Que no sea tarde

Compartir

Un día te vas a dar cuenta que los pibes a lxs que estigmatizás por su actividad política, son lxs que ponen el cuerpo para cambiar algo. Que si te rompen las pelotas en elecciones estudiantiles es porque de verdad confían, desde los sentimientos más nobles del ser humano, en que otra realidad es posible. Y no importa si es para transformar una escuela, una facultad, una ciudad o un país. El mundo no es otra cosa que cada espacio que habitamos, y la transformación es necesaria en cada milímetro.

Un día te vas a dar cuenta de que la rebeldía era otra cosa.

Que no se trataba de cagarse de risa del mundo, de tirarle piedras a un tren ni de escupir desde un puente. No era hacerle burla a la maestra ni fumar a escondidas de quienes no lo permitían. Que esos eran sólo síntomas, formas de expresar un desacuerdo, pero sin saber bien para qué.

Y no. No te voy a negar que jugar a comer la manzana prohibida nos daba el placer de la libertad, pero decime la verdad: ¿Cuánto duraba la gloria?

Un día te vas a dar cuenta de que había más que una fruta. Que el fuego estaba en otro lado. Que para arder primero había que conocer. Que no hay nada más útil para un mundo torcido que un gilastrún que se cree piola por cuestionar las formas, pero jamás plantear el fondo del asunto.

Va a ser un bajón que te des cuenta de que los pibes y pibas a lxs que estigmatizás por su actividad política, son lxs que ponen el cuerpo (después de estudiar y laburar como vos) para cambiar algo. Que si te rompen las pelotas en elecciones estudiantiles es porque de verdad confían, desde los sentimientos más nobles del ser humano, en que otra realidad es posible. Y no importa si es para transformar una escuela, una facultad, una ciudad o un país. El mundo no es otra cosa que cada espacio que habitamos, y la transformación es necesaria en cada milímetro.

Te lo firmo, va a ser una mierda que te des cuenta de que gracias a esa compañera docente que hizo paro y se comió el descuento por ausentismo, ahora vas a cobrar un aumento salarial. Que vas a gozar de un nuevo derecho por aquellxs que la pelearon en la calle. Que mientras insultabas para abajo, te escupían desde arriba.

Vas a tener un problema real cuando te avives  que ser rebelde era otra cosa. Que si el 1% de la población mundial tiene la misma cantidad de riquezas que el otro 99%, lo que sobran son causas para luchar.

Y entonces te vas a preguntar: ¿De qué carajo sirvió rebelarme a todo, si nunca cuestioné la raíz de la «normalidad»? ¿Por qué en vez de tirar tantas piedras, no hice algo para que esas piedras se transformen en viviendas? ¿Y si en vez de quejarme de lxs que quieren cambiarme la forma de hablar, de lxs que usan un pañuelo en la mochila, o de lxs que cortan una calle para visibilizar un reclamo, me hubiera puesto a cuestionar de cuántas injusticias soy víctima y victimario?

Es cierto. Quizás ese día no llegue nunca. Pero ojalá que si llega, sea hoy. Porque mañana puede ser tarde para un pibito para el que no alcanzó la comida en un comedor, para un docente que encendió una garrafa en mal estado, para un luchador social que apareció ahogado en un río, para una piba que murió por querer hacerse un aborto seguro y recibió tu condena hacia la práctica clandestina.

Y no existe religión que no enseñe a mirar al prójimo como a uno mismo, así que no metas a ningún Dios en esto. La mezquindad es asunto terrenal y es hora de hacerse cargo.

A veces pienso que no sirvo más que para ladrar un par de estas pavadas, pero creo infinitamente en lxs que luchan y cada tanto me dan ganas de decirlo. Porque son mejores que yo en todo sentido. Porque van a tener la sabiduría para unirse cuando sea necesario, a pesar de los matices.

¿Sabés? Me encantaría que en cada esquina de esta ciudad adversa hubiera unx militante del campo popular que quisiera convencerme de que lxs vote para transformar esta basura.

Estoy convencido: La antipolítica no es rebeldía, es sumisión.

La política no es sucia, la ensuciaron a propósito.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 27/05/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto