gobernadora. Allí, la organización también señala que este proyecto implicará un impacto significativo por cambio de uso de suelo (desmonte) en una zona de valiosa biodiversidad y provisión de agua. Igualmente recuerdan que “el proyecto se encuentra dentro de la Reserva de Biósfera Andino Norpatagónica de la UNESCO, solicitada por los gobiernos de Río Negro y Chubut, la Administración de Parque Nacionales y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. “Dicha área posee importantes valores ecológicos en términos de representatividad, funcionalidad ecosistémica y exclusividad. En términos de biodiversidad, la zona propuesta cuenta con una significativa riqueza genética ya que, aunque posee un número moderado de especies animales y vegetales, gran parte de ellas son endémicas, únicas y exclusivas de esta región. Asimismo, la conservación de los sistemas naturales a escala regional aseguraría el mantenimiento a futuro de un importante número de funciones y procesos claves en la reproducción de bienes y servicios”, detalla la misiva que enumera una importante serie de daños, normativas y leyes que se infringen (LINK CARTA).   

“Esta gente juega un juego geopolítico que no es del día a día nuestro. La pelea de mañana va a ser por el agua dulce y esta gente se queda con lagos gigantescos y agua pura de la cordillera”, dice Marcelo recordando el caso de Lago Escondido, un emblema de la zona,  símbolo de la extranjerización de tierras estratégicas. 

Es en este mismo lugar el multimillonario inglés maneja también Patagonia Energía, empresa mediante la que opera una central hidroeléctrica sobre el río Escondido que entrega su producción, a un precio promocional por tratarse de energía renovable, al mercado mayorista argentino en el nodo El Bolsón. Para dar un ejemplo de la impunidad, Marcelo señala que para llevar el cable desde la usina al interconectado debería haberse hecho un soterramiento por la zona de Los Repollos, pasando por El Maitén. Sin embargo, fue desde la Central, pasando por la Pampa de Ludden y toda la costa del Río Azul hasta la usina de El Bolsón, y ahí se interconectó. “Cuando fuimos a decirle al funcionario de turno que por ley el cable debía ir por Los Repollos, y no por la Pampa de Ludden y la costa del Azul nos dijo que estaban trabajando para cambiar la ley. Entonces, hacen primero y después van sobre el hecho consumado. Tienen esa metodología. Primeo voltean 200 lengas en el Cerro Perito Moreno para hacer una pista de esquí y después pagan al multa. Manejan ese sentimiento de impunidad”. 

– ¿Qué se puede esperar de la justicia?

 Justicia. Eso es lo que uno espera  Que midan con la misma vara. De ser así estaríamos más que protegidos, si los jueces fueran imparciales esto no debería prosperar. Todo lo del 2011 para acá en Pampa de Ludden es ilegal.   

Innecesario e ilegitimo 

El geógrafo Santiago Bondel, habitante de la comarca analiza en conjunto con todo el desborde ecológico las problemáticas socio-territoriales que emergen en toda esta situación. Más aún en el último tiempo con los grandes movimientos de población que se dan en el actual proceso geo-demográfico que hace que toda la zona andina sea un lugar de atracción con una ocupación tradicional de los espacios sin mucho orden. Así, apunta, junto con lo mencionado anteriormente, al problema del uso del territorio y las modificaciones que se van dando en esta región con proyección turística.  

“En ese desorden si además aparece quien tiene un poder grande para modificar todo a su antojo, es un gran problema. Promover la urbanización del campo es un grave problema, especialmente cuando la licencia social no está a la vista”, señala y da cuenta de los conflictos que se van abriendo mientras se sigue presionando sobre el bosque. “Fijáte lo que pasó en Golondrinas o sobre Cuesta del Ternero, donde el incendio fue un incendio de interface, que además de propagarse por cuestiones ambientales se potenció con cables, garrafas, autos, tanques y techos. Todo se potenció de tal manera que volvemos a aquello del estrés que sufre el bosque cuando uno se instala ahí mismo, creo que tenemos que darnos el tiempo para hacer la digestión de todas estas cosas. Lo peor que se puede hacer es habilitar urbanizaciones que no son necesarias: solo necesita hacerlas el que hace el negocio inmobiliario que necesita estar al lado de la pista de esquí. Sino no se explica”.    

Así, señala que junto con la cuestión ecológica estas cosas no pueden pasar sin que se sepa para qué, sin consenso social, sin un sentido que lo justifique. “Mallín Ahogado es uno de los lugares que todavía conserva un perfil rural y lo peor que podría pasar es que se aliente a que lo pierda cuando hubo obras de canalización, diques, un plan de un inversión de millones de dólares para poder tener agua para sostener esa ruralidad”. 

Bondel también indica como los loteos van complicando los bosques, al tiempo que también se da antagónicamente el acaparamiento de faldeos enteros, montañas e incuso cumbres de montañas que tienen un solo dueño. “Que una zona tan frágil, con cuencas hídricas confinadas y obedientes a una topografía brava esté sujeta a la voluntad de una persona, una familia o una empresa no es bueno. Así tampoco que el discurso inmobiliario venda cosas que no se pueden vender: vendo con costa de lago, dicen las publicidades, y eso no es posible. Venden el territorio como si fuera un producto y el territorio es un bien social”. 

Lo cierto es que la resistencia sigue en pie frente a los grandes negociados que ponen en riesgo el territorio y que no traerán a la zona ningún beneficio al pueblo. Así lo entienden los de a pie. Así se escucha por estos días, no solo cuando se brega por lo legal, sino por lo legítimo.  

Comentarios

Comentarios

Violeta Moraga

Violeta Moraga es periodista y Licenciada Comunicación Social. Escribe en Canal Abierto e integra el equipo de comunicación popular Al Margen.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/10/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto