El futuro es plateado

Compartir

En el mundo hay ya más de mil millones de personas que tienen 60 años o más. Las sociedades envejecen cada vez más rápido, pero eso no implica que se mire a las personas mayores de forma positiva. Las Naciones Unidas declararon a 2021-2030 la Década del Envejecimiento Saludable con el fin de colaborar en la creación de una sociedad para todas las edades. ¿Se vislumbra el fin del viejismo?

“La vejez no es un buen lugar para los débiles”. Ya sabía Bette Davis cuando dijo esa frase, que esa etapa de la vida no era nada fácil. Pasar la barrera de los 60 implica sumergirse en una realidad llena de innecesarios menosprecios sociales.

Prejuicios, conceptos erróneos generalizados y ninguneo son algunos de los obstáculos que tienen que atravesar los viejos y las viejas. Aunque todavía tienen mucho para aportar, con frecuencia se las considera personas dependientes, frágiles, aisladas o una carga. Estas actitudes de discriminación por edad (conocida como viejismo o edadismo) limitan la libertad de las personas mayores para vivir las vidas que eligen.

“La discriminación por edad tiene muchas consecuencias porque hace que la gente piense que no puede y se autolimite. ‘A esta edad no puedo hacer esto o lo otro’, ‘voy a parecer una vieja ridícula’, ‘jamás me van a dar ese trabajo’. Simbólicamente, los 50 es el momento en el que la sociedad comienza a decir que empezás a perder relevancia”, comenta Flora Proverbio, quien cuando tenía 40 y pico fue expulsada del mundo corporativo y ese sacudón hizo que se convirtiera en activista contra el viejismo.

 

“La discriminación por edad tiene muchas consecuencias porque hace que la gente piense que no puede y se autolimite», explica Flora Proverbio.

“La versión vergonzante de los cuerpos, las caras y la sexualidad de las personas mayores es un mandato o un storytelling muy pesado que hay que reescribir”, asegura la experta. En respuesta a esta discriminación, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró 2021-2030 la Década del Envejecimiento Saludable. Es una estrategia que tiene como objetivo apoyar las acciones destinadas a construir una sociedad para todas las edades.

“Ahora que logramos vivir más tiempo, el gran desafío es que esos años sean buenos y lo más disfrutables posibles. Tenemos que ver cómo rediseñamos todo para que resulte un lugar mejor para los viejos y viejas quienes, en un abrir y cerrar de ojos, somos nosotros”, observa Flora, Co-Fundadora de Ethnos Strategy, una consultora que trabaja en el segmento 50+ generando experiencias, marcas, contenidos y políticas para un mundo atravesado por la explosión de la longevidad

La vejez es cada día más amplia. En Latinoamérica se estima que en 2050, el 27,5% de la población tendrá más de 60 años, uno de cada cuatro habitantes. Y en 40 años más, el 36% habrá pasado las seis décadas, según los cálculos de Naciones Unidas.

“Hay una transición demográfica que va a impactar en absolutamente todos los aspectos de las sociedades. No hay que verlo como un problema, pero sí gestionar este cambio para que pueda ser una oportunidad para las personas que envejecen, para sus familias y para toda la sociedad. De alguna manera, la crisis del Covid prendió la luz y nos hizo ver la mala distribución de oportunidades que existe y la urgencia de este tema –asegura Proverbio, quien también lidera una comunidad de nombre “Plateadas”–. Impacta negativamente en la salud física y emocional de las personas cuando una persona no puede sentirse relevante, vigente, le es negado el derecho a intercambiar con otros. Se deprime, está más triste, se enferma. También la discriminación por edad te quita el acceso a un ingreso, baja tu posibilidad de acceder a salud, a seguir aprendiendo, a sentirte más linda. El problema es que está tan instalado que no nos damos cuenta”.

 

Edadismo | No a la discriminación en la ciencia

 

Décadas ganadas

La vida se extiende en el tiempo pero qué pasa con la calidad de ese tiempo añadido. Que las Naciones Unidas junto con la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y otros jugadores de peso decreten que esta década es la del “envejecimiento saludable” implica un llamado de atención a garantizar acceso y derecho a vivir mucho tiempo y bien.

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró 2021-2030 la Década del Envejecimiento Saludable como estrategia para apoyar las acciones destinadas a construir una sociedad para todas las edades.

“Envejecer de manera saludable no implica la ausencia de enfermedad sino poder alcanzar tu potencial, ser lo más independiente posible, poder participar activamente de la sociedad, sentirte integrado, no ser discriminado. Este crear conciencia no solo tiene que ver con disminuir los prejuicios, sino también con convocar a todos los actores poderosos de la sociedad del sector público, los gobiernos y las organizaciones multilaterales a generar cambios para que vivamos mejor, pero también con una perspectiva que esto tiene importancia en todos los sentidos”, puntualiza Flora.

El plan es generar lugares donde la dignidad no se pierda solo por haber cumplido una edad o por necesitar una atención sanitaria. Una persona de 65 años tiene de 20 a 25 años por delante. Y son muchos quienes quieren seguir en actividad, viajar, practicar deporte, relacionarse socialmente y llevar una vida saludable.

“El envejecimiento saludable es una oportunidad para toda la sociedad. Ayuda a repensar la explosión de la longevidad como una oportunidad y no como un problema”, aclara Flora. Y agrega: “Yo siempre digo que somos la primera generación que vive esta etapa en vigencia absoluta”.

Esta nueva realidad implica una transformación porque va a permitir que millones de personas de esa edad sigan trabajando, ahorrando, creando y consumiendo. Seguramente va a hacer que nazcan algunas industrias, nuevos emprendimientos y oportunidades donde nadie pensó que podría haberlas.

 

“La revolución de las viejas”: siete mujeres cuentan por qué hoy los 60 son los nuevos 40

 

Soy lo que soy

¿Cómo empoderar a los adultos mayores en un mundo que hace culto a la juventud? Pareciera que todo lo que no encaja en ese molde lozano, se descarta. Y que la cosa empeora con cada cumpleaños. Por eso, es un gran empujón este llamado de la UN a desestigmatizar el envejecimiento.

“El sesgo edadista que puso en boga la pandemia es la infantilización de las personas mayores. El tema de la vejez como enfermedad y también como abuelidad. Todos mitos respecto a lo que significa ser mayores. Hay que denunciar estos viejismos”, enfatiza Carolina Iglesias, psicóloga que lucha por derribar mitos sobre las vejeces.

«Las empresas deberían darse cuenta de que es clave contar con un equipo de trabajo intergeneracional, donde la experiencia, el conocimiento y la formación aseguran el éxito de un proyecto», afirma la psicóloga Carolina Iglesias.

La experta se pregunta por qué nadie se moviliza cuando ocurren episodios de discriminación por edad. “Posteé en Instagram (@senes.personasmayores) ‘el racismo mata, el machismo mata y en forma de pregunta ¿y el viejismo?’ Fue impresionante lo que respondió la gente. Es un tema contundente”.

Y cuando tiene que pensar en una solución frente al anti-viejismo, la primera que acerca es potenciar los vínculos intergeneracionales. “Es interesante tener la posibilidad de mezclarse. Permite quebrar barreras y representaciones acerca de qué significa ser mayor. Esos preconceptos tienen que ver con que no nos conocemos y si no tenemos posibilidad de relacionarnos nuestras representaciones sobre las personas mayores suelen ser personas de la familia”, destaca Iglesias, quien cursa la Magistratura del Derecho de la Vejez en la Universidad de Córdoba y se dedica a trabajar la ESI y su articulación con la gente mayor.

Además, las empresas deberían darse cuenta de que es clave contar con un equipo de trabajo intergeneracional, donde la experiencia, el conocimiento y la formación aseguran el éxito de un proyecto. Es inentendible despedir a alguien por el solo hecho de haber cumplido una cierta edad.

La longevidad es un desafío global. El futuro se vislumbra no sólo digital, sino también plateado. Es clave entender esto para pensar en la innovación, la creación de nuevos empleos y el crecimiento económico. Es hoy el momento de empezar vincularse con el envejecimiento de forma positiva.


La información es clave, y para evitar la discriminación es indispensable tener siempre presentes los Derechos Humanos de las personas mayores.

Comentarios

Comentarios

Ana Peré Vignau

Ana Peré Vignau es periodista freelance y colabora en distintos medios. Hizo una Maestría en Periodismo (Universidad de San Andrés-Clarín) y una Diplomatura en Marketing Digital (UTN). También fue editora de la revista Lonely Planet.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 19/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto