La Corte y Larreta contra los trabajadores

Compartir

Mientras Horacio Rodríguez Larreta está de gira en Nueva York con los lobos de Wall Street, su policía continúa la zaga de violencia contra los pobres y sus concejales intentan pasar a la justicia de la ciudad las causas laborales y comerciales de CABA. Esta medida busca favorecer a Mauricio Macri en el expediente de la quiebra del Correo, mejorar el negocio de las ART y perjudica a millones de trabajadores. La Corte avala la jugada relámpago, mientras se autodeclaró dueña de la obra social del poder judicial. 

La Legislatura porteña aprobó con la bancada de la mayoría del alcalde Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri el ingreso por la ventana del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en el Poder Judicial para acopiar todas las causas laborales y comerciales de CABA, pasando por encima de la Justicia Nacional y las Cámaras de Apelaciones del Trabajo, y en sintonía con sendos fallos de la Corte que avalan esa operación relámpago, que apunta principalmente a intervenir en la causa por la quiebra del Correo en  hibernación hace 20 años. 

Así lo adelanté en Nuestras Voces el 27 de junio y ahora sucedió. 

Sueños de invierno

El contexto de la guerra sorpresiva que plantea la derecha neoliberal contra el Gobierno Nacional y los trabajadores agremiados y familias fuera del sistema –ayer se produjo un desalojo salvaje de la Policía de la Ciudad contra personas indigentes y pobres a las que se les quemó sus viviendas precarias durante un día de lluvia-, no podría ser peor: Rodríguez Larreta está de gira en Nueva York con los lobos de Wall Street. Se reunió con los máximos directivos de los bancos extranjeros que operan en la Argentina y con fondos buitres. 

Todos esos actores del poder real financiero le plantearon a Larreta la necesidad de devaluar el peso antes o después de las elecciones legislativas de noviembre. Tres semanas antes, la candidata María Eugenia Vidal estuvo en el mismo lugar junto a Hernán Lacunza como parte del mismo plan: horadar al Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner que fue votado por mayoría en 2019 y tiene cuatro años de mandato. 

Sin embargo, Vidal anhela asumir la presidencia de la Cámara de Diputados luego de noviembre. “No podemos esperar cuatro años”, dijo. Eso colocaría a Juntos en la línea de sucesión detrás de CFK en el Senado. “Cosas que Vidal no puede explicar: por qué se cambió dos veces de distrito, cómo se compró un piso en Recoleta, cómo es que se dicen republicanos y se quieren quedar con la presidencia de la Cámara de Diputados para ponerse en la línea de sucesión presidencial, sin tener mayoría”, publicó Leandro Santoro del Frente de Todos en su cuenta de Twitter. 

Para el legislador Juan Manuel Valdés, la actitud pública de Vidal sería directamente “golpista” y evidencia la gula de poder inmediato de la derecha en la Argentina.

Fallos 

El 2 de septiembre, la Corte emitió un dictamen con la firma de tres de sus ministros. Se trata de Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz, y Elena Highton de Nolasco. El segundo nombrado por decreto de Macri y la última en edad de jubilarse. 

¿Qué dijeron en 24 carillas?

Que 11 millones de trabajadores y trabajadoras deberán recurrir primero a las Comisiones Médicas por distrito (en CABA con 3 millones de habitantes existe una sola Comisión) antes de iniciar acciones legales por accidentes de trabajo. Se basaron en una Ley de 2017 sancionada por el macrismo para favorecer a las aseguradoras de riesgo de trabajo que mueven un mercado de 900 millones de dólares. Una de esas compañías pertenecería al Grupo Clarín. El fallo se conoce como el caso Pogonza y condena a la deriva a millones de  trabajadores que pueden accidentarse. En la Argentina muere un trabajador cada 14 horas por accidentes laborales.  

El 23 de septiembre, apenas 21 días después del fallo Pogonza, la Corte por iniciativa de Maqueda nombró a Horacio Rosatti como presidente y a Rosenkrantz, vicepresidente. Ricardo Lorenzetti estuvo ausente y Highton de Nolasco emitió una tibia oposición. 

¿Qué escena se produjo? 

Un misterioso afiliado del gremio de los empleados judiciales que encabeza el oscilante dirigente Julio Piumato –de negar a CFK y marchar con el fiscal Carlos Stornelli por el caso Nisman hasta acá, siempre “a paso de vencedores”- realizó una demanda penal por presunta “malversación de fondos” en la Obra Social del Poder Judicial (OSPJ) que recayó –nunca mejor descripción- en el Juzgado regenteado por la jueza cercana a Macri, María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo.

La OSPJ fue allanada porque habría un  cheque de 10 mil millones que llegó a la Corte. La OSPJ no presentaría balances hace 15 años y no contaría con auditoría externa ni interna. La controla un funcionario que funciona para Maqueda. ¿Su nombre? Aldo Tolón que suena a bodegón. Pero no. 

Rápidos de reflejos y obedientes para los mandados, las huestes de Rosatti, Maqueda y Lorenzetti se pusieron de acuerdo en una resolución de raquíticas carillas que cambió el artículo 1 de la OSPJ y dispuso su autonomía y dependencia de una Secretaria de la propia Corte. 

Para tal fin, nombraron a otro funcionario que funciona –esta vez para Lorenzetti- a cargo de la administración de esos fondos. 

Pase y lea. 

Para concretar esa ejecución no hubo ausentes ni descontentos. Votaron los cinco ministros de la Corte vía Internet pese a contar con un salario de más de un millón de pesos sin pagar Ganancias. 

24 horas después de repartirse la caja de la OSPJ y a días de elegirse a sí mismos a perpetuidad, Lorenzetti le concedió un reportaje a Luis Novaresio, que para ser periodista es un experto comediante. 

 

 

 

 

 

En 44 minutos soporíferos, Lorenzetti se mostró molesto con Rosatti y Maqueda pero no emitió sonido alguno sobre el caso Pogonza, la sentencia del caso Bazán que empodera al TSJ de CABA, y el dictamen que favoreció a las ART en un mega-negocio de 900 millones de dólares. 

Novaresio no sabe que en CABA hay 110 jueces laborales y 30 camaristas. Pero Lorenzetti, Maqueda y Rosatti, sí.

El 22 de septiembre, la Cámara de Apelaciones del Trabajo produjo un fallo que demuele la competencia del TSJ en causas laborales y cuestiona los fallos de la Corte. La Cámara del Trabajo rechazó de plano el avance del TSJ sobre su jurisdicción en una resolución de dos páginas lapidarias. Aquí el fallo.

Fallo by NuestrasVoces on Scribd

Por eso, la Asociación de Abogados Laboralistas se declaró en alerta y movilización y hasta la Asociación de Magistrados se declaró en contra de la creación del TSJ como un apéndice de la Corte. La presidenta del TSJ, Inés M. Weimberg es cercano al ex presidente Macri. 

El Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, que cuenta con 55 mil afiliados, se manifestó en contra de “una tercera instancia”, con el empoderamiento del TSJ por sobre la Justicia del Trabajo y Comercial. 

Para mal de males, el procurador interino eterno, Eduardo Casal quiso defender a un funcionario acusado por violencia de género. Se trata de José Ulloa, acusado por maltrato.

No sería el único: Juan Manuel Ugarte aparecería como regente de los procesos sin acceso a la defensa contra fiscalas que no se someten a los designios de Casal y son constantemente hostigadas sin pruebas. 

Total normalidad. 

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso, periodista, escritor y docente de la Facultad de Periodismo de La Plata. Recibió el Premio Walsh por su trabajo periodístico en 2017.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/10/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto