A Macri se le fue la mano…derecha

Compartir

Hoy el gobierno macrista está ensalzándose con otra acusación de corrupción, donde Bonadío y el fiscal Stornelli pelean contra los molinos de viento Kirchneristas. Si hay similitud con alguna obra literaria es mera coincidencia, con pruebas que en un momento estaban, pero ahora que hay que presentarlas no están más. Por las causas de corrupción de Odebrecht tarde o temprano, Caballero iba a ir a prisión. No es un logro de la justicia actual ni mucho menos, un logro macrista. El lava-jato brasilero está dando samba hasta en la Argentina y según las pruebas que se tienen hasta el momento los únicos nombres que están en ese baile son del lado del Macrismo.

Dicen que para bailar se necesitan dos individuos, no es casualidad que para que haya coima también. Que la política está corrompida no es noticia para nadie, puede resultar muy llamativo si en algún momento, siempre y cuando exista la condena, caigan presos políticos y empresarios, la pareja de baile o de sobornos estaría completa.

En estas últimas horas el cerco mediático del oficialismo está constantemente amurallando los portales de noticias con la palabra Kirchner, bolso, corrupción K a la que se le sumó una nueva “cuaderno”. La cintura política es la que busca estrategias constantemente para levantar la imagen de aquellos que se están hundiendo y en la era del Duranbarbismo todo vale. Titulares de diarios, causas judiciales que retumban hasta en los lugares donde no llega el sol pero que luego, por parte de la justicia nacional, son totalmente desmentidas.

Hoy el gobierno macrista está ensalzándose con otra acusación de corrupción, donde Bonadío y el fiscal Stornelli pelean contra los molinos de viento Kirchneristas. Si hay similitud con alguna obra literaria es mera coincidencia, con pruebas que en un momento estaban, pero ahora que hay que presentarlas no están más. En particular algo que se ve en la manera de funcionar del macrismo es que se adjudican como propios logros de otros, como en el caso de inaugurar una nueva producción de Nissan cuando la gestión de esa inversión la hizo el kirchnerismo, en lo judicial es lo mismo.

La justicia de los vencedores

A mediados de junio del 2017 desde la Casa Blanca, según fuentes confidenciales del diario Clarín, se facilitaron cuarenta y dos nombres de políticos y empresarios y aquí la cuestión. Dentro de esa nómina se encuentra el nombre de Javier Sánchez Caballero quien es el contacto entre Macri y Odebrecht . El tabloide publica: “En el listado de los 42 figura la empresa IECSA, de la que fue accionista el primo de Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra. El más comprometido sería quien era director comercial de esa empresa, Javier Sánchez Caballero.”

También lo hizo El diario Estado de Sao Paulo, uno de los más prestigiosos en ese país,  que dio a conocer un documento de la Policía Federal en el que se analizan e-mails que comprometen al ejecutivo. Esto nos demuestra que, por las causas de corrupción de Odebrecht a las contratistas de Latinoamérica, tarde o temprano, Caballero iba a ir a prisión. No es un logro de la justicia actual ni mucho menos, si se quiere aceptar que la justicia no es independiente, un logro Macrista.

Caballero ya contaba con acusaciones por parte del fiscal Gabriel De Vedia, manejadas por el juez Ezequiel Berón, acusado de apropiación indebida de los recursos de la seguridad social haciendo que los descuentos de los trabajadores vayan para su bolsillo en lugar de ir a la ANSES. Tiempo después IECSA de Calcaterra forma una UTE con Odebrecht, Comsa y la familiar Ghella. El lava-jato brasilero está dando samba hasta en la Argentina y según las pruebas que se tienen hasta el momento los únicos nombres que están en ese baile son del lado del Macrismo.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/09/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto