Argentinos depresivos: desempleo y sueldos magros

Compartir

La depresión afecta a cerca de 350 millones de personas en el mundo según el último informe emitido por la Organización Mundial de la Salud y la cifra va en aumento. Es la principal causa de discapacidad. Más de la mitad de las personas afectadas no reciben el tratamiento adecuado por recortes presupuestarios estatales y falta de ingresos suficientes para afrontar costos en forma privada. El caso testigo: la Argentina.

La depresión afecta a cerca de 350 millones de personas en el mundo según el último informe emitido por la Organización Mundial de la Salud y la cifra va en aumento. Es la principal causa de discapacidad.

Es un trastorno mental que puede convertirse en un problema complejo si se prolonga en el tiempo o su intensidad pasa de moderada a grave; entonces, causa un gran sufrimiento y altera las actividades laborales, escolares y familiares. En situaciones extremas pone en riesgo la vida. Alrededor de 800.000 personas depresivas se suicidan anualmente en el mundo.

Los factores que la propician

En la depresión entran interacciones complejas donde se involucran variables sociales, psicológicas y biológicas. Sus desencadenantes son circunstancias vitales adversas. Hoy en día adquieren preeminencia: el desempleo que se expande en el mundo, la inestabilidad laboral y los sueldos magros. Se agregan causas que siempre han facilitado la aparición del trastorno: el fallecimiento o la prolongada enfermedad de un ser querido, entre otros múltiples motivos como divorcio, posparto y enfermedades crónicas.

A la vez, la depresión puede producir estrés y disfunción y empeorar el estado general de la persona. Asimismo, se relaciona con la salud física, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden generar depresión y viceversa. Además, se suman factores genéticos.

En cuanto a enfermedades crónicas, el médico psiquiatra, presidente de la Asociación de Psiquiatras de Santa Fe (Argentina), y miembro de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA,) José Domínguez, en su habitual espacio en una radio local dijo que los síntomas depresivos son comunes en pacientes hipertensos o con patologías oncológicas.

Recortes de presupuesto en tratamientos de salud mental

En otro orden, existe un profundo obstáculo: no todos los Estados destinan recursos económicos suficientes para el desarrollo de tratamientos de salud mental, no facilitan la actualización de profesionales especializados y además recortan personal capacitado.

Es así como más de la mitad de los afectados en todo el mundo (y más del 90% en muchos países) no recibe tratamientos, y aun cuando rige una resolución de la OMS de mayo de 2013 que sostiene que todos los países deben contribuir a una respuesta integral y coordinada en materia de trastornos mentales.

Otro impedimento importante para un diagnóstico y un tratamiento acertados y acceso a medicamentos obedece a que -resentida la asistencia pública- en muchos países los enfermos carecen de ingresos monetarios suficientes para recibir la atención privada y comprar medicamentos.

Un caso testigo: la Argentina

Un caso testigo en América Latina es la Argentina, que en el periodo 2003/2015 el kirchnerismo hizo del sistema de salud uno de los más completos del mundo, pero tras haber construido 21 hospitales en todo el país, equipado en alta complejidad a otros 21 y crear 94 centros de atención primaria – incluyendo la con la cobertura total de especialidades- junto a la implementación de variados programas de prevención en salud, hoy lamentablemente todo cayó en saco roto y el país en la materia va en camino a un abismo insoslayable.

Desde 2016, el gobierno de Cambiemos viene instalando la decadencia de la salud de las clases media y baja con cierre de hospitales públicos, despidos de profesionales de la salud y crueles recortes de presupuesto nacional en cuanto atañe a programas de prevención y tratamiento sanitarios.

Los argentinos que todavía tienen trabajo perdieron en dos años la cuarta parte de su salario por una inflación desmesurada que devora sus ingresos de exiguo incremento, mientras su cobertura médica laboral se precarizó, al extremo de que les han quitado prestaciones o deben abonar por servicios que durante el gobierno anterior no se les exigía. Las prepagas de calidad se están convirtiendo en un lujo solo para minorías de alto poder adquisitivo.

Argentinos depresivos

Las últimas estadísticas en depresión del país datan de 2015; el gobierno nacional actual no hizo ninguna evaluación al respecto. Pero según un estudio mundial de la OMS de 2017, la depresión afecta a uno de cada 20 argentinos, de los cuales seis de cada 10 no reciben tratamiento.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/01/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto