La cobardía de los jueces

Compartir

Los jueces están muy seguros en sus cargos: su posición es vitalicia, se necesitan las dos teceras partes de Senado para removerlos. Imagínense si con la presión de Clarín algún legislador de la oposición se va a atrever a votar en contra de un juez del Multimedio. Ante las herramientas de la Constitución son impunes, pero no ante las persecuciones mediáticas.

Ni hablemos de lo que es el Consejo de la Magistratura: un organismo hecho para que sea imposible remover a un juez; sólo recuerdo la remoción del juez Freiler (para beneplácito de Macri, quien echaba espuma por la boca, luego de que éste votara en favor de la excarcelación de los dueños de C5N) en un bochornoso acto, en el que el presidente de la Corte de es momento, Ricardo Lorenzetti, «secuestr´ó» a un miembro del Consejo, para que el oficialismo alcanzara la mayoría necesaria para concretar este ilícito.

Ante las herramientas de la Constitución son impunes, pero no ante las persecuciones mediáticas. Ergo, las opciones son: hacer su trabajo decentemente y exponerse al escarnio mediático o cometer prevaricatos a la carta de los multimedios sin pagar consecuencia alguna (hasta estos tiempos). Van algunos ejemplos:
Stornelli (alias extorsionelli) sigue siendo fiscal, a pesar del escándalo de la saga de extorciones en tándem con el agente ¿de qué agencia? Marcelo D’Alessio y el operador periodístico Daniel Santoro.
Eduardo Casal lleva más de tres años en el cargo de Procurador “interino” general de la Nación, a raiz de la renuncia forzada, vía métodos mafiosos, de la Doctora Alejandra Gils Carbó. Sus actos más sobresalientes fueron su absoluta indulgencia frente a los zafarranchos del fiscal extorsionador y sus ataques, asquerosamente armados, contra la fiscala Gabriela Boquín (la que salvó al estado, al menos por el momento, de que el grupo SOCMA – Sociedad Macri- le vuelva a meter la mano en el bolsillo).
– Los camaristas Bruglia y Beruzzi, quienes fueron trasladados de forma ilegal, para reemplazar a los jueces Freiler y Bellesteros, debido a que Macri los mandó a expulsar, vía métodos propios de la ndrangheta calabresa siguen lo mas panchos ocupando cargos en la sala uno de la cámara federal y dictan fallos, siempre para proteger a Macri y sus secuaces, como si no existiera el mañana.
– El mismo (me niego a llamarlo juez) Bonadio: con todos los prevaricatos que realizó, dejó su cargo a causa de una enfermedad natural; personalmente lamenté mucho su deceso, me habría encantado, que tenga que sufrir la humillacion pública (módico precio por el daño que hizo), en vivo y en directo que tuvieron que soportar los “jueces” Petrone y Barroetaveña durante el glorioso alegato de CFK en la audiencia por el sainete del dólar a futuro.
– Ni hablar de cara de piedra de Borinsky, quien ocultó sus visitas a Macri y que ahora rechaza el mismo su incompetencia para intervenir en casos relacionados justamente a Macri.
.
No obstante todo eso, creo que empiezan a tener miedo, se sabrán muy impunes pero le temen a la exposición y le temen porque saben que los que hacen es delincuencial, es vergonzante y los desacredita en su entorno.

Son apenas pequeñas alegrías, pero qué lindo fue verlo a Stornelli, escapando de un notero de C5N e intentando tapar la cámara con una mano, cuando salió a la luz su connivencia mafiosa con el agente ¿de qué agencia? D’Alessio y el ¿periodista? Santoro.

Qué lindo es leer en las crónicas del juicio de vialidad los reiterados papelones que sufre la querella en sus intentos de sostener una acusación sin sustento. Qué lindo poder decir a viva voz en alguna reunión de trabajo a los adoradores de Clarín: “seguramente ustedes no lo saben, porque Clarin no se los cuenta, pero la querella de esa causa pasa un papelón atrás del otro”. “Día a día se va demostrando que Lanata les mintió”.

Qué lindo fue verla a CFK sopapear verbalmente tanto a los jueces del la causa de vialidad, como a los del dólar futuro en vivo y en directo. Me pongo en la piel de esos jueces al servicio de Clarín: ¿qué habrán sentido mientras eran humillados en vivo y en directo por una mujer a la que odian y a la que tal vez la corte de cristinólogos del multimedio les hizo creer que era no era más que una vieja enferma y solitaria?

Más allá de eso, ¿cómo se habrán sentido al enterarse que el multimedio que los impulsó a generar esos zafarranchos jurídicos y a los que sirvieron ciegamente, transmitieron en directo su humillación pública, a manos de esa mujer que les hicieron creer que estaba acabada?

Los jueces del dólar futuro finalmente dictaminaron el sobreseimiento de los acusados. Desconozco si fue porque se lo ordenaron desde Clarin para no tener que darle otra cadena nacional a su enemiga, o si entendieron que era mejor recibir una reprimenda mediática del multimedio a tener que sufrir otra sopapeada verbal de CFK. De lo que no tengo dudas es que se deben sentir aliviados al dar por terminada esa locura.

Pienso entonces: ¿no estarán tentados otros jueces de tirar la toalla? ¿Se habrán enterado, que a pesar de la posicóon dominante del multimedios, es cada vez menor la corte de sus adoradores? ¿Cuántos de estos adoradores se atreven a sostener los disparates de esas plataformas de falsedades sin temor al ridiculo?

Más importante aun: ya somos un 40% que no les creemos nada. ¿Durante cuánto tiempo se puede sostener algo asi? Un medio periodístico al que no le cree una 40% de la población y cuyos mismos adoradores, más allá de su odio irracional al peronismo, no se atreven ya a jurar nada en su nombre, porque saben en el fondo que les están mintiendo y a pesar de esa devoción al odio le tienen miedo al ridículo. Por el bien de nuestra sociedad espero sea poco.

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 07/12/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto