Larreta-Vidal | Cómplices en la miseria

Compartir

María Eugenia Vidal dejó a la provincia de Buenos Aires fundida, con una disminución atroz del PIB, crecimiento de la pobreza y cierre de Pymes. Ahora apoya al diputado misógino Fernando Iglesias y hace campaña junto a Horacio Rodríguez Larreta con las vacunas que compra el Estado Nacional. El «capital mental» de Manes y las visitas del «Coti» Nosiglia a Macri en Olivos.

María Eugenia Vidal y el alcalde Horacio Rodríguez Larreta comenzaron el mes de agosto haciendo campaña con las vacunas que compra el Gobierno Nacional. Las autoridades de CABA no adquirieron ni una sola dosis desde que se inició la trágica pandemia que azota al planeta. Junto a Fernán Quirós –de inteligencia semántica comprobada- se tomaron una fotografía en un centro de vacunación porteño pintado de amarillo, donde suelen aclarar en profusos carteles que CABA depende de las provisiones del Estado Nacional. Es decir, que los gobernantes de CABA son meros intermediarios sin gestión de salud pública para 3.000.000 de habitantes en el sitio más rico del país. 

La Argentina logró traer 44 millones de vacunas y aquí se producen los dos componentes de la vacuna Sputnik V y AstraZeneca Oxford.  

Según el análisis del experto Martín Barrionuevo, Argentina ya vacunó con éxito al 88% de los mayores de 40 años con al menos una dosis, y el 56% de las personas de 60 obtuvieron el esquema completo de inmunización contra el virus del Covid-19. 

De hecho, el país contrató 8 millones de dosis de la vacuna china Sinopharm al mes y otros 24 millones de la estadounidense Moderna, además de 20 millones de Pfizer, que llegarán en 2022. 

En el caso de Moderna, se está utilizando para combinar con la primera de dosis de Sputnik, en un esquema inmunológico semejante al que realizan Francia y Alemania, entre otros países de Europa. 

Así y todo, Rodríguez Larreta y Vidal, quien habla como un hada buena y se comporta en público como el ser siniestro de aquel escrito de Freud, cuestionan con falacias a Alberto Fernández y a CFK. 

Unos días después de la pantomima de las vacunas que ellos jamás compraron, Vidal apoyó al diputado misógino Fernando Iglesias en una fotografía, posando a la derecha del panelista televisado, Martín Tetaz, quien al igual que el experimento de Nicolás Dujovne viró de los sets de TN y La Nación+ al ring electoral de la mano del Pro y el radicalismo inspirado en 1955.    

De maneras angeladas, Vidal acompañó a Mauricio Macri en su paso ascendente en CABA. Ahora le ruega “colaboración” en la campaña electoral. Vidal dejó la provincia de Buenos Aires fundida, con una disminución atroz del PIB, crecimiento de la indigencia y la pobreza, cierre de cientos de Pymes, pérdida de empleo masivo, destrucción del aparato productivo en la región más importante y rica del país, y vaciamiento de la educación y la salud públicas. 

Veamos qué hizo Vidal en la Provincia para entender por qué busca refugiarse en CABA. 

Tierra arrasada

Según datos del primer informe para la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la Emergencia, la gestión de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires tuvo estas cifras de terror: mientras en la Nación la caída del PIB fue un 4% en los cuatro años de Macri en el poder, Vidal hizo con sus manitas que “la contracción económica acumulada en el período fuese aún más pronunciada: el Producto Bruto Geográfico cayó un 5,1%. En 2019 la caída en relación a 2018 fue del 1,1%, cerrando el segundo año consecutivo en baja, lo que no sucedía desde el año 2001. Al igual que a nivel nacional, la actividad en la PBA cayó en 3 de los últimos años”.

Los datos concretos, fácticos, destruyen el relato de la ex gobernadora: “Para la industria, las consecuencias del programa neoliberal fueron aún peores –subraya el informe Bicameral-. En la comparación entre los primeros diez meses de 2015 y 2019, la actividad industrial bonaerense se contrajo un 10,8%. Esta situación es generalizada a todos los sectores industriales, excepto la refinación del petróleo. Los más afectados fueron Textiles (-38,2%), Tabaco (-33,8%), Papel y cartón (-22,4%) y Caucho y Plástico (-16,7%). Un verdadero industricidio”.

A los trabajadores y trabajadoras les fue todavía peor. “En el período 2015-2019 se perdieron 64.416 puestos de trabajo privados registrados en la provincia. Esta problemática afectó particularmente a las Pymes, que en su totalidad perdieron más de 107.000 puestos de trabajo privados registrados en este mismo período. La situación de las Pymes se profundizó en la industria y el comercio donde se perdieron 42.000 y 19.000 puestos de trabajo privados registrados, respectivamente. Como consecuencia, se produjo una muy pronunciada caída en los ingresos. En el período que va del tercer trimestre de 2015 al último trimestre de 2019, el poder adquisitivo de los asalariados privados registrados en el Gran Buenos Aires disminuyó más del 15% mientras que en el resto de la provincia se observó una caída de un 12,7% (OEDE, Ministerio de Trabajo). La pérdida fue aún mayor que la registrada a nivel país para ese mismo período (-13,4%).

Como no podía ser de otra manera, los indicadores sociales actuales son pavorosos. Según datos del INDEC, el 38,4% de los bonaerenses están por debajo de la línea de pobreza, concentrando la provincia el 55% del total de la población del país en esa condición (primer semestre de 2019). Asimismo, 1.249.923 bonaerenses se encuentran bajo la línea de indigencia, lo que representa un 8,7% del total. Así, el 59% de los hogares del país en esa condición se encuentran en la PBA”. 

Delirio místico

Desesperada ante la fractura polar de la Alianza que supo construir con la extrema derecha de la Argentina, Elisa Carrió viajó desde su casa de Exaltación de la Cruz hasta el barrio porteño de Caballito. Sentada junto a Vidal y su obediente ladera, Paula Mariana Oliveto Lago, desparramó una serie de frases para la antología de la autoayuda. 

Dijo Carrió: “No pueden decir que es corrupta, gorda, puta o loca”. 

La citó el alquímico diario Clarín. “Además, acusó a la SIDE, habló de feminismo, ‘la llegada de Dios’ y dejó un mensaje a los nietos argentinos”.

Antes de despedirse hasta la próxima función, Carrió (sin la cruz en el pecho) deslizó su visión sobre el feminismo. “A nosotras nos gusta la casa, amo el hogar, la mesa bien puesta. Ahora los hombres se parecen a las mujeres: les gusta cocinar, ahora pueden llorar. Yo quiero ser ama de casa y ama de casa vamos a ser siempre, porque ese es el verdadero matriarcado. Y nos gusta trabajar afuera, también”. 

Manes trabajó con Vidal 

En tiempos en que María Eugenia Vidal vivía encerrada en una base militar sin contacto alguno con los millones de pobres e indigentes que generó su paso fugaz por la gobernación bonaerense, y sin ir ni siquiera a trabajar presencialmente en la Gobernación, el médico Facundo Manes fue nombrado en el “Consejo Consultivo Científico” del “Ministerio de Coordinación y Gestión Pública”

¿Y cuál era el fin del Consejo que integró Manes? 

Consejo Consultivo Cientifico by NuestrasVoces on Scribd

Aconsejar a Vidal sobre “el capital mental” en una llamada “Unidad de Desarrollo para el Capital Mental”. 

Curioso: la CIA desarrolló en la década del ’50 del siglo pasado, una clínica en Canadá donde médicos neurólogos y psiquiatras experimentaban usando la manipulación del psiquismo de las personas como si fuesen cobayos. 

Vidal y Manes llamaron “capital mental” su extinta sociedad. 

Claro que ninguno de los dos referentes de la democracia liberal se ha referido a esta cuestión de los años en que la Argentina estaba destrozada por sus propios dueños.

Pasó cuando Macri auguraba que no quería (¿o finalmente quiso?) volverse loco y un día gatilló la suba del dólar y depreció millones de salarios valuados en pesos. Los documentos oficiales revelan el estado de mudez del hada y su ex asesor mental. 

Manes no sería tan distinto. 

El visitante inesperado

Los sótanos de la UCR son controlados por Enrique “Coti” Nosiglia hace 38 años. 

Desde 2017 hasta 2019,  Nosiglia visitó al menos en 15 oportunidades a Mauricio Macri en la Quinta presidencial de Olivos. 

En la mayoría de esas ocasiones, Nosiglia asistió solo y estuvo entre 45 minutos y dos horas mano a mano con Macri. Dos de los hijos de Nosiglia también aparecen en los registros de visitas a Macri. Pero este cronista nunca investigó ni lo hará a los hijos de nadie. Nos ocupamos solo del señor Nosiglia (p), protector y factótum de poderosos empresarios que vaciaron empresas enteras y dejaron en la calle a 500 trabajadores en 2016. Aunque Nosiglia no habló de estas banalidades con Macri en sus tertulias. 

A saber: 

El 13 de febrero de 2017 ingresó a Olivos con un automóvil de alta gama cuya patente terminaba en (51) y DNI cuyas últimas cifras son 310 entró a las 13 horas y se fue a las 14:10. 

En ese tiempo veloz, Macri pasó 22 días descansando de sus primeras 50 jornadas en el sillón de Rivadavia donde hizo posar a un perro para la posteridad. 

Nosiglia volvió a visitar a Macri justo el 24 de marzo de 2017, el aniversario del Golpe de 1976 y el comienzo de la dictadura genocida. 

Estuvo a solas con Macri una hora y cinco minutos desde las 15:45 hasta las 16:50. Nosiglia regresó a Olivos el 26 de mayo de 2017 para mantener una reunión en la que coincidieron con Jorge Macri –el primo del ex presidente que es intendente de Vicente López-. 

El 22 de diciembre de 2017, Nosiglia se reunió otra vez “solo con el presidente” sin registro de ingreso y egreso de la Quinta de Olivos.

Casi cinco meses más tarde, en 2018, estuvo 45 minutos a solas con Macri en Olivos. Hasta que el Día del Trabajador, 1 de mayo de 2018, Nosiglia se reunió con Macri en Olivos en un momento bastante áspero. 

Aquel día, Macri recibió a Elisa Carrió –protectora del hada Vidal- desde las 16 hasta las 16:57, en una especie de zoom presencial con el periodista Edgardo Alfano de TN, Roberto Urquía, y demás visitantes. 

Nosiglia esperó hasta el 15 de agosto de 2018 y estuvo dos horas con Macri. Ocurrió en plena disparada del dólar. 

En septiembre de 2018, Macri se sinceró: “Tengo que estar tranquilo porque si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño”. 

Quizá por ese mismo motivo, Nosiglia estuvo una hora y media con Macri para lograr calmarlo el 12 de octubre de 2018. Después Macri almorzó con los deportistas olímpicos argentinos. 

El 7 de noviembre de 2018, Nosiglia concurrió a Olivos con uno de sus hijos y estuvieron con Mauricio Macri más de una hora, hasta pasadas las 18. Parece que no fue suficiente la conversación porque se prolongó entre Macri y Nosiglia el 20 de noviembre de 2018 sin registro de vuelta del visitante inesperado. 

En 2019, triste, solitario y final, Macri recibió otras 7 veces a Nosiglia. Algunas veces, “Coti” solía reunirse con el ex secretario general de la presidencia, Fernando de Andreis, uno de los integrantes de mesa judicial junto al prófugo Fabián “Pepín” Rodríguez Simón. 

El conjunto volvió a verse el 6 de noviembre de 2019, cuando Macri recibió a Laura Alonso, “Coti” Nosiglia y Silvia Gabriela Lospenatto. 

Aun no había pandemia. Macri dejó una pandemia económica y social  devastadora.   

Ejecutó su plan. 

Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, que depredó la provincia de Buenos Aires, fueron cómplices del ingeniero.     

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso, periodista, escritor y docente de la Facultad de Periodismo de La Plata. Recibió el Premio Walsh por su trabajo periodístico en 2017.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/10/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto