Secuelas de guerra

Compartir

En todas las guerras veremos que el sufrimiento perdura eternamente en los combatientes. En victoria o en derrota, el destino del combatiente es pasar al olvido, la sociedad se niega a ver el tragedia, el terror y la muerte, y el Estado, respondiendo a ese mandato social actúa en consecuencia. Ellos, los soldados, no sabían que el participar en la guerra sería eterno, eterno dolor, pesadillas e impotencia.

Estudiar las guerras me dio la oportunidad de encontrar similitudes entre ellas, desde La Gran Guerra hasta el último de los conflictos armados convencionales en el año 1982, con la guerra de Malvinas, en todas veremos que el sufrimiento perdura eternamente en los combatientes. Una de las similitudes que mas me llamó la atención y me motivó a estudiar el perfil sociológico durante esos conflictos fue que, la mayoría de los combatientes provenían de la base de la pirámide socioeconómica, fueron las clases más bajas quienes se ofrecieron o fueron obligadas a combatir en los más encarnizados frentes de batalla.

En victoria o en derrota, el destino del combatiente es pasar al olvido, la sociedad se niega a ver el tragedia, el terror y la muerte, y el Estado, respondiendo a ese mandato social actúa en consecuencia. Llevar esa carga, lo indescriptible del dolor y la crueldad, lo que un hombre es capaz de hacerle a otro hombre, sin conocerlo, sin saber porqué hay que quitarle la vida, ese momento donde el pasado y el futuro desaparecen respondiendo al interés supremo, el de conservar la vida.

Un excombatiente será eternamente soldado y como tal, fuera de la guerra, no puede vivir en paz. Platón decía que «Al fin de una guerra sólo la encuentra el soldado muerto «.

Un soldado tiene recuerdos de la guerra, muchos son alegres, graciosos a veces, pero en una charla profunda, cuando se indaga en la realidad de la guerra, de SU guerra, cuando el soldado recuerda el silbido de las balas, el estampido de los cañones y morteros, los gritos, el miedo y la boca reseca, los recuerdos se convierten, indefectiblemente, en lágrimas. Los recuerdos lo llevan hacia amigos heridos, muertos, durante y luego del conflicto..

La incomprensión del civil ante semejante nivel de agresión es imposible de explicar, cuando hablé con soldados, veteranos de Malvinas, todos se referían, en algún momento, al olor de la guerra. Un olor que jamás volvieron a sentir pero que nunca olvidaron. Como entender el «OLOR» de la guerra desde la Paz en la que vivimos como sociedad..

Esto no sólo pasó en La Argentina, todos los excombatientes, de todos los conflictos, fueron olvidados por los estados, los registros en video confirman lo sucedido luego de la 2da Guerra Mundial, Corea, Vietnam y Malvinas no fue la excepción, vimos películas de todas las guerras, muchas. Lo primero que dice cualquier soldado es «LA GUERRA NO ES COMO EN LAS PELÍCULAS.»

Con la Pandemia de Covid, se agravó la lucha diaria de los veteranos, la paz, tan conocida por nosotros los civiles, es en muchas ocasiones soledad para un excombatiente y los veteranos luchan cada día su guerra interior y la imposibilidad de reunirse en los centros de veteranos, el aislamiento en caso de contagio, hemos oído reclamos de todos los sectores sociales durante este año y medio, pero alguien oyó a los veteranos de Malvinas?.

Ningún medio les dio voz para conocer su situación durante la cuarentena, eso fue de una crueldad inmensa. Una crueldad de la que también soy responsable por no publicar mis charlas con ellos.

Lo cierto es que murieron más soldados luego de la guerra de Malvinas que durante el conflicto bélico. Argentinos y británicos. La crueldad de la guerra no distingue banderas.

Ellos, los soldados, no sabían que el participar en la guerra sería eterno, eterno dolor, pesadillas e impotencia.

Si oyéramos a los veteranos de cualquier conflicto armado NO HABRÍA MAS GUERRAS.

La guerra es una tragedia y debería hablarse de ella en todos lados, cada día, para entender que es un error que destruye física y psicológicamente a generaciones enteras.

No esperemos, como hice yo, al 2 de abril de cada año para recordar su sacrificio, su entrega…

Hablemos de los héroes y hablemos de la guerra.

Hablemos.

Comentarios

Comentarios

Mi Voz

Mi Voz

Los artículos de nuestros lectores. Porque Nuestras Voces no es un medio, es una comunidad. Para escribir tu artículo ingresá al menú Mi Voz, opción Escribí tu nota.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 17/05/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto