Los verdaderos dueños de Cushamen

Compartir

Se cumplen dos meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. La represión ocurrió mientras los mapuche pedían la liberación del lonko Facundo Jones Huala, detenido por reclamar el territorio ancestral que Benetton les arrebató. Nuestras Voces revela un documento inédito que prueba que la familia de Facundo Jones Huala habita esas tierras de la región de Cushamen en Chubut, al menos desde 1910.

Por Juan Alonso desde Cushamen, Chubut

En términos Pro, la familia del lonko mapuche Facundo Jones Huala, detenido en la cárcel de Esquel desde fines de junio con un pedido de extradición a Chile, es más argentina que Macri.

El documento que publicamos en Nuestras Voces refleja que don Domingo Jones (tatarabuelo de Facundo) vivía en la región de Cushamen, provincia de Chubut, al menos desde 1904. Hasta allí llegó a visitarlo un inspector de Tierras en 1910 y describió que Domingo había hecho varias mejoras en su humilde vivienda de adobe y chapas de zinc, y además tenía ovejas y chivas que pastaban en la zona. Un antiguo centro de caza y pastoreo que usaron las tribus mapuches en su constante traslado en ambos márgenes de la Cordillera hace siglos.

 

La Colonia Cushamen fue fundada por el cacique Miguel Ñancuche Nahuelquir en 1884 luego de que el Estado le reconoció esas tierras tras la mal llamada Campaña del Desierto por el decreto Ley 1501 del 2 de octubre de ese año. La tribu de Nahuelquir era parte del grupo del gran cacique manzanero Valentin Sayhueque: el último en rendirse al Ejército de Roca en 1885 en Junín de los Andes.

Acorralado tanto por los ejércitos de Chile y Argentina, Nahuelquir no tuvo más remedio que ser baquiano de la vanguardia de Roca en la región del sur del paralelo 42 y así salvó miles de vidas de sus paisanos. Por eso hubo sobrevivientes al exterminio del Estado. La mayoría de las veces Nahuelquir actuaba como intermediario para evitar que a “mi gente”, como solía decir, les cortaran la cabeza o los fusilaran.

El decreto declaraba en su Artículo 1: “La fundación de colonias en la zona de campos fiscales situados en los territorios de Río Negro y del Chubut, limitada al norte por el arroyo Chacaihuarraca, al este por el río Chico, al sur por las colonias Fofo-Cahuel y Leleque pertenecientes a la Compañía de Tierras del Sud Argentina (comprada por el grupo Benetton en 1991) y al oeste por las colonias Cholila de propiedad de la misma compañía, Fitrihuin y Maitén pertenecientes al señor Tomás Brooke (después compradas por los ingleses de La Compañía)”.

El Artículo 2 estableció: “Fúndase desde luego bajo el nombre de Cushamen una colonia pastoril regida bajo la ley de octubre de 1884, la cual ocupará la parte de dicha zona situada en el territorio del Chubut, inmediatamente al sur del paralelo 42, hasta comprender una superficie máxima de 125 mil hectáreas”.

Hoy Benetton tiene un millón de hectáreas. Lo que equivale a 46 ciudades de Buenos Aires.

Macri y la tercera invasión inglesa

La antropóloga mapuche, Fabiana Nahuelquir recabó el testimonio de los descendientes de Domingo Jones: Carmen y Nicolás Jones, y de Edelmiro Tranamil, en la comunidad mapuche-tehuelche. Nahuelquir afirma que “Don Domingo Jones era nacido en Azul, Provincia de Buenos Aires. Cuando sus hijos contaban su historia decían que él, desde allá, tuvo que viajar a la Patagonia porque fue cautivo en tiempos de las campañas militares del estado en contra de las familias indígenas. Domingo contó que estuvo preso, que lo privaron de la libertad. Cuando pudo disparar se vino al sur, se quedó y contrajo matrimonio”.

El matrimonio de Don Domingo Jones y Doña Carmen Epuyan se radicó en el paraje Mina de Indio. Eran padres de Julián y abuelos de Carmen, Nicolás y Evaristo.

La antropóloga relata también que la familia cuenta que “el abuelo Domingo decía que había llegado de Inglaterra; de donde habían venido los galeses”. Esta historia fue transmitida por Julián Quinto Jones a sus hijos.

Julián Jones se casó con Emilia Marinao y se asentó en Vuelta del Río. “Después de ser desalojados por el comerciante Breire, el abuelo Rogelio Marinao amparó a su hija Emilia dándole tierras en su lote. Este lugar es el que hoy ocupa don Nicolás Jones dentro de la comunidad. El abuelo Rogelio ya había atajado un atropello anterior, cuando un comerciante intentó desalojarlo aduciendo una deuda que había contraído José Marinao; su hermano. Aquella vez, Don Rogelio tuvo que entregar todos sus animales para saldar la deuda. En ese mismo lote, además de los Jones, viven también la familia de Teresa Calfiqueo por ser esposa, la de José y la de Don Edelmiro por ser nietos de Don Rogelio Marinao”, explica Fabiana Nahuelquir.

Otra cacería mapuche en la Patagonia

Dos meses sin Santiago

A 60 días de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, el gobierno no ha respondido qué hacía el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, en la puerta del casco de la estancia Leleque de Benetton el día 1 de agosto cuando desapareció Santiago. Noceti estuvo a 7 kilómetros del hecho. Un grupo de gendarmes de El Bolsón y Esquel están bajo sospecha al igual que los jefes de los destacamentos de El Bolsón y Esquel.

El nuevo juez de la causa, Gustavo Lleral, llegó esta semana a Esquel y dijo que no leyó la causa. Son 5 mil fojas donde lo más claro es el encubrimiento y la narrativa de la negación de la Gendarmería y el Ministerio de Seguridad.

La misma impunidad que padece la familia Calfullanca por la desaparición de dos hermanos en 2013 en Cholila.

La misma persecución brutal que sufrió la comunidad mapuche-tehuelche de Vuelta del Río con helicópteros artillados y paisanos golpeados y esposados en plena cordillera bajo órdenes del juez Guido Otranto. Para mal de males al regresar de Esquel, manos al servicio de oscuros intereses quemaron la casa de la familia Calfupan en Vuelta del Río. Ahora la están reconstruyendo. Lo mismo sucede con la memoria. Por eso el documento de Domingo Jones, para probar que aquí los lazos humanos son más importantes que el olvido y la memoria es intangible. Al igual que este infinito Sur. Lleno de voces que atraviesan el frío, la muerte y el viento.

@jotaalonso

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso, periodista, escritor y docente de la Facultad de Periodismo de La Plata. Recibió el Premio Walsh por su trabajo periodístico en 2017.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/10/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto