Adela, Mayra y las viejas

Compartir

Adela García Salaberry fue una poetisa sufragista, feminista de avanzada en el municipio que hoy dirige otra militante feminista, Mayra Mendoza. Más de 100 años de lucha rompieron con la hegemonía de varones y barones. Hasta la histórica Casa de Adela llegó La Revolución de las viejas, con la presentación del libro de Gabriela Cerruti, un conversatorio y una muestra de arte de viejas de Quilmes. «Tenemos que construir una forma de vivir distinta. Es una mirada que tenemos desde el feminismo, y que es principalmente para las viejas, los viejos y las vejeces», alentó la intendenta Mayra Mendoza.

Yo he sufrido el cautiverio en ronda de sollozos / sobre vastas ciudades que no conciben/ las mujeres de ojos soñadores.

Adela García Salaberry (poetisa, vecina de Bernal, 1889-1965)

“Recién hablábamos de la importancia del título La Revolución de las viejas. Muchas veces se plantea a una persona como vieja, tiene toda una connotación negativa. Desde la mirada, filosofía y cosmovisión que llevamos adelante las feministas, que resignificamos todo el tiempo, y eso que nos hacía mal tiene que ser algo que nos pueda consolidar en nuestra identidad y esencia. Y que La Revolución de las Viejas sea un desafío y algo hermoso de encarar desde ese lugar.  Me parece que es toda una señal y un mensaje que tenemos que construir. Y ver de qué manera somos parte. Se trata de involucrar este sector de la sociedad con políticas activas”, dijo Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes.

Fue en la sede de la Dirección de Personas Mayores, ubicada en la calle Roca 635, Bernal, la casa donde vivió la poetisa Adela García Salaberry, una avanzada del feminismo que perteneció al movimiento sufragista y utilizó «la palabra como construcción de su propia subjetividad, reconocimiento de nuevas subjetividades, en la batalla por la autonomía y por los derechos civiles y políticos de las mujeres. Voz silenciada por el discurso hegemónico, monolítico y monólogo». Allí estuvo la diputada nacional, escritora y periodista Gabriela Cerruti presentando su libro «La Revolución de las Viejas» en un encuentro con las viejas de Quilmes en el que también visitaron una muestra de obras artísticas que realizaron mujeres adultas mayores del municipio como parte de las actividades de la semana del 8M, Día Internacional de la Mujer.

«Estando en esta casa no puedo dejar de pensar que nosotras venimos de hombros de gigantas. Nuestras ancestras, nuestras pioneras fueron mujeres como Adela, sufragista amiga de Alfonsina Storni, feminista cuando el mundo era dominado por los varones y el patriarcado, a principios de 1900. Ellas dieron esa pelea junto a Alicia Moreau de Justo, cuando las mujeres no teníamos derecho ni a ser elegidas ni a votar. Había un gobierno que se decía elegido por el voto universal y en ese universo no estábamos las mujeres. Que pensaría Adela de verme acá, sentada al lado de una intendenta de un populoso municipio del conurbano bonaerense, una intendenta feminista, abortera, proveniente del campo popular. Este era un lugar que hasta hace muy poco estaba reservado a los varones y también a los barones con ‘b’ larga. Esa línea de Adela a Mayra nos pone en un recorrido de grandes mujeres que cada vez van corriendo las fronteras para las que vienen».

Adela García Salaberry

Durante el evento se hizo un zoom en el que también participaron la secretaria de Niñez y Desarrollo Social del Municipio, Florencia Di Tullio, la secretaria de Mujeres y Diversidades de la Comuna, Sofía Tomé, integrantes de la Dirección General de Personas Mayores, junto con varios adultos mayores.

En la charla por zoom hubo un  ida y vuelta con las y los viejos que se sumaron, quienes se entusiasmaron con el nuevo enfoque sobre la vejez plena y activa de la que ya son parte. Las protagonistas del encuentro también se tomaron su tiempo para recorrer la muestra de obras de arte “La Casa de Adela”, una exposición de las viejas de Quilmes de pinturas y dibujos, en el marco del Día Internacional de las Mujeres. Y allí el diálogo con las artistas.

Fotos; Julieta Ferrario

 

“Cerruti no te conocía. Me encantó tu criterio y tu objetividad. Realmente decís cosas que nos hacen meditar y pensar, nos abrís los ojos; realmente me gustó tu inteligencia. Y lo que más me gustó es la lucha de todas las mujeres”, comentó Beatriz Andrade, autora de uno de las obras expuestas.

En tanto Stella Maris Bardón afirmó: “Estamos muy felices por este espacio, porque pensamos que el tiempo de la madurez es el tiempo de la creación también y del diálogo. Por eso me inspiré en eso e hice una obra que se llama `Vidas, porque las mujeres debemos juntarnos, porque juntas podemos hacer muchas cosas lindas”.

La quilmeña Cristina Bondad agradeció a Cerruti su trabajo en el Congreso por “ser la voz de todas las feministas”, y exclamó: “Sigamos militando y buscando que todo el mundo se entere de que los viejos de viejos seremos activos, no pasivos, y que estamos para seguir luchando y saliendo a la calle para cuando estemos vacunadas”.

“Mostramos las obras que hacen nuestras vecinas. Hay muchas más que quieren exponer su arte y sus conocimientos, y tienen que saber que hay un espacio desde el Municipio de Quilmes abierto a que esto se multiplique”, remarcó Mendoza.

Y destacó el esfuerzo de la provincia y de Quilmes en la vacunación de adultos mayores. Solo en su municipio hay 200 mil ciudadanos que son población objetivo de la campaña de vacunación. Mendoza también habló de lo que viene: «Tenemos que dar vuelta la página, tenemos que construir un nuevo horizonte, sentirnos valiosos, importantes, orgullosos. Construir una forma de vivir distinta, es una mirada que tenemos desde el feminismo, y que es principalmente para las viejas, los viejos, las vejeces. Con una perspectiva de Derechos Humanos para trabajar toda la temática de personas mayores».

Por su parte, Gabriela Cerruti destacó: “El libro habla sobre las nuevas vejeces y sobre cómo tenemos que seguir siendo mujeres activas, y tenemos que construir un territorio en el cual podemos ejercer todos nuestros proyectos, deseos, erotismo y todo lo que buscamos de la vida, más allá de ese límite que nos pone el capitalismo y la sociedad de consumo, como la jubilación o la menopausia”.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 09/05/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto