Conurbanas: ellas construyen 

Compartir

Las mujeres tienen cada vez más protagonismo en la política. Y el Conurbano es un semillero. Daniela Vilar, Lucía Portos y Natalia Peluso son algunas de una gran lista que pasaron de la militancia a la gestión. Ellas trabajan por las políticas nacionales y provinciales con perspectiva de género y de territorio. Aquí sus historias de lucha, transformación y cambio.

Nacer en el conurbano bonaerense tiene sus costos, y también sus posibilidades a la hora de tomar el mando. Como grandes referentas actuales, la gestiones municipales de Mayra Mendoza y Mariel Fernández son faro en espacios dónde el mando de los llamados “Barones” limitó y estacionó el crecimiento de los distritos más complejos y ricos de este territorio. Pero detrás de esas historias vienen otras, y otras. De este centro urbano estratégico y divergente, surgen mujeres militantes que hoy representan políticas nacionales y provinciales, poniendo en valor haber caminado el barrio y el territorio. Cuando se habla de conurbano se habla de lazos, de red, de organizaciones que sostienen y contienen aquellos lugares donde el Estado no llega. Para estas funcionarias, tener ese conocimiento permite articular mejores políticas al ser gobierno. 

Daniela Vilar nació, se crió y militó desde siempre en Lomas de Zamora. Como politóloga, buscó especializarse en  gestión local y políticas públicas. Referente de La Cámpora en Lomas, Vilar traduce su militancia barrial a su primer cargo como concejala en el 2015. Su empuje por proponer cambios en los modos de hacer política se tradujo en sus propuestas vinculadas a temáticas de género, diversidad, gestión ambiental, juventud y primera infancia que acompañaron una nueva visión para su municipio. 

Daniela Vilar

En el 2019 se propone como diputada nacional por el Frente de Todos, ocupando hoy ese cargo nacional. Desde ahí, asegura que venir del conurbano la ayuda a tener una visión menos superficial de una zona que es clave para el país. “Muy frecuentemente hay que escuchar a políticos y figuras públicas hablando de la provincia de Buenos Aires como un lugar inviable y del conurbano bonaerense como un problema sin solución”, dice. Para ella esa una posición desde el desconocimiento que alimenta una mirada prejuiciosa y despreciativa. 

Desde su nuevo rol sigue apostando por la participación popular, a la juventud, el feminismo y ambientalismo en propuestas innovadoras. Tal es así, que apoyada en la economía feminista, las desigualdades y los costos para el medio ambiente, lanzó el año pasado un proyecto de ley  para un «Plan Nacional de Gestión Menstrual Sustentable» proponiendo revisar los costos en economía, la salud y el ambiente tiene la menstruación, buscando visibilizar una problemática de las mujeres argentinas. Nunca antes se había visibilizado la «copita menstrual» así.

El conurbano es un gran ejemplo para Vilar de gestión pública y un motor para la economía nacional, “Lomas es mi lugar, en dónde me crié y vivo. Es también el territorio en el que milito, así que siempre voy a estar involucrada”. Aún vinculada al su territorio, en este año electoral ella entiende su actividad política desde un proyecto colectivo, dónde su participación no se mueve por un interés personal sino que va dónde puede ser más útil el aporte. 

Natalia Peluso nació en el oeste del conurbano. Allí formó sus primeros lazos sociales y humanos que la llevaron a militar la educación pública y a especializarse en este rubro cómo pedagoga y futura doctora. Trabajó y se formó con Adriana Puiggrós y Lidia Rodriguez desde la gestión de la primera en la Provincia de Buenos Aires. Luego de coordinar durante 3 años distintos proyectos de extensión de la UBA en la 21-24, comenzó su participación en el Movimiento Evita de Ituzaingó en el 2013, con eje en la cuestión educativa. En 2016 creó junto a sus compañeras “Hora Libre”, un proyecto que tuvo por objetivo principal trasformar los típicos “comedores barriales” en lugares de contención, recreación y formación que abarcan las primeras infancias hasta la adolescencia. Hoy cuentan en Ituzaingó con cinco centros educativos y recreativos de excelente calidad y reconocimiento provincial, a los que asisten cientos de niñas y niños de todo el distrito y donde la articulación con las escuelas es central. 

Natalia Peluso

En el 2019 se postuló como pre candidata a concejala en Ituzaingó. Por su militancia y referencia en temas de educación popular, actualmente ejerce  el cargo de directora de Experiencias de Educación Cooperativa y Comunitaria del Ministerio de Educación de la Nación, ocupando también la referencia nacional en educación del Evita. 

En el 2020 sus propuestas nacionales se concentraron por acompañar la educación en pandemia y los costos que esta situación trajo para los más chicos. “Creo que el conurbano te da muchas herramientas para trabajar con muy pocos recursos, para ser creativas y para pensar políticas que solucionen problemas reales”, para ella el territorio popular es el espacio donde más puede traducir la política en acciones concretas. 

Aún con sus responsabilidades nacionales,  Peluso sigue apostando en su distrito. Durante el verano lanzó una propuesta para los vecinos y vecinas, Enamorate Ituzaingó.  “Sigo participando activamente de la vida política de mi distrito. Amo mí ciudad y estoy para aportar en lo que sea necesario”. Intentando traer aire a la política local, allí se trabajan cuestiones de salud, educación, vivienda, género y ambiente para mejorar la vida de los vecinos de este distrito del conurbano. 

Lucía Portos es una militante feminista proveniente de Del Viso, pero con mucho trabajo en Pilar. Hoy es referente provincial dentro de La Cámpora, luego de años de militancia en el conurbano, que comenzó a caminar en el 2009. En 2012, asumió como diputada provincial en suplencia del entonces fallecido eJorge Varela. Y renovó su candidatura en este cargo en el 2015 representando, a la Primer Sección Electoral. Su militancia está unida al feminismo y la marea verde. Y le puso el cuerpo a la larga lista de luchas que durante el macrismo fueron necesarias poner un alto. En diciembre de 2019 fue designada Subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual del Ministerio de las Mujeres bonaerense, siendo una funcionaria estratégica de Estela Díaz. 

Lucía Portos

Desde su experiencia, Portos cree que ser del conurbano te da «un plus» porque se combina la militancia política y las responsabilidades institucionales de gestión. “Tener experiencia previa de organización, política y construcción territorial es fundamental. Nos permite como funcionarias conocer de primera mano la realidad de la vida de las bonaerenses y en ese sentido tener un criterio de realidad muy fuerte”. 

“Conocemos y estamos cerca de las redes feministas. Eso nos permite tomar buenas decisiones, y llevarlas adelante mediante articulación”, en su rol como funcionaria provincial puede seguir desplegando su aporte a Pilar, y extenderlo a todo el conurbano. Actualmente sigue siendo la responsable de La Cámpora en su distrito de origen y acompaña la gestión local del intendente Federico Achaval. “Para mi sostener la militancia territorial es parte de mi compromiso de vida”, expresa en ese sentido y enfatiza que aún en año electoral no están definidos muchos futuros políticos. Las energías están puestas en poner en pié un gobierno atravesado por la pandemia, recién pasado un año y medio de gestión.  

El conurbano sigue siendo uno de los lugares donde año a año se deposita la mayor expectativa electoral. Como territorio formador de cuadros políticos de gobierno, se le suma un feminismo popular que propone nuevas miradas y una valoración por líderes femeninos. Estas mujeres ejercen sus responsabilidades teniendo en claro sus pertenencias políticas, sus orígenes y sus territorios al que no renuncian. Se traducen en un valor en los modos de hacer, de construir, y la visión de futuro.  

Comentarios

Comentarios

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 26/05/2022 - Todos los derechos reservados
Contacto