La escandalosa reunión ministerial de Bolsonaro

Compartir

Un vídeo revela una explosiva reunión entre Bolsonaro y sus ministros con amenazas e insultos. La grabación oficial en video de la reunión de gabinete es un cóctel explosivo que incluye amenazas a los jueces, a gobernadores y alcaldes, insultos, un llamamiento a aprovechar que la prensa está concentrada en la pandemia para flexibilizar leyes medioambientales y la  injerencia política con el fin de blindar a sus hijos en investigaciones policiales.

La reunión ministerial de Bolsonaro del 22 de abril en el palacio de Planalto ya fue publicada.

Esta algarabía de pendencieros no se puede explicar al mundo si no se entiende la historia de Brasil, y sobre todo su pasado esclavista.

Pero los periodistas que trabajan para el sistema financiero extranjero ya salieron a tratar de tranquilizar la opinión pública, al afirmar que esta no es una bala de plata.

La jerga de baja estofa usada en la tertulia y la estrecha visión del mundo de sus componentes escandaliza a las personas con educación y decoro, este fenómeno no se puede explicar solo por el lavado cerebral de la propaganda antinacional de la derecha.En realidad la raíz de esta barbarie se encuentra en su tradición déspota de los señores del azúcar y el café, y los capataces de las minas.

La gente decente, rara vez en la vida entra en estos oscuros antros de estas organizaciones delictivas, donde se vociferan crímenes contra el patrimonio nacional y la ciudadanía.

El video confirma como la acción de Lava Jato destruyó el Brasil, lo arrojó en su peor marginalidad, con prisiones ilegales y procesos electorales fraudulentos, y a esta barcaza se subieron los personajes más peligrosos y atrasados de la patria.

Bolsonaro propuso a los gritos una guerra civil, y para esto sugirió armar a la población para que se insubordinase ante los gobernadores y sus policías.

No faltó el vómito del ministro educación Abraham Weintraub, quien vociferó la idea de meter en la cárcel a los ‘’once vagabundos» que son los jueces del Supremo Tribunal Federal.

El ministro de medio ambiente Ricardo Salles, que ya fue condenado por falsificar mapas para favorecer a las madereras en Amazonia, propuso aprovechar el momento de «distracción» de la prensa con el coronavirus para modificar todas las normas y favorecer así la desforestación, para ejecutar todos los crímenes posibles contra el medio ambiente.

Paulo Guedes ‘’ministro de economía’’ que viene de los quehaceres de Pinochet, propuso el delito de demoler lo más rápidamente el Banco de Brasil.

El ministro Moro fue apenas la oveja dócil del encuentro, bajo la lluvia de barbaridades, solo improvisó un vergonzoso elogio para el jefe de la banda.

Esta gente se cree conservadora y en la cumbre de la supremacía racial, pero quedó evidente que ninguno ahí leyó un libro de buen nivel en su vida, ni siquiera pueden conservar el portugués formal en su habla, por eso discuten como marginales, lo hacen con los desperdicios de un portugués que encontraron tirado en las tabernas.

En realidad están todos nerviosos y agresivos como avispones, la irritación se presenta porque todavía están activos en muchas direcciones los patriotas. Pero los cipayos entreguistas no encuentran al rey de Portugal del otro lado del Atlántico, por esos se exasperan, por eso se sulfuran, los tiempos son exiguos, y no ven las horas de entregarle la cabeza de Brasil al monarca de Trump.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/05/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto