Por la emergencia sanitaria reparan camas del PAMI en el Astillero Río Santiago

Compartir

Poco antes de dejar el gobierno, Mauricio Macri dijo que «habría que dinamitar el Astillero Río Santiago». Hoy, por un acuerdo con el PAMI, están arreglando 500 camas ortopédicas para colaborar en la pandemia. El próximo paso serán sillas de ruedas. También colaboran solidariamente con el Ministerio de Desarrollo Social de provincia readecuando containers como módulos habitacionales.

En septiembre de 2019 el entonces presidente Mauricio Macri dijo en un encuentro que mantuvo en Mar del Plata con la “mesa de Pesca” entre empresarios y funcionarios que “habría que dinamitar el Astillero Río Santiago”. Hoy, ese mismo lugar, está cumpliendo un rol fundamental en medio de esta pandemia. Tras un convenio con PAMI, obreros de la emblemática fábrica naval repararon una primera tanda de 160 camas ortopédicas, de un total de 500, que se encontraban en desuso por su estado de abandono. Serán destinadas a hospitales de campaña y dispositivos sanitarios que se están creando en todo el país. De construir barcos a reparar camas. De estar a punto de desaparecer a colaborar en la pandemia. Una postal que nadie hubiera imaginado.

Según explicó el presidente del Ente Administrador del Astillero Río Santiago, Ariel Basteiro, a Nuestras Voces: “La conducción del Astillero logró poner en funcionamiento para este fin solidario a esta gran estructura metalmecánica que tiene el país aquí en el Astillero. Pero el trabajo no quedó tan solo en este acuerdo con PAMI, que se va a ampliar seguramente a la reparación de sillas de ruedas que tenía también necesitan reparación, sino que hemos ayudado y hemos trabajado en los hospitales de La Plata, en el San Martín con trabajos de reparación y fundamentalmente de adecuación de salas con estructuras metálicas dentro del hospital. Allí hubo también cuadrillas de trabajadores que solidariamente se dieron a la tarea y en este momento también estamos iniciando tareas, adecuando containers como módulos habitacionales por un pedido del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia Buenos Aires. En definitiva, toda una serie de colaboración de ayuda para cooperar y aportar en la lucha contra esta pandemia del coronavirus, desde un lugar que trabajadores tienen conciencia de ser parte de la realidad del pueblo argentino, obviamente de la provincia Buenos Aires y entonces, de manera solidaria, aportan su granito de arena a esta lucha que estamos dando entre todos”. 

Las camas que se reparan en la fábrica naval estaban arrumbadas y abandonadas en las unidades de gestión local (UGL) del PAMI en las localidades bonaerenses de Lanús, La Matanza y San Martín, informó el organismo, que tiene previsto destinar un centenar al municipio de Ensenada y el resto a los de Quilmes y Morón. 

La semana pasada hubo una recorrida por la fábrica en la que participaron el ministro de Producción, Ciencia e Innovación tecnológica bonaerense Augusto Costa, la directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, su segundo Martín Rodríguez, el intendente de Ensenada, Mario Secco, el presidente del Ente Administrador del Astillero Río Santiago, Ariel Basteiro, y miembros de la comisión directiva de ATE Ensenada.

Lucha y trabajo

Durante los últimos cuatro años los trabajadores y trabajadoras llevaron adelante una lucha y resistencia enorme. La frase del entonces presidente, vino acompañado por políticas de desfinanciamiento. Los 3.039 trabajadores estuvieron al pie del cañón con tal de mantener sus puestos de trabajo y lo más importante: que no se privatice o se cierre. Por eso hoy viven esta situación de una manera especial. Hoy sólo están trabajando 40 personas convocadas específicamente para esta tarea, respetando los horarios habituales. Uno de ellos es Martín Echeverry que trabaja en el sector de chapa fina hace 24 años: “Nos convocaron para realizar reparaciones y puesta en función de camas ortopédicas de PAMI. Son quinientas en total nos llegaron en tandas de 160. Se están reparando los respaldares esto es ponerlas en funcionamiento en la parte ortopédica en sí, la que eleva y desciende la cabecera y los pies en la parte mecánica. Nosotros estamos tratando de recuperar la mayor parte posible de las camas que tenemos. Y en otro aspecto, lo que se puede se reemplaza por una construcción nuestra. Llevamos entregadas 160 hoy ya bajamos 30 para su pintado. Somos un grupo de seis personas en el taller trabajando y después en otros distintos sectores como electromecánica, pintura, granallado hay  otro grupito más de gente trabajando”.

Pero esto no es un trabajo más. Así lo entiende Martín: “Es una gran expectativa para nosotros colaborar con con esta pandemia y con la sociedad. Es un orgullo pertenecer y dar de alguna forma un granito de arena para que esto salga adelante lo más pronto posible y en lo que podamos ayudar para eso estamos. Astilleros siempre fue una familia y una empresa de la sociedad, sobre todo en lo que s podamos colaborar se hizo así como se pudieron construir y hacer nuevas cruces de la Basílica de Luján y el Estadio único, entre otras cosas”. 

El Astillero fue creado en 1953 con un objetivo estratégico para el país. Hoy esa premisa se vuelve a ratificar. 

Comentarios

Comentarios

Tali Goldman

Es licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y periodista. Escribe crónicas en medios digitales como Anfibia, Nuestras Voces, Latfem, entre otros. Es columnista en el programa de radio Cheque en Blanco, que se emite en Futurock. Su primer libro La Marea Sindical, mujeres y gremios en la nueva era feminista de Editorial Octubre ya va por la segunda edición.

Apoyan Nuestras Voces

NuestrasVoces.com.ar - 18/10/2021 - Todos los derechos reservados
Contacto