La ruta del dinero M

Compartir

El Ministerio de Modernización es, sin lugar a dudas, el puntal del “Cambio” de Mauricio Macri. El Presidente ha sabido ubicar allí a personas de su máxima confianza, laderos desde hace años y vinculados a sus más sospechadas actividades. Allí encontramos hombres que secundan y secundaron a Macri en todo su derrotero por la actividad privada. Tanto es así que hasta algunos de ellos también tienen sus offshore, como el Secretario de Modernización Administrativa, Eduardo Martelli.

El Ministerio de Modernización es, sin lugar a dudas, el puntal del “Cambio” de Mauricio Macri. No en vano, el Presidente ha sabido ubicar allí a personas de su máxima confianza, laderos desde hace años y vinculados a sus más sospechadas actividades. Desde la cabeza hacia abajo, encontramos a hombres que secundan y secundaron a Macri en todo su derrotero por la actividad privada.

Algunos son más conocidos, como el Ministro Andrés Ibarra, quien estuvo con él en Socma, el Correo Argentino y Boca. Relataba Página 12: “Cuando el juez Eduardo Favier Dubois (h) decretó la quiebra del Correo Argentino, el 16 de diciembre de 2003, a Ibarra se le prohibió la salida del país durante casi siete meses. Ocupaba el cargo de director titular de la empresa que regenteaba Sideco Americana SA (tenía el 69,23 por ciento del paquete accionario). La deuda que dejó el Grupo Macri ascendía a 659 millones de dólares de la convertibilidad y, durante su gestión, el holding puso en práctica el plan de retiros voluntarios y despidos más grande de su historia. Unos 3 mil empleados perdieron sus puestos. El directorio de Sideco estaba integrado por su presidente, Angel Calcaterra, el propio Grindetti y Jorge Rubén Aguado, gobernador de la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura militar, entre otros.»

A cargo de la Secretaría País Digital encontramos a un férreo impulsador del Voto Electrónico, Raúl Martínez. Junto a Macri desde hace más de 30 años (también en el Correo y en Boca), y como nos cuenta Gabriela Cerruti en Nuestras Voces, fue quien “se hizo cargo de Opalsen, la oscura empresa offshore que crearon los Macri para estafar al fisco argentino por 450 millones de dólares. Franco y Mauricio Macri fueron procesados en esa causa, y Martínez se presentó a declarar en el juzgado para hacerse “cargo de todo” y alivianarles sus penas a los dueños. Martínez estuvo unos días detenido, acusado además de obstrucción a la justicia.»

Pero no son estos los únicos casos de hombres afines al Presidente que ocupan cargos de relevancia en el Ministerio de Modernización. También, con un perfil mucho más bajo, encontramos a Eduardo Nicolás Martelli, Secretario de Modernización Administrativa a través del Decreto 192/2016.

Ambos se conocen desde hace décadas. Como ejemplo digamos que en 1992 la mujer de Martelli y la entonces primera esposa del mandatario, Yvonne Bordeau eran amigas y socias cuando crearon “B & O & B EDITORIAL ESPECIALIZADA S.R.L.”, un emprendimiento editorial que se puede consultar en el Boletín Oficial del 17 de febrero de dicho año.

Eduardo Martelli se desempeño en la actividad privada (en el área de seguros) hasta el 2008, cuando se suma al equipo de Macri en la Ciudad de Buenos Aires. Allí es primero Jefe de Gabinete de la Secretaría Legal y Técnica y luego Subsecretario de Gestión de Proyectos hasta su nombramiento en el Estado.

Es probable que haya sido precisamente su bajo perfil (o el claro encubrimiento mediático) lo que lo haya hecho pasar desapercibido cuando estalló el escándalo de los Panamá Papers, pues ningún medio de comunicación hizo mención a la participación de Eduardo Martelli en “Goldenberg Financial Corporatión”, fundada en julio de 1997 y vigente hasta el 2009, cuando Martelli ya era funcionario de la Ciudad.


En esta Empresa Eduardo Martelli figura como Secretario y Director. Su hermana, Valeria, como Directora y Presidente. También encontramos en la misma, como Directora y Tesorera, a Mónica Braun, la esposa de Martelli y que no es otra que prima segunda del Jefe de Gabinete Marcos Peña.

Goldenberg Financial Corporation se radicó en Uruguay a través de JP Damini & Asociados, un Estudio de Abogados propiedad del Presidente de Peñarol al que Clarín se emperró desde hace años en sindicar como clave en “La ruta del dinero K”, intentando vincularlo con Báez, La Rosadita y las supuestas escalas presidenciales en las islas Seychelles, todo siempre desmentido por el Estudio de la Banda Oriental.

Goldenberg Financial Corporation se radicó en Uruguay a través de JP Damini & Asociados, un Estudio de Abogados al que Clarín se emperró desde hace años en sindicar como clave en “La ruta del dinero K”, intentando vincularlo con Báez, La Rosadita y las supuestas escalas presidenciales en las islas Seychelles, todo siempre desmentido por el Estudio de la Banda Oriental.

En el diario uruguayo El País dicho estudio nos decía en 2014:»Jamás hemos conocido, tratado y menos aún asesorado ni a Lázaro Báez ni a ninguna persona de su entorno por lo que jamás podríamos tener “un rol clave en la Ruta del dinero K” cuando ni siquiera tenemos el más mínimo vínculo.»


Tal vez, y ante esta documentación, sería bueno que el matutino argentino de un giro a la investigación y se encargue de preguntarle al Estudio Damiani sobre sus probables vínculos con la Ruta del Dinero M.

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/06/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto