Turismo Interno, caminando hacia la incertidumbre

Compartir

CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) lleva adelante año a año la elaboración de datos estadísticos interesantes para cualquier análisis sobre flujos turísticos. Si comparamos los datos de la temporada turística 2014 y 2015 podemos ver:
-Entre Diciembre y Enero de 2014 25.4 Millones de viajeros aportaron a las economías regionales $43.577 Millones, priorizando, debido al aprovechamiento de los fines de semanas largos, destinos no tradicionales y de cercanía. El tránsito de estos viajeros se resultó 2.4% superior a la temporada 2013 y la taza de pernocte superó en 25% la de la temporada anterior siendo en 2014 de 4.5 días. A ellos hay que agregar las miles de personas que se trasladaron a pasar una jornada (sin pernocte) en localidades cercanas atraídos por festivales, eventos deportivos, o la naturaleza misma, ya sea playas, mares, ríos, lagunas, o simplemente los paisajes. Si bien no hay cifras precisas, se estima que por lo menos otros $2.500 millones de pesos más se gastaron en la modalidad “excursionista”.

-En la temporada 2015 la cantidad de turistas que se desplazó por el país fue de 27.8 Millones (9.8% más que la temporada anterior) desembolsando de forma directa $60.048 Millones. Elevándose un 4.7% la venta de bienes y servicios vinculados con el turismo. Los datos de pernocte no sufrieron cambios significativos. Siempre quedan por sumar los excursionistas que viajan motivados por eventos puntuales y que no están incluidos en las estadísticas oficiales.

Cuando en noviembre de 2015, en plena campaña electoral por el ballotage, el actual Presidente de la Nación Mauricio Macri proponía (a mi criterio y el de muchos, irresponsablemente) terminar con los feriados largos porque “los argentinos quieren trabajar”. Muchos tuvimos el impulso de salir por donde alguien nos prestara un micrófono o un oído dispuesto a escuchar a denunciar lo tremendamente nocivo para las economías regionales iba a ser tomar semejante medida ya que en el año 2015 la política de Fines de Semana Turísticos había aportado a estas economías la friolera suma de $12000 Millones.
Era sin duda una promesa formulada sin ningún asesoramiento técnico profesional, lo que demostró ser una poco sana costumbre dentro de la administración Macri. La política de desarrollo del turismo interno llevada adelante por el Estado Nacional a través del Mintur en los últimos años, estuvo basada en la premisa que sostiene que el turismo es una de las actividades económicas que más eficientemente distribuye recursos concentrados desde los centros urbanos hacia las pequeñas ciudades o poblados del interior del país.
Más claro, transfiere divisas desde los que más tienen a los que menos tienen de manera directa y efectiva.
Este cambio positivo en la matriz turística (que tradicionalmente concentraba la actividad en pocos destinos y en determinados periodos de tiempo) llevó al crecimiento exponencial (inversión mediante) de los emprendimientos tanto hoteleros como para hoteleros (Cabañas, Hosterías, Bungalós, etc.) y gastronómicos en el interior del país, generando no solo movimiento económico a través del ofrecimiento de nuevas plazas que satisfagan la demanda creada sino que además se transformaron en pequeños emprendimientos familiares que dinamizaron el mercado laboral de estas economías.
Muy por el contrario de lo que planteaba el entonces candidato y hoy Presidente en noviembre del año pasado, la declaración de un nuevo feriado rememorando la figura de Güemes el 17 de Junio contó en Senadores con la oposición de solo 2 representantes del PRO y a los pocos días fue promulgado por presidencia sin mayores contratiempos.
¿Habrá tomado conciencia el gobierno sobre la importancia para la dinamización de las economías y por eso no se opuso a la creación de un nuevo feriado que este año se estiro a 4 días?
No lo sabemos aún, lo que sí sabemos es que el movimiento turístico del nuevo Fin de Semana Largo no fue, por lejos, tan dinámico como lo supo ser.
Seguramente porque el motivante de la decisión de viajar no solo sea tener los días disponibles sino con tener los recursos disponibles, condicionando el deseo de viajar al análisis de la situación económica en lo inmediato y con expectativas economías en el futuro cercano.
La brusca caída del poder adquisitivo en las clases medias, impulsoras por excelencia del turismo interno, sumado a la desaparición del estado como motorizador del Turismo Social y la suba del costo servicios que obliga a los establecimientos hoteleros a incrementar tarifas, sumado al aumento en el transporte público y privado disparado por al aumento de los combustibles no auguran un buen futuro próximo ni para el sector, ni mucho menos para las personas de escasos recursos que dependían de los programas de turismo social para ejercer el derecho humano de viajar…
Por lo pronto y según las estadísticas de CAME este año los turistas son menos y menos es lo que gastan y pernoctan.
Los Técnicos del Ministerio del Turismo tienen por delante el desafío de volver a motorizar la actividad para, por lo menos, mantener la infraestructura turística generada por la política de desarrollo interno de la gestión anterior y no perder los puestos de trabajo. Menuda tarea en vistas de las medidas direccionamiento económico que está tomando el gobierno.

Diego F. Nicolau Grupo de Turismo Sustentable

Fuentes:
CAME: Informes Anuales sobre Movimientos Turísticos Años 2013/14/15
Télam: 08/06/2016 “El Senado convirtió en ley el feriado del 17 de junio en homenaje a Güemes”
Fundación FIEL (Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas) Informe Anual sobre
“Hotelería y gastronomía: cadena de valor, competitividad y crecimiento en la Argentina” Nov/15
Instituto Tecnológico Hotelero ITH: Informes estadísticos 2014/15/16 Observatorio Económico Hotelero

Mandá tu nota

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 24/01/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto