Santilli y su comando de operaciones

Compartir

No fue casual la movida de lapidación del candidato Diego Santilli en contra de una trabajadora docente de La Matanza: se produjo el mismo día en que el Gobierno de Axel Kicillof otorgó un aumento del 45,5 por ciento a los sueldos docentes. Mientras tanto, el crecimiento de los homicidios en CABA es escondido y se consuma el mayor remate de terrenos públicos. La denuncia contra Mauricio Macri por irregularidades en su «fideicomiso ciego» durante su mandato.

El vicejefe de Gobierno de la Ciudad más rica del país no quiere hablar del crecimiento del 22 por ciento en la tasa de homicidios durante 2020. Diego Santilli prefirió escrachar desde sus redes antisociales a una trabajadora docente de La Matanza con un vídeo que generó el linchamiento mediático de la mujer a través de la cadena parapolicial de la hegemonía de la comunicación comercializada.

Y como era obvio, a Santilli se le sumó raudamente el radical cordobés, Mario Negri, quien fuera zorro gris durante la dictadura genocida.

Nada dijeron Santilli y Negri sobre el peligroso auge de asesinatos por ajustes de cuentas entre bandas de narcotraficantes en el Barrio 31 de Retiro, la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, el Barrio Zavaleta y la zona de Lugano,  donde ha crecido también la violencia doméstica y los crímenes de género. En todo ese territorio marginado de la riqueza actúa la peor policía del país y la más cara. Se trata de la Policía de la Ciudad a cargo del alcalde Horacio Rodríguez Larreta, quien oficia de rematador oficial de tierras fiscales, mientras se reúne en campaña y está denunciado junto al inefable Santilli por la fiesta de cumpleaños de Elisa Carrió en plena cuarentena, con 70 invitados, mariachis incluidos, en su casa de Exaltación de La Cruz, sin autorización del municipio. 

No fue casual la movida de lapidación de Santilli en contra de la trabajadora docente. Se produjo el mismo día en que el Gobierno de Axel Kicillof otorgó un aumento del 45,5 por ciento a los sueldos docentes con una cláusula de revisión de acuerdo a la inflación. 

De esta forma, Santilli intenta desestabilizar al gobernador de la provincia de Buenos Aires –cuyo territorio devastó su aliada María Eugenia Vidal cuando vivía refugiada en una base militar-, y también sería una respuesta mafiosa del macrismo contra el recibimiento de la madre de un policía desaparecido por parte de Alberto Fernández. 

Se trata Vardush Davtyan, mamá de Arshak Karhanyan, agente  policial de la Ciudad quien fuera visto con vida por última vez en febrero de 2019 en CABA. 

“Antes de su desaparición, Arshak fue trasladado desde un área de pericias en la que estaba en la Policía de la Ciudad a una dependencia de exposición de inteligencia”, recordó la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y agregó que cuando la fuerza de seguridad porteña realizó las pericias en el celular “la información estaba perdida”. 

Curioso: los peritos de la Policía porteña hallaron datos en el celular del agente desaparecido solo hasta enero de 2019, un mes antes de que desapareciera de la faz de la tierra luego de salir de su domicilio sin teléfonos celulares, con su arma reglamentaria y tras comprar una “pala de punta” en un comercio mayorista. 

El 24 de agosto de 2019, Irina Hauser repasó este misterioso caso desde Página/12: “Arshak tenía un Iphone y un aparato POC, que es un teléfono específico que utiliza la policía. Solía llevarlos siempre con él, pero el 24 de febrero los dejó en su casa. Como era alguien con conocimientos y grandes habilidades en informática, una de las suposiciones que se manejan en la causa es que no los llevó con él para evitar ser rastreado en una circunstancia determinada. En términos de la investigación del paradero de una persona es un gran problema, porque los celulares facilitarían la búsqueda. A la vez, se suponía que disponer de los celulares permitiría hacer una reconstrucción a través de su contenido. El hermano de Arshak, de hecho, los entregó cuando hizo la denuncia. Los tuvo la propia Policía de la Ciudad para analizarlos pero los pasó a la fiscalía, desactivados y sin datos, diciendo que los expertos no habían podido extraer ninguna información. La Policía Federal, por decisión del fiscal Vismara, restauró el Iphone y logró recuperar información que tenía hasta la última copia de seguridad, del 31 de enero”, escribió Hauser.

Una alta fuente que estuvo a cargo de la pesquisa desde PFA le dijo a este cronista que “no recuerda” el episodio. Raro. ¿Pacto de silencio? 

“La Policía de la Ciudad fue más bien pasiva, algo llamativo porque lo habitual es que en hechos que afectan a los integrantes de sus filas muestren fuertes respuestas corporativas –subrayó Hauser en su crónica de archivo-. Lo sucedido con la pericia sobre el teléfono encendió la alarma de la fiscalía, que tuvo que dirigir la atención al comportamiento de la fuerza. Y comenzó a apoyarse en otros órganos de investigación, como la Procuraduría de Violencia Institucional y la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia. Ahora se investiga si la policía porteña hizo todo para averiguar y si alguien ocultó o adulteró información. A través del Ministerio de Seguridad de la Nación se ofreció una recompensa de 500 mil pesos para quien aporte datos. Contra lo que suele ocurrir, aparecieron muy pocas personas con ofrecimientos de información, ninguno acertado”. 

Ante la desesperación de madre de la víctima y por indicación directa de Alberto Fernández la recompensa es ahora de 5 millones de pesos para quien aporte información sobre el paradero de Arshak.

Para mal de males, Rodríguez Larreta y Santilli nombraron director de una escuela porteña a un docente que defiende la dictadura militar y se manifestó en contra del INADI y de las políticas de género. https://www.pagina12.com.ar/363884-nombran-director-de-un-colegio-de-caba-a-un-defensor-de-la-e

El nombre del sujeto en cuestión es Gustavo Albonico y fue designado a cargo de la Escuela Número 2, Santo Colona del barrio de Parque Chacabuco. Los gremios docentes y padres pidieron a través de Ademys y UTE-CTERA que Rodríguez Larreta dejera sin efecto semejante nombramiento. 

Lo extraño es que el hada siniestra, María Eugenia Vidal en su paso por la Provincia cerró 33 escuelas rurales y retrajo el presupuesto educativo. En estos días se dio el lujo de hablar de educación cuando ella la destruyó.  

En CABA la situación no fue mejor: hasta la llegada de Mauricio Macri al poder en diciembre de 2015, el presupuesto docente de la Ciudad era el más alto del país superando el 33%. Rodríguez Larreta y el excelso Santilli lo redujeron al 24,5% en tiempo record.   

Los cruzados del Sur

El miércoles 25, una agrupación llamada Consenso Bariloche ejecutó un acto racista en contra de los reclamos ancestrales de los pueblos originarios tehuelches y mapuches de la región. Con una mezcla de liberales libertarios y letrados conservadores de CABA, el grupo se reunió en el Hotel Inacayal. 

La apertura estuvo a cargo de Juan Lascano, especie de vocero del foro y vicepresidente de la Junta Vecinal Llao Llao, quien dijo ante la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras: «Valoramos esta iniciativa en un contexto de conflictividad por la temática de la ocupación de tierras, con una vocación de encontrar una salida positiva para todas las partes, siempre con un espíritu de no confrontación”

Estas personas se reunieron en un hotel que lleva el nombre del cacique Inacayal. Eso tampoco es una casualidad. Se trata de un jefe tomado prisionero de la avanzada del Ejército de Roca en San Martín de los Andes que murió en extrañas circunstancias en el Museo de La Plata alrededor del 26 de septiembre de 1888. Sus restos óseos fueron restituidos recién en 1994 y enterrados en Tecka. 

A causa del odio y su depredación moral, la tumba de Inacayal fue profanada a mediados del año pasado. El 30 de agosto de 2020, escribí este hilo en la red Twitter sobre la trágica historia de Inacayal.

El mismo día de la Junta de los propietarios del Turismo en Bariloche, el periodista Alfredo Leuco olvidó su antigua ferviente militancia en el Movimiento Todos por la Patria y publicó una sarta de infundios odiosos en el medio predilecto de la embajada de EE UU con el título: “Quieren fundar una Nación Mapuche en nuestra Patagonia”. 

Allí regresa de forma tortuosa al año 2017 con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado y el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel a manos de la Prefectura comandada por Patricia Bullrich. 

Según el delirio de Leuco, “Cristina y su militancia más fiel, los consideran poco menos que revolucionarios y por eso, los asisten legalmente y los ayudan a que ocupen tierras, incluso las del Parque Nacional Nahuel Huapi, donde los verdaderos mapuches de la comunidad Wiritray hacen un trabajo maravilloso, porque construyen todo y no destruyen nada”. Y siguió: “Esta verdadera pandemia de usurpaciones y destrucción se está produciendo en la zona cordillerana que va desde Villa Pehuenia hasta Esquel y afecta a tres provincias: Neuquén, Rio Negro y Chubut.

La sociedad democrática debería estar alerta y exigir a las autoridades que apliquen todo el peso de la ley a los que la violan. Es cierto que estamos ocupados con la hecatombe de la economía, el fracaso sanitario, la inseguridad galopante y las elecciones que se vienen. Pero acá está ocurriendo algo de extrema gravedad institucional y no podemos mirar para otro lado”.

Por la noche, el diario La Nación, que según Esmeralda Mitre (hija del fallecido Bartolomé) pertenecería a Mauricio Macri con una potencial inversión de unos 15 millones de dólares, sostuvo desde su tribuna de doctrina. “Patagonia: piden cambiar una polémica ley que impide resolver los conflictos territoriales. En Bariloche, referentes políticos, jurídicos y vecinos se reunieron para buscar soluciones a las ocupaciones que crecen en el sur; fuertes críticas al rol del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas”. 

En España, la ultraderecha quiere regresar al franquismo. Aquí al siglo XIX. 

Fideicomiso ciego

Al cierre de esta edición, el diputado nacional Rodolfo Tailhade denunció a Mauricio Macri por las irregularidades advertidas en la Inspección General de Justicia sobre la constitución y funcionamiento del denominado “fideicomiso ciego” que administró parte de su patrimonio durante el período en que fue presidente de la Nación, y pidió que se lo cite a prestar declaración indagatoria.

El legislador presentó nueva información en la causa que se inició tras la denuncia de la Oficina Anticorrupción contra Macri por ocultar bienes y consecuentemente falsear las declaraciones juradas que presentó como funcionario público. En este caso puntual, “ese deliberado ocultamiento se complementa con operaciones financieras y movimientos bancarios de grandes sumas de dinero absolutamente inconsistentes con lo informado por el ex presidente respecto de su patrimonio”, advirtió el diputado en el escrito que presentó ante el Juzgado Federal N° 1 a cargo de María Servini.

La denuncia surgió de la investigación del periodista Ari Lijalad en El Destape Web. La publicación dio cuenta de las llamativas transferencias al exterior que durante 2019 realizaron distintos integrantes de la entonces familia presidencial, que sumadas arrojan un total de 9.358.361 dólares.

En detalle, los envíos al exterior de Gianfranco Macri (hermano de Mauricio) totalizan 5.149.132 dólares; los de Francisco Macri (hijo) 1.443.139 dólares; Gimena Macri (hija) 1.151.287 dólares; Agustina Macri (hija) 669.654 dólares; Mariano Macri (hermano) 169.219 dólares; Juliana Awada (esposa) 139.149 dólares; Florencia Macri (hermana) 86.000 dólares; y el propio Mauricio Macri transfirió al exterior 720.000 dólares el 25 de abril de 2019, en medio de la salida de dólares más grande de la historia argentina.

“Más allá de la profundización de la pesquisa en torno a esos giros bancarios, la transacción que involucra de manera directa al ex presidente se revela absolutamente inconsistente en relación con sus declaraciones juradas, lo cual fue determinante para concretar esta presentación”, remarcó Tailhade. La declaración jurada de Macri de fines de 2018 arroja que tenía 140.726 dólares en cuatro depósitos, mucho menos de los que sacó del país unos meses después. El dólar estaba a $ 45,90. Si hizo una transferencia de 720.000 dólares necesitaba 33.048.000 pesos, pero declaró apenas 96.593 pesos en varias cuentas.

Como se ve las cifras no cierran. Por eso Macri se sigue negando a pagar al Estado los 5 mil millones de pesos y los 11 millones de dólares que le adeuda al Banco Nación por el Correo. 

La causa por la quiebra cumplió 21 años de hibernación. Se llama impunidad.  

Comentarios

Comentarios

Juan Alonso

Juan Alonso, periodista, escritor y docente de la Facultad de Periodismo de La Plata. Recibió el Premio Walsh por su trabajo periodístico en 2017.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 19/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto