Margarita deshojada

Compartir

Cuando se acercan las elecciones, la reproducción de notas a personajes obsoletos, pero puestos en el “candelero” para el consumo masivo de las grandes mayorías desinformadas, transforma a ciertos cadáveres políticos en zombies que sostienen los rencores y odios necesarios para aplastar a quienes pudieran significar el regreso del “populismo”. Entre esos despreciables politiqueros, se encuentra Stolbizer, la Margarita deshojada de ideas y convicciones, fruto de sus adhesiones promiscuas con los poderosos y sus necesidades.

Es increíble como se nos colocan trampas mediáticas en las que caemos tan fácílmente. La reproducción de notas a personajes obsoletos, pero puestos en el “candelero” para el consumo masivo de las grandes mayorías desinformadas, transforma a ciertos cadáveres políticos en zombies que transmiten sus mensajes ridículos para sostener los rencores y odios necesarios para aplastar a quienes pudieran significar el regreso del “populismo”, ese estigmatizante título que se les ha colocado a los que luchan por una Nación con Justicia Social, independiente y soberana.

Ahora que las elecciones están a la vista, arrecian los comentarios y las afirmaciones de estos y estas conniventes con el Poder, dispuestos a dar todo de sí para sostener a la oligarquía que paga sus desmanes sociales. Los resucitan cada vez que hay contiendas electorales para que intenten borrar de la memoria popular lo que había convertido a nuestro País en una esperanza revivida, en un proceso virtuoso al que se encargaron de colocar, cada día, más y más piedras en el camino, hasta convencer, con sus sucios manejos mediáticos y la conjunción con el alto nivel de ignorancia de la sociedad, sobre la inexistencia de sus propios valores éticos.

Entre esos despreciables politiqueros, se encuentra Stolbizer, la Margarita deshojada de ideas y convicciones, fruto de sus adhesiones promiscuas con los poderosos y sus necesidades. Se trata de una mujer de escasa capacidad intelectual, pero mucho contenido odioso en su ser más íntimo, lo cual la hace avanzar contra el motivo de todos sus desvaríos, esa otra mujer que obnubila a sus adversarios y destroza sus consciencias malechoras, con solo su presencia cercana.

Por allí anda esta Mrs. Magoo del subdesarrollo, enceguecida de desprecios que terminan explotando en sus denuncias permanentes hacia su impasible rival ideológica y moral, generando actuaciones miserables ante las cámaras, firmando papeles sin el sustento que pudiera hacerlos llegar más allá de una mesa de entrada de sus Tribunales preferidos de Comodoro Pus.

No se arreda por ello, e insiste con sus patrañas inducidas por ese “diablo” mediático que fuera capaz de torturar para obtener la empresa de papel prensa. Armar escándalos obscenos en los programas indignos de ser denominados “periodísticos”, es su función. Al igual que la otra parecida pero más locuaz ofensora pública, que ahora “des-carrió” en el único tribunal que se le atreve al Poder, solo es capaz de emitir denuncias, cargos incoherentes, palabrerío funesto pero irrelevante.

No importará, porque su misión no es el éxito tribunalicio, sino el poner una duda más en el tablero de la estrategia comunicacional, de manera de infundir miedo y sospechas que cambien el oscuro panorama electoral que se les avecina. Su misión (imposible) es la de acabar con la máxima dirigente política de estos tiempos, el sueño que desvela a sus cómplices que, además, la dejaron afuera de todo “arreglo” de fórmulas electorales.

Tan inútil como indica su pequeña historia (y su gran histeria), tan persistente como la gota que pretende horadar una piedra que parece demasiado sólida para ella, menos trascendente que su pensamiento (si es que lo posee), deambula entre micrófonos cada día de sus días baldíos, tratando de encontrar la “piedra filosofal” de la oposición permanente a todo tipo de acción popular. Tal vez sea por sus ojos casi cerrados, que no ve la realidad. O puede que, simplemente, los cierre para no verla y descubrir la absoluta invalidez de su vida.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 18/01/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto